miércoles, 30 de julio de 2008

Medidas contra la crisis

Ayer escuchaba hablar en la tele a uno que creo que es ministro, un tal Miguel Sebastián, y me entraron escalofríos oyéndolo.
El principio de su intervención lo escuché con indiferencia, pero a medida que fue exponiendo sus planes para el ahorro de energía, ésta se tornó en asombro y cuando daba ya por hecho que la siguiente medida que nos expondría sería la de la “Cartilla de racionamiento”, salió con el reparto de bombillas, lo cual me rompió los esquemas y me dejó en fuera de juego.
Al principio me sentí aliviado de que no sacase a relucir lo de la cartilla, luego pensando en lo de las bombillas me quedé un poco decepcionado ya que presentí que yo ahí no sacaría tajada, como tampoco la saqué cuando regalaron zapatillas para ayudar a la compra de una vivienda.
Poco después y cuando habló de los coches eléctricos me vino a la cabeza la idea de que con estos automóviles no llegaríamos a ninguna parte, salvo que reduzcan el precio y aumenten del tiempo de duración, porque vamos a ver, al mismo precio que los ponen en las fiestas de mi pueblo, a 2 euros la ficha y que ésta no da ni para 3 minutos de paseo, yo para venir a trabajar necesitaría 5,34 fichas, lo que me supondría un desembolso de 10,68 euros por viaje, por cuatro viajes serían 42,72 euros al día, que por 22 días de trabajo me supondrían 939,84 euros al mes, lo que yo por ser un mileurista sí podría pagar, sobrándome incluso dinero para un bocata y una Coca-Cola. Y ojo, que me refiero a un bocata de jamón asado, que si lo quisiera de chorizo me daría para dos.
Y esta mañana seguía dándole vueltas al tema y cuando cogí el coche para ir a trabajar se me dio por pensar en que si este ministro había practicado con el ejemplo días atrás al no ir con corbata al Congreso, yo no iba a ser menos, así que recordando algunas de esas medidas encendí el coche y levanté el pié del acelerador… pero misteriosamente éste en lugar de moverse hacia delante se me iba para atrás por estar aparcado en una cuesta, por lo que tuve que pisar acelerador para no darle al que tenía aparcado detrás y de este modo y sin querer, mandé a tomar por culo la primera de las medidas de ahorro.
Vine más despacio de lo habitual y también sin quererlo le jodí al menos 600 euros a las arcas del estado, pues en el cambio de rasante que limita la velocidad a 50 y por el que generalmente suelo pasar cerca de los 70, vi medio escondido un radar de tráfico y que gracias al ministro no me pilló.
Bendito sea por esto y espero que no le cueste el puesto. pero entienda señor ministro que mi intención no era otra más que colaborar, que ya bastante culpable de la crisis me he sentido cuando el señor Solbes, me la quiso endosar diciendo que gran parte de la culpa eran las propinas a los camareros, lo cual dicho sea de paso yo no dejo, pero me siento igual de culpable por haber sido mi padre trabajador de ese gremio.
Y con la misma velocidad de la que se pasa de estar en la Champions League de la economía a estar en una crisis aguda, dejé de lado este tema y recordé que esta mañana nada más empezar a trabajar tendría que pelearme con un cliente que nos ha devuelto una letra de importante valor, tanto que deja temblando la economía de la empresa.
-Era lo que me faltaba- pensé –que ahora a mis años ir a parar al paro-, pero me quedé muy tranquilo al saber que visto lo visto y teniendo en cuenta tanta ocurrencia oficial, Zapatero arregla lo del paro en un santiamén, quizá cerrando las oficinas del INEM, o quién sabe, a lo mejor lo hace como en esta foto

martes, 29 de julio de 2008

¡Chucho, al chocho!

¡Cuidado con el perro!... no muerde, pero anda muy salido.

www.Tu.tv
www.Tu.tv
Vídeo mangado en los liantes

lunes, 28 de julio de 2008

El vino que tiene Asunción ¡hip!...

Si hoy es lunes 28 de julio yo no tendría que estar de resaca, salvo que ayer me pasase mis propias normas por el forro de los mismísimos.
Y es que quienes me conocen saben que sólo tomo alcohol 4 días al año y que los 361 días restantes dejo que éste se me reparta por todo el cuerpo, sí, es que en esos cuatro días lo tomo todo junto.
Bien, pues ayer no le tocaba y sin embargo me la he pillado y es que quedar con un amigo en una vinoteca no es lo apropiado para un bebedor ocasional, porque el vino es muy traicionero, sobre todo cuando es bueno.
Pedir una Coca-Cola en un establecimiento de este tipo no es lo recomendable, te arriesgas a que te miren mal o que te tomen a cachondeo, así que por no quedar mal o hacerle un feo al amigo, no me quedó otra más que tomar un vino.
Como no entiendo de vinos dejé que él lo eligiese, lo que hizo de maravilla pues nada más mojar los labios me di cuenta que era de los buenos.
Y entre conversación y pinchos bajó la primera copa, dije que no cuando me servían la segunda lo que no le pareció bien a mi amigo que mosqueado por esto me llamó la atención:
-Pero tú insensato, cómo que no quieres otro vino, ¿has visto lo que cuesta esta botella?- me dijo al tiempo que me señalaba otra igual en la vitrina y bajo la cual marcaba el precio.
-¡Hostiaaaa!, echa, echa, que el vino está cojonudo- y volví a mirar el precio para cerciorarme que lo había visto bien.
Y me tomé una segunda, una tercera y una cuarta copa. Y después una segunda y una tercera botella.
Lo bueno de los buenos vinos es que bajan muy suaves, lo malo es que cuando suben pierdes el sabor y ya no aprecias la calidad, por lo que emborracharse con un vino tan bueno puede resultar hasta un crimen, sobre todo para la cartera.
Que es lo que yo decía cuando íbamos por la segunda botella:
-oye tío, yo ya tengo un punto, creo que la próxima en vez de una botella de este, podemos pedir un Don Simón en envase de cartón-.
Pero hay una leyenda entre bebedores que dice que mezclar las bebidas no es bueno, así que puestos a seguir repetimos con el mismo, a fin de cuentas es mejor un agujero en el bolsillo que en el estómago.
Y lo peor estaba aun por llegar, pues emborracharse a 20 kilómetros de casa y si no tienes como regresar es muy, pero que muy arriesgado, y no tuve más remedio que arriesgar, eso sí, tuve que volver por caminos y pistas sin asfaltar… con mi coche nuevo.
Pero bueno, regresé sano, salvo y con un leve contratiempo. Es que me entró tal gana de mear que aun no había parado el coche y ya la estaba sacando y saliendo con ella en la mano nada mas detenerlo.
Y meando tan tranquilo me llevé un pequeño sobresalto cuando un coche me pasó despacito por mi espalda.
-¿Y éste por aquí?, seguro que también va borracho- pensé y seguí a lo mío.
Hasta que me doy cuenta que ese coche era el mío.
-¡Al ladrón!, ¡al ladrón!- gritaba mientras veía como me robaban y escapaban con él.
Y allí mismo, en medio de un oscuro y solitario bosque vi la luz¿pero quién coño me puede robar el coche aquí si no debe haber un alma en 10 kilómetros a la redonda?.
¡Me cago en la puta!... ¡el freno de mano!... y venga a correr tras el coche por aquellos caminos, medio borracho y con ella aún fuera.
Menos mal que lo alcancé y me dio tiempo a pararlo antes que lo hiciese aquel roble, si no, hoy estaría aparte de resacoso muy jodido.
Por cierto que llevo todo el día que me repite el queso, el jamón y las anchoas que tomé de pincho y eso es lo que tienen los buenos vinos, que al día siguiente como si nada.
Y es lo que yo digo, con un Don Simón hubiésemos llegado a lo mismo.

viernes, 25 de julio de 2008

Corpore sano in carallo duro...

Como dice un proverbio italiano: men sana in corpore sano, como dice uno catalán: salut e força al canut, como digo yo: San Antonio San Antoniño, dame forza na pirola como o porco no fuciño…
Ni sandía, ni viagra, ni ostras en vinagre, la madre del cordero está en el ejercicio y sobre todo en el levantamiento de pesas, lo que yo igual que el de la foto vengo haciendo desde hace unos años, sólo que yo lo hago con los pantalones puestos debido principalmente a que tengo la sospecha de que entre tanto forzudo hay al menos un par de descafeinados.
El sujeto de la foto podría ser víctima de un ataque por la retaguardia en el momento de dejar las pesas en el suelo, claro que él se lo habría buscado pues estoy seguro que es de los típicos que dicen lo de que 50 kilos los levanta con el pijo, y vale que exagere porque eso en un momento dado lo hacemos todos, pero coño, tampoco era como para tomarse las cosas ni tan a pecho ni tan a pene.
De todos modos y no es por presumir pero a mí lo único que me sorprende es el equilibrio que tiene, porque por el tamaño de los discos puedo decir que ese peso lo levanto yo con el pijo, vaya que sí.
El levantamiento de pesas ha de hacerse siempre con una técnica perfecta para evitar lesiones, así que no se te ocurra hacer en casa lo que hace el tipo de la foto, pero si quieres entrenar para poder hacerlo algún día, empieza colgándole dos cacahuetes y poco a poco vas aumentando.


jueves, 24 de julio de 2008

Jugando con la niña

Mucho cuidado con los comentarios que dejáis que os estoy viendo venir. Quede claro que lo que vais a ver a continuación no es lo que parece. Y para que quede bien clarito lo vuelvo a decir un poco más altito, NO ES LO QUE PARECE.
Lo que sucede es que a veces un padre tiene que hacer hasta el payaso para entretener a los hijos, eso cuando son pequeñitos, porque cuando son niñas y llegan a cierta edad aparte del payaso se hace hasta el indio… y quien dice el indio, dice de maniquí de la Señorita Pepis, que es de lo que me ha tocado ser esta noche.
Y aun por encima y para escarnio público esto, “papi, te hago una foto y la pones en el blog”.
Así que Senovilla, Eulogio y aquellos que me leáis y seáis padres de una niña de 11 años, cuidadito a lo que jugáis con ella.
El resultado puede ser este…
Yo creo que con un poquito de rimel el resultado hubiese sido otro, y unos pendientes me hubiesen dado un aire más folklórico.

miércoles, 23 de julio de 2008

¡Que calor!...

36º a la sombra, buen título para una película pero una temperatura muy alta para un martes y laborable.
Como me jode trabajar con días como el de hoy, cuando voy por la tarde y veo como la gente sale en chanclas y bermudas para irse a la playa. Y no te creas que son tres o cuatro, son bastantes más que los que vamos a currar.
¡Y les tengo una envidia…! pero ojo, envidia sana… que yo no les deseo una tormenta o que se les joda el coche, pero si se pillan una buena caravana a la vuelta que se jodan. A ver si vamos a ser sólo los domingueros quienes las pillemos.
Y para caravana la que me pillé el domingo.17 kilómetros en cerca de 3 horas, y menos mal que a las recogimos pronto y con las playas aún repletas de gente, porque la que se formó luego salió reflejada en la prensa.
La caravana se formaba en un tramo de autovía en obras en la que sólo funcionaba un carril en cada sentido, con unos conos impidiendo la circulación por el otro y que visto lo visto, estaba en perfecto estado para circular. Y efectivamente, ayer leía en la prensa que los han abierto al tráfico.
Tiene huevos, los abren ayer… y yo anteayer allí papando una caravana del copón… y hoy los señoritos a 120 y por una autovía de estreno.
Pero bueno, dentro lo aburrido y cansado que es pillar caravana, esta del domingo tuvo un tramo en el que fue entretenida a cuenta de los listillos de turno que llegaron por el arcén e intentaban colarse en la lenta fila de coches.
Claxons, gritos por las ventanillas y hasta el amago de uno que venía detrás de salir del coche y arreglar la cosa vete tú a saber como, pero aquel tipo no salía para charlar.
A mi se me puso uno a la par. Un Audi A4, un calvorota de mi quinta que iba sólo en el coche… me mira muy serio y yo lo miro muy tranquilamente y le digo que “no” con un movimiento lento de cabeza al tiempo que mirándole a los ojos le transmito el siguiente mensaje telepático:
tú jeta, yo loco…tú chulo, pero para chulo mi pirulo… tú meterte y yo salir del coche y decir dos cosas, o tres… o incluso cuatro”.
Y no sé si fue mi mensaje telepático o la pinta de gitano que tengo cuando estoy moreno como ahora y sin afeitar, que el tipo pasó de mí y tiró un poco más hacia delante hasta que el muy cabrón se le coló a lo bestia a una chica que iba sola en el coche.
La pobre y los que íbamos detrás le tocamos y le tocamos la bocina pero el pelado ya se había colado.
El caso es que hoy estuvo un día de calor de los que por aquí sólo hay 1 ó 2 en todo el verano y ya ves… en martes y currando. Espero no se gasten todos y que quede alguno para agosto que es cuando pillo las vacaciones.
Lo jodido va ser dormir con tanta calor…

La imagen no tiene nada que ver con el tema de la entrada, la puse por ser la más playera que tengo, lo que para este tiempo está muy bien. La foto ha sido bajada de Internet, por lo que si alguna de las dos señoritas se siente ofendida por ponerla aquí, que se ponga en contacto conmigo que con mucho gusto la sacaría... aunque con más se la... en fin.

¡Y que buena debe estar el agua!...

martes, 22 de julio de 2008

Detenido violador de ovejas

Hoy he leido la noticia de un hombre de 27 años que ha sido detenido en Inglaterra por violar ovejas, al parecer el hombre ha sido denunciado por los trabajadores de un establo que lo han visto copulando con las lanudas bichas.
Sin duda noticia curiosa donde las haya aunque no extraordinaria, pues la zoofilia no es un invento de ahora, pese a que hasta la fecha ningún bicho haya interpuesto denuncia por violación.
Y qué puedo decir yo de este suceso aparte de echarme las pertinentes carcajadas, las cuales dicho sea de paso espero no ofendan a la bicha ultrajada, así como también espero que ninguna mujer se me enfade si digo que para gustos se pintan colores y si el hombre prefiere una oveja a una mujer, sus razones tendrá.
Ahora bien, lo que me llama la atención es lo de la violación, ¿o es que la oveja ha dicho que no quería mantener relaciones?.
Sinceramente, yo me pongo en el caso de los testigos y veo a un hombre chingando con una oveja y lo último que me vendría a la cabeza sería pensar que si la oveja estaba o no por la labor.
Yo no soy de leyes, pero creo que si el tipo mantiene que era sexo consentido, la acusación no podría demostrar lo contrario.
Me imagino al fiscal interrogando al acusado:
-¿cómo puede usted asegurar que la oveja quería sexo?-
Y éste respondiéndole:
-yo le dije: Lucerita, ¿echamos un polvo?, y ella me respondió: -beeee, que evidentemente quiere decir que sí-
Y con un buen abogado el tipo sale absuelto, y quién sabe, a lo mejor hasta con “licencia” para fugarse con la oveja y fundar un hogar.
Ahora bien, este tipo no es una excepción ya que ahí atrás había leído no recuerdo donde, que un hombre de un país del este se había casado con una cabra después de haberse divorciado tres veces... con tres mujeres, claro.
Y este hombre no amaba a una cabra por no haber conocido a una mujer que es lo que uno puede pensar al principio.
Esto me recuerda dos amigos que un día hablando de este tema, uno de ellos dijo que mantenía relaciones con una vaca. El otro se lo tomó a broma al principio pero al final acabó creyéndole y haciéndose una idea de cómo podía ser la escena, acabó por preguntarle: -oye ¿pero no la tiene muy ancha para tu polla?-.
-que no coño, que no… que me la follo por el hocico-.

-¿¡por el hocico!?...
El tipo tanto le habló del placer que daba, que no tuvo más que insistirle un poco al amigo para que este aceptase probar la experiencia, así que se fueron al establo y cada uno enganchó a una vaca por la cabeza y se la metió por el hocico.
Al cabo de un rato y cuando el novato estaba llegando al punto álgido de la faena, la vaca le dio un lametón por el culo y los huevos que hizo que al tipo le saliese de muy dentro de su alma: ¡¡ Ayyy marela, si supieras cocinar…!!!

Vale que te la tires, pero de ahi a que te la lleves a vivir a tu casa...

domingo, 20 de julio de 2008

Feliciadades Senovilla

Este vídeo se lo dedico a mi amigo Senovilla, que el pasado día 17 cumplió años y ayer día 19 su blog pensamientos senovilla su primer año de existencia.
Llego tarde con la felicitación, pero más tarda la tarta que no da llegado ¿por dónde la has enviado?...
Bueno amigo, espero que te guste el vídeo y te deseo que cumplas tantos años como yo, y que sean muchos, y que sigas por muchos años también deleitándonos con tu magnífico blog.

viernes, 18 de julio de 2008

Gracias Bart


Me cae bien este crío.

Laxante ZP... con L Casei Inmunitas

Ayer pasé un día jodidito por lo que al final acabé en urgencias del hospital. Llevaba unos días con unas molestias en la zona abdominal que ayer pasaron de ser una simple molestia a un dolor que a ratos se hacía intenso y que tampoco era capaz de localizar, no sabía si me dolía por delante, por detrás o justo en el medio.
Después de pasar toda la tarde explicando como eran las molestias, donde eran y dejando que me explorasen y realizando las pruebas pertinentes, los facultativos emitieron al final un diagnóstico: NADA.
Y eso es lo que más me jode, encontrarme mal y no tener nada. Hombre, no es que yo quiera tener una enfermedad, pero coño, si me duele algo quiero que me digan que me duele, de que es o que me provoca ese dolor, aunque sólo sea para poder quejarme de algo en concreto.
Porque claro, después le digo a la gente que estoy malito pero que no tengo nada y no me creen, y quejarme y que no crean también es jodido.
Así que después de decirle que la NADA no me duele y que tiene que ser ALGO lo que me duele, llegaron a la conclusión final de que mis molestias son de tipo muscular, concretamente unos músculos que tenemos en el intestino y a los que según parece le dan espasmos.
Bueno, algo es algo y cualquier cosa es mejor que nada, pero al menos ya tengo de qué quejarme.
Y tiene cojones la cosa, que uno se reviente vivo en el gimnasio para sacar biceps, triceps y demás, de después de sufrir un mogollón para notar un mínimo progreso en estos, le vengan ahora con que también hay músculos en la tripa y que estos se están quejando.
¿Cómo hago yo ahora con ellos?, ¿les doy trabajo o les doy reposo?... Y si me siguen doliendo a quién le consulto ¿al médico de cabecera o al monitor del gimnasio?... bueno, será mejor que le consulte al médico ya que el monitor es un poco bruto y es capaz de colgarme una mancuerna de la almorrana.
El caso es que esto es según parece provocado por los nervios y el estrés, pero coño, si yo llevaba una temporadita muy tranquilo ¿cómo es posible que precisamente ahora me ocurra esto?.
Así que tras analizar las probables causas de mi estado ¿nervioso?, he llegado a la conclusión de que si tengo que achacar a algo este estado, toda la culpa caiga sobre Zapatero, a fin de cuentas a él le derá igual mientras que a mi me tranquiliza bastante, y oye, al final me ha dado resultado pues pensando en él he ido al baño esta mañana y joder… que bien que he vaciado y lo a gusto que he quedado, lo que me extraña ahora es que estando él aún por ahí no me una diarrea, pero el cuerpo humano es un misterio, mira si no lo jodido que estaba yo por NADA.
Menos mal, menos mal, que si por un lado y para sacarnos de este atolladero me parece un dirigente incompetente, para sacarme otras cosas de dentro puedo decir de él que es un laxante cojonudo, y si no vean como también la ha cagado la justicia con el asunto del 11-M, aunque pasa como con lo mío, mucha investigación y mucha exploración para al final NADA... ¿a qué es pa cagarse?.


miércoles, 16 de julio de 2008

A veces veo culos...

Desde mi puesto de trabajo en el sótano que está ubicado, no puedo ver el cielo y tampoco puedo ver el sol, sí puedo ver a la gente pasar por delante del portalón, gente que va, gente que viene y gente que se queda parada ante la puerta.
Algunas veces veo cruzar a chicas en minifalda, lo que desde mi perspectiva constituye una panorámica visión que no tiene ni punto ni comparación con cualquier paisaje de los que haya visto hasta ahora.
Puede ser que por esto se me tache de mirón, pero coño, yo ya trabajaba aquí abajo desde mucho antes que a las españolas se les diese por vestir con las piernas totalmente desvestidas, así que si miro no es mi culpa ya que yo había llegado mucho antes que la minifalda.
En todo caso siempre es una visión muy gratificante, pese a que a veces hace que uno sufra lo insufrible pues puede pasar que uno sin querer acabe viendo de más.
Quien por la noche mira al cielo puede tener la oportunidad de ver pasar una estrella fugaz, quien como yo mira para arriba, aunque no tanto como el cielo, se pone ciego de ver muslos y de cuando en cuando la parte final de los mismos, justo donde se unen al cuerpo e incluso como yo acabo de ver, una chica parada de espaldas a la puerta y un primer plano de un dedo fugaz que se mete bajo la braguita y la quita de la raja del culo.
Y yo ya no sé si en realidad he visto lo que creo que he visto o si son figuraciones mías producidas por el calor, vamos, lo que se suele llamar un espejismo, aunque juraría que aquello negro era… en fin.
De todos modos ha sido todo un detallazo de la imponente rubia que me alegró la tarde, ya la simple visión de sus largas y bien moldeadas piernas era un regalo para mis ojos, el detalle del dedo apartando la prenda fue regalo para mi espíritu pese a que también perturbó mi paz interior.
Y fue ver la jugada y recordar aquel piropo real dedicado por Carlos de Inglaterra a Camila: “quién fuera tampax para estar dentro de ti”… Jeje, pobre Camila si le entra con las orejas desplegadas.
A mi no me gustaría ser tampax porque si veo sangre me mareo, tampoco quisiera ser braga para que me aparten con el dedo, hoy con haber tenido las gafas puestas hubiese sido suficiente.

Imagen de una jugada parecida pero vista desde otro ángulo. La chica tenía un aire, pero la braguita bien podría ser la misma...

Sonría por favor...





Sacadas de paisdelocos.com

Apirolado

No me apetece nada escribir, y no sólo escribir, si no que estoy desganado del todo y no me apetece hacer nada salvo estar tirado en el sofá mirando la tele o sacándole defectos al gotelé del techo, sí bueno, es que soy del ramo y un entendido en la materia, además ya me conozco esos defectos de memoria y no tengo que esforzar la vista para encontrarlos.
Hasta cuando me siento delante del ordenador no me apetece escribir ni nada que no sea jugar con él. El caso es que estoy así como… apirolado… y todo es desde hace unos días.
Ya sé que lo estáis pensando pero no, no tiene nada que ver con el hecho de tener un año más, ni tampoco porque esté depre.
Es que no pienso en otra cosa que no sean las vacaciones que están ahí a la vuelta de la esquina. Y todos los años igual ya que yo es que aparte de tener el síndrome pos vacacional, tengo el pre vacacional y cuando se me acercan suelo estar así como estoy ahora.
Y a medida que se me acerque el día, mi humor irá cambiando, jeje, que se prepare Zapatero. El jefe comenzará a echarme de menos antes de que me vaya y en los últimos dos o tres días me atosigará para que deje todo atado y bien atado. Luego a mi regreso yo me lo encuentro todo amontonado y bien amontonado encima de mi mesa.
Pero bueno, es de masocas pensar en el final de las vacaciones cuando aún no las has comenzado, así que de ese tema ya os iré comentando, si no me come un tiburón en la playa, jeje, porque este año pienso ponerme negro como un chamizo de tanta playa.
Después de estos dos últimos años en los que he ido a ver como llovía en el País Vasco y en Cataluña, he decidido quedarme por aquí, que aunque ya sé de sobras como llueve por lo menos es más barato, y si no llueve tengo un ciento de playas para elegir a menos de una hora de casa.
Al final van a tener razón los viejos cuando dicen aquello de que los veranos de ahora no son como los de antes, y no me extraña, pues al precio que está la gasolina cualquiera veranea.
Y es que si no frena el tema me veo haciendo como antaño, organizando una excursión para poder ir en bus a la playa los domingos.
Ah, que tiempos aquellos de dominguero total, a la playa con la familia, el radio casete, la tortillita, la ensaladilla y los filetes empanados. Y tres adultos, seis niños y un perro en un 600.
Lo que tal andaba antes por la carretera. Familias enteras, padre, madre, abuela y un puñado de niños entre hijos, primos y vecinos metidos a presión en un coche.
Y todos cantando, “coge tu sombrero y póntelo, ♫ vamos a la playa calienta el sol, ♫ chiribiribi poropopo, chiribiribi poropopo ♫...”.
O la de “ocho vacho de chevecha ♫ que me chube a la chavecha, anda chave ♫ chube chive, que chavo a la chevecha ♫…”.
¡Ah!, que música aquella también…
En fin, que así a la chita callando me saqué una entrada de la manga, jo, lo malo es que en la parte de “la tortilla, los filetes y la ensaladilla” se me abrió el apetito y ya había cenado.

sábado, 12 de julio de 2008

Una de videos

Y para que celebréis aquí mi cumpleaños con una sonrisa, os pongo un par de videos que seguro ya habréis visto pero que me parecen tan buenos que se pueden ver otra vez.



48... ¡bingo!

Mis queridos todos y todas, hago esta entrada para agradeceros las felicitaciones recibidas a través de vuestros comentarios, mensajes al móvil, llamadas telefónicas, e-mail, telegramas, mensajeros, señales de humo y tam tam.
Mi agradecimiento especial y por este orden al Rey de España, Fernando Alonso, Rafa Nadal y Carla Bruni, que los he visto por la tele y me han saludado con la mano, y a mi querida coleguita Rosita, por ese estupendo video que me ha dejado en su blog Sube para abajo, que me ha sentado muy bien ya que esta noche actúo y me ha subido la moral, hace unos cuantos años me hubiese también subido lo de abajo.
Deciros también que de momento lo llevo muy bien, vamos, que me siento igual que ayer y eso que tenía un año menos… pero ver el cinco tan cerca acojona un poco.
Como comenta Fermín, a partir de los cincuenta comienza uno a ser tratado de Don, no sé si estoy preparado para eso, espero que la primera vez que alguien me trate así no reaccione como cuando aquel adolescente se refirió a mi como señor… y ya llovió desde aquella.
Todos me dicen que no aparento la edad que tengo e incluso alguno se sorprende cuando se la digo, pero como se suele decir cuando uno está jodido y no lo parece, la procesión va por dentro… y se notan los años, vaya que si se notan.
Digamos que de pescuezo para arriba el paso de los años es devastador, arrasa con todo, con pelo, con vista, con oído, con muelas… se lleva todo lo que puede y te rellena los huecos con arrugas y aquel pelo negro que antes lucía orgulloso, ahora me cae de la cabeza me crece dentro de la nariz o las orejas.
Y sí, ahí también se nota… si ahí, ahí… se nota también que la batería no está a tope, pero a ver quién la mete en un enchufe para recargarla.
Fíjate si se notará que antes veía una braga en un tendal y me subía la fiebre, y el otro día en el de una vecina colgaban cuatro tanguitas y me dio la risa cuando me la imaginé a ella con uno y en pose provocativa, y eso que me la imaginé con 30 kilos menos.
Pero sí, la batería se va gastando y aunque de momento no me da problemas y mantiene una buena y larga cobertura, algunas veces hace falta darle un par de golpecitos con la mano para iniciar la conexión. En fin, algo que también suele pasar cuando los aparatos están muy usados.
Pero ya que hablo de esto, tengo que decir que esta noche y celebraré mi cumpleaños sólo con mi churry, que me ha prometido una promesa, jeje, y ha colocado a los niños a dormir por ahí por lo que tendré que hacer una actuación muy especial… pero no sé, no sé si no la acabaré jodiendo… a la actuación me refiero.
El caso es que este afán mío de superación me ha llevado tomar nota de una entrada que el otro día leía en el blog de k4rlinhos en la que hablaba de las propiedades de la sandía son las mismas que las de la viagra, por lo que hoy me he comprado una muy rica y de la que ya me llevo zampado tres cuartos.
Ojito por si se os ocurre probar a vosotros, os advierto, de momento la cosa sigue como si nada aunque doy por hecho que cuando empiece la función se pondrá a la altura… pero ya he ido dos veces al baño y el asunto no me pinta bien. Espero no cagarla y perdón por la expresión y por la redundancia.

Y ya que es mi cumple, aqui os dejo unos caramelitos de estos de chupar.

viernes, 11 de julio de 2008

48 años menos un día

Hoy me he levantado con unas irresistibles ganas de escribir, lo que desgraciadamente en principio no pude llevar a cabo, pues las ganas de hacer pis eran mayores aún que las de escribir.
Una vez satisfechas mis más urgentes necesidades fisiológicas, mi mano pasó de sujetar el pito a agarrar el bolígrafo con el quise tomar nota de lo primero que se me ocurrió. Y digo que quise escribir porque el boli no escribía y dado la hora que era y de que aún no había pasado por la ducha, lo que quiere decir que no estaba despierto del todo, tuve que asegurarme de que estaba procediendo correctamente comprobando que el pito estaba en su sitio y que lo que sujetaba con la mano derecha y con lo que pretendía escribir era el bolígrafo.
Una vez comprobado que efectivamente el fallo estaba en el aparato de escribir, cambié este por un lápiz y tomé mi primera nota en un papel que pegué a la puerta del frigorífico y en el que se puede leer con una perfecta caligrafía y sin ninguna falta de ortografía lo siguiente:
“Mañana es 12 de julio, y alguien en esta casa está de cumpleaños”.
Desayuno y a la ducha y cuando voy al armario a coger la ropa, observo que hay un paquete envuelto con papel de regalo. Me dejé llevar por la curiosidad y con mucho cuidado lo abrí por una esquina llevándome la agradable sorpresa de que mi mujer me había comprado el jersey del escaparate de la tienda de ropa al lado de casa y que desde unos días atrás le había dicho que me gustaba. Y me felicité por tener una esposa tan lista y complaciente.
Así que rápidamente me fui hasta la cocina y rectifiqué la notita que había dejado, añadiéndole: “Ese alguién soy yo y me gustaría que me regalasen un móvil nuevo”.
Tras lo que me felicité de nuevo, esta vez por ser yo más listo que ella.
Hace un rato llamé a mi madre por teléfono y me llevé otra agradable sorpresa al comprobar que pese a hacer bastante tiempo que no la llamo, me reconoció por la voz con tan sólo decirle dos palabras: “hola mamá”… Eso sí, me reconoció a la segunda.
-hola hijo- hasta aquí todo bien.
ajaaaa!, veo que me has reconocido- le dije en tono de broma.
-¿y qué madre no conoce a su hijo por la voz?- me responde muy segura.
-¿cómo estás?-
-bien, ¿y vosotros?-
-bien también, mamá-
-¿vas a venir el domingo a colgarme el cuadro?- me preguntó… y aquí se complicó la cosa.
-te estás confundiendo, mamá- la interrumpí.
-¿no era este domingo?-
-no lo sé mamá, digo que te estás confundiendo de hijo-
-¡ah!, ¿pero no eres Santi?-
-no mamá, soy tu otro hijo-
-¡ay!- gritó de sorpresa – ¡eres el otro!, ¡ay que alegría!-…
Y me quedé muy contento de darle esa alegría a mi madre, aparte de la que me llevé cuando me felicitó el cumpleaños por adelantado al mismo tiempo que me dijo que pasase a recoger el jersey que me había comprado de regalo.
Ahora me surge un terrible dilema, ¿qué jersey estreno mañana?...
48 tacos cumpliré mañana y aquí me tenéis, aún despertando pasión entre las mujeres. Espero resolver este entuerto con diplomacia ya que me jodería que dos mujeres se peleasen por mí… aunque conociéndolas como las conozco, presiento que si me equivoco estas se ponen de acuerdo y me quedo sin jerseys.
Aquí dan lluvias y bajada de temperaturas para mañana, pero por mis huevos que aunque caigan chuzos o me muera de frío, mañana de manga corta. Lo que sea por no hacerles un feo a ninguna.

Y bueno, aquí os dejo un vídeo de un policía al que sus compañeros le prepararon una divertidísima fiesta sorpresa... con sorpresa.

video
¿Habéis visto?... un hombre recibe un tiro en presencia de media docena de policías, y éstos como si nada.

jueves, 10 de julio de 2008

No podemos arbitrar por ti.

En un partido de la liga bielorrusa de fútbol, el árbitro tenía tal tajada que lo tuvieron que sacar del campo. Quiso disimular con una lesión de espalda, pero al tocar el silbato el aliento lo delató.

miércoles, 9 de julio de 2008

Secuestro en Moaña

El pasado viernes me produjeron una especial tristeza unas imágenes que echaron por la tele en las que un padre hablaba que después de 6 años, un juez le había concedido autorización para poder ver a su hija de 7 años, otorgándole al mismo tiempo el permiso para pasar con ella un mes de vacaciones.
La parte contraria, es decir la madre, no acató esta sentencia y cuando la abuela paterna y una tía se presentaron en su domicilio para recoger a la niña, fueron agredidas por familiares de esta madre y por amigos. Las cámaras de televisión fueron testigo de esta vergonzosa y salvaje reacción.
La cosa no quedó ahí pues la madre cogió a la niña y desapareció con ella, es decir, la secuestró.
Hoy leo en la prensa que un colectivo para la defensa de mujeres maltratadas tiene escondidas a la madre y a la niña, desafiando así a la justicia y pasándose por el forro el derecho natural de cualquier niño a tener padre.
Ahora sale la madre con que en tiempos en que convivía con él también fue víctima de malos tratos, pero que no los denunció según sus palabras “como tantas mujeres”.
Yo no sé si esto es cierto o no, pero pudiera ser que ahora ésta mujer sume la suya al amplio rosario de falsas denuncias “como tantas mujeres”, sabedora de que ante la duda la culpa siempre es del hombre.
Yo, como padre que soy daría mi vida por la de mis hijos sin tener la mínima duda, lo que no sé es cómo reaccionaría viéndome envuelto en un caso como éste, pensándolo ahora y en frío creo que perdería los papeles y a partir de ahí sería capaz de cualquier cosa, incluso no descartaría el uso de la violencia igual que hicieron quienes defendían la postura de la madre.
Yo creo que a las mujeres habría que hacerle repetir hasta que le quede bien grabada en la cabeza que un padre quiere a sus hijos tanto como una madre, o puede que en muchos casos incluso más, pues no conozco a ningún padre, a ninguno, que se le ocurra utilizarlos como arma contra su pareja o ex pareja.
¡Ah!, y que el peso de la Ley caiga sobre este colectivo y que caiga también sobre las mujeres que denuncian en falso. No sería un mal paso para acabar con tantos casos de violencia doméstica.

¿Queréis crisis?... pues tomad crisis.

Señores, señoras y señoritas… desde ayer mismo ha quedado oficialmente inuagurada la crisis económica al ser denominada como tal por el Presidente del Gobierno, pero no se crean que es por convencimiento propio, si no que lo ha dicho para contentar al pueblo que se empeñaba en decir que estábamos en crisis cuando en realidad más que en crisis, está en la inopia.
Los términos empleados han sido los siguientes: "En esta crisis, como ustedes quieren que diga, hay gente que no va a pasar ninguna dificultad", ha dicho ZP.
Analizando las palabras dichas por Zapatero en esta frase saco las siguientes conclusiones:
  • No hay crisis, España ha ganado la Eurocopa.
  • Ah, ¿qué queréis crisis?... pues tomad crisis.
  • Sois vosotros los que habláis de que hay crisis, no yo, así que abrochaos el cinturón que os las voy a hacer pasar canutas.
  • Yo (Zapatero) soy muy bueno.

Y dando por válidas las palabras del sujeto Zapatero, en las que dice que “hay gente que no pasará ninguna dificultad”, voy a hacer una pequeña relación de gente que no se verá afectada por la crisis:
Mi jefe, el tuyo, Zapatero, Pepiño Blanco, Rubalcaba, Felipe González, los de la SGAE y todos aquellos que le han dorado la píldora al iluminado de La Moncloa.

Adivina adivinanza... ¿se agarra los huevos o le aprieta la corbata?.

martes, 8 de julio de 2008

De profesional a profesional...

Tras ligar en una discoteca, lo mejor es llevarla a un lugar apartado y solitario y...

Para el collage de Eulogio

Aquí va mi foto para completar el collage de Eulogio, la tenía en el libro escolar y debe ser del año 1.968, por lo que tenía yo 8 añitos en ese momento, de todos modos y por si a alguno no le llega con ésta, tengo una entrada anterior en la que pongo una foto del equipo del fútbol del barrio sacada en el año 1.974.
Si os pica la curiosidad está aquí, y ya puestos, a ver quién sabe cual de ellos soy.

lunes, 7 de julio de 2008

Una de toros

7 de julio San Fermín, ♫ a Pamplona hemos de ir …, sí, pero cuando recojan los toros. No es que yo tenga algo contra los toros, pero una vez me atacó una vaca y tela marinera. Y eso que era una vaca española, porque si llega a ser inglesa ni te cuento.
Lo digo porque como todos sabemos las vacas inglesas tenían fama de locas, lo que no sé si sabréis es que esta locura es producida por la falta de corridas de toros. Conste que a mi no me gustan ni los toros ni los toreros, sin embargo no le hago ascos a una buena corrida.
El pasado verano estuve por tierras de Teruel disfrutando de las fiestas y sobre todo con los espectáculos taurinos, una novillada por la tarde y el toro embolado por la noche.
Sobre la novillada diré que me dio mucha pena ver como mataban al primer toro, luego tuve la fortuna de que una bota de vino acabó colgada de mi hombro y entre trago y trago me envalentoné y cuando el cuarto de la tarde no doblaba las rodillas tras recibir una profunda estocada, mi voz se oyó en toda la plaza: ¡métele una patada en los huevos!.
En el quinto ya no sabía del lado de quien estaba, si del toro o del torero, ya que cada vez que un pitón le rozaba el cuerpo mis “uys” competían con los “olés” del respetable y en una que lo cogió y lanzó por el aire me puse en pié de un salto y le dediqué una ovación ante la atónita mirada de una señora que tenía sentada delante. “Ha visto señora lo bien que sabe caer el chaval”.
Mis más sonoros “olés” se los dediqué al chaval que estaba a mi lado por cada loncha de jamón que cortaba y me daba. Que bien las cortaba y que bueno estaba, el jamón por supuesto.
Así que salí de la plaza merendado y colocado y dejando la impresión a quienes estaban a mi lado de que yo de toros entiendo un huevo.
Y por la noche al toro embolado. Para quienes no sepan de que va esto, diré que es como un encierro de los San Fermines, sólo que aquí sueltan uno solo y por la noche, motivo por el cual le ponen al bicho unas bolas de fuego en la punta de los cuernos, no sé si para que la gente vea al toro o para que éste vea a la gente.
La verdad es que te sube una cosa así por aquí que te da un no sé qué andar por la calle y saber que te puede pillar el toro, y eso que yo era de los primeritos en meterme tras los barrotes.
El caso es que entre la novillada y el embolado me lo pasé en grande y eso que no soy yo una persona a la que le gusten los toros, yo soy de fútbol, aunque ante una buena corrida que se me quite el fútbol… y los toros.
Fiesta Toro Embolado, en Cella, Teruel. Foto sacada por el menda, ahí delante del bicho... con un par de huevos.

sábado, 5 de julio de 2008

El viaje de Julito


Hoy viendo por casualidad la foto que acompaña esta entrada, me acordé de un hecho ocurrido hace muchos años a un amigo de la infancia y que me parece digno de ser contado..
Julito “El Peli” era un tipo de lo más singular, simpático sin querer y el campeón de los trastes. Tenía el cuerpo totalmente cubierto de pecas y el pelo del color de una zanahoria, de ahí que también le llamásemos así “El Zanahoria”, cosa que no le gustaba nada.
Cada verano los chavales del barrio nos las ingeniábamos a diario para recorrer los 15 kilómetros de distancia que había desde Santiago hasta el río Ulla, para darnos un chapuzón. A veces lo hacíamos en bicicleta, otras en auto stop y de la forma que sólo un tipo como Julito sería capaz de hacer y que a continuación relato.
Ese día decidiéramos hacer dedo por lo que nos acercamos hasta las afueras de Santiago en dirección por la que se iba hacia el río.
Nos pusimos en el mismo sitio de siempre, formamos dos grupos y pusimos el pulgar en posición. Por lo general no echábamos mucho tiempo a la espera de que nos parasen, pero ese día y cuando los del primer grupo ya habían sido recogidos hacía un buen rato, las impaciencia se apoderó de Julito, que al paso de un destartalado camión cisterna y tras despedirse de nosotros con un: "nos vemos en Pontevea”, echó una carrera y aprovechándose de la velocidad lenta que el viejo Barreiros llevaba por ser una cuesta bastante pronunciada, se encaramó a la escalerilla de la parte trasera de la cisterna, desde la que nos dijo adiós con la mano.
El bueno de Julito que en esos momento debió pensar que todos los caminos conducían a Roma, no tuvo en cuenta que al final de la cuesta la carretera se abría en dos, una con dirección a Ourense y otra hacia el que era nuestro destino.
Y mira que mala suerte tuvo que en lugar de ir hacia donde él quería el camión tomó la otra dirección. Y como todo lo que sube, acaba bajando, al final de la cuesta comenzaba otra pero hacia abajo por lo que el camión alcanzó una buena velocidad.
Y allá se nos iba el Julito para Ourense.
Aguantó unos cuantos kilómetros allí enganchado hasta que se dio cuenta que o saltaba al vuelo o acababa sabe Dios donde.
Hizo señas a los coches para que guardasen distancia del camión: sepárate que voy a saltar. Pero el camión llevaba velocidad y no encontraba el momento para hacerlo.
Hasta que en una subida aminoró la marcha. Ahora o nunca pensó y tras señalizar la maniobra a la fila de coches que llevaba detrás, saltó y rodó por el asfalto magullándose e hiriéndose en más de tres cuartas partes de su escuálido cuerpo.
Y cuando maltrecho se puso en pie, contó Julito que pensó aliviado que lo peor ya había pasado. Contó también que pensó ahora tocaba volver para Santiago, así que cruzó la carretera para hacer auto stop al otro lado, que eso está chupado.
Contó también que cuando vio aparecer al mismo camión de vuelta, pensó que era una lástima que siendo cuesta abajo no pudiese encaramarse de nuevo a la escalerilla para hacer el viaje de regreso.
Y contó también la sorpresa que se llevó cuando el camión se detuvo delante suya. También contó que el conductor bajó muy enfadado y se dirigió hacia él y contó la paliza que le dio aunque no contó cuantas hostias le metió, sólo dijo que habían sido muchas.
Julito regresó a casa muy tarde, haciendo los 18 kilómetros de distancia que había recorrido colgado en la escalerilla, parte andando y parte en auto stop, y lo hizo magullado y con los dos ojos empavonados.

jueves, 3 de julio de 2008

Ojo al tren

Al acabar el partido entre Alemania y España, la televisión germana entrevistaba al delantero de su selección Schweinsteiger, pero la entrevista se interrumpió por un momento para dejar pasar el tren que no sé como se coló dentro del estadio. Sí, sí... como lo has leido: un tren dentro del estadio.

La serenata. (Escribe tu historia).

Fui a cantar a su ventana una romántica serenata, era una noche estrellada, la calle estaba desierta y supuse que no estaría despierta al ver la luz apagada.
A la penumbra de la luna y ayudado por la tuna, puse en marcha mi sentimental repertorio pese a que el vecino de arriba se asomase antes que ella y me gristase no sé qué del manicomio.
Cantaba el Clavelitos de mi corazón que ya era la tercera canción y cuando desesperado por su tardanza a punto estaba de abandonar mi actuación, vi como se encendió la luz por lo que pedí al de la tuna un punteo de laúd.
Por fin se asomó a la ventana, estaba hermosa y radiante y aunque su rostro bien no se veía, su cuerpo al trasluz sííí que se percibía.
Pero…¿quién era aquel bigotudo que se asomó tras ella y que me dio la impresión le posaba la mano en el culo?.
Puse fin a la canción al contemplar la escena, él desde atrás por la cintura la abrazaba y ella que se dejaba mientras yo poco a poco sentía como de pena me moría.
Y por si éramos pocos parió también la abuela y casi me da una vuelta cuando escuché preguntar al tuno de la pandereta, ¿eres tú, Marieta?.
Yo miré al tuno, el tuno miraba para ella, ella me miró a mi y como si con él no fuera el tema, el cabronazo del bigote le puso una mano en las tetas.
Se armó un pequeño desconcierto, no es tu novia que es la mía, no es la vuestra que es la suya apuntó el de la bandurria, y como no nos pusimos de acuerdo suspendimos el concierto.
Recogimos y nos fuimos dejando atrás la ventana y la calle volvió a quedar desierta, y ya metidos en faena, el de la pandereta y el menda ahogamos nuestra pena bebiendo cuatro litros de cerveza.

Preparando mi funeral


Hoy se me ha dado por echar un vistazo a mi colección de discos de vinilo y me he quedado helado al ver lo que hace más de treinta años había escrito en la portada uno de ellos.
En la del Bat out of hell de Meat Loaf, una moto salía de una tumba de un cementerio en el que cada uno en una lápida habíamos escrito un par de amigos y yo la fecha de nuestra muerte, siendo la mía para el 12 de diciembre del 2.009.
Así que si mi pronóstico se cumple me quedan exactamente 1 año y 163 días de vida y lo que es peor, que la palmo justo un mes después de liquidar la hipoteca, por lo cual deduzco que el director de la Caja de Ahorros no se enterará de mi fallecimiento, ¡que putada!. No es que eso me importe mucho, pero me hubiese hecho mucha ilusión dejarle el pufo.
Bueno, pues si hay que morir se muere ya que tarde o temprano tenía que ser, así al menos puedo redactar mi esquela y preparar un buen funeral.
Y ya que me han de llevar a un tanatorio dejaré escrito que en el mismo pongan música de fondo y por aquello de ser un poco macabro, que sea el mismo disco sobre el que yo había escrito la fecha de mi muerte y expongan la portada para que todos los que la vean puedan asombrarse y dedicarme como últimas palabras: ¡que visión de futuro tenía el cabrón!.
Que sustituyan la máquina del café y pongan una de cervezas y unos pinchos para que mis invitados se sientan a gusto, conozco a mis amigos y si no tienen cerveza son capaces de dejarme allí e ir a velarme al bar más próximo.
Y nada de ponerme traje para mi último viaje. Este será largo y duradero así que quiero hacerlo lo más cómodo posible por lo que dejaré escrito que me entierren en pijama y zapatillas, pero si mi viuda quiere que vaya guapo le daré autorización para que me ponga una corbata. Eso sí, como he de morir en plena liga por encima de ésta me ponga la bufanda del Compostela.
Tampoco quiero misas, si acaso y en su lugar que organicen un baile y que mis invitados hagan un trencito a ritmo de cha cha cha. Tampoco flores, si acaso y como cantaba Peret: un poquito de hierba buena que alegra los corazones.
En la caja y si es posible que me metan protector solar y un abanico para protegerme de los calores del infierno.
Una botellita de aguardiente siempre es buena para hacer un amigo así que por sí allá abajo necesito recomendación que me metan un par de ellas en la caja.
Y en la tumba un epitafio: Te voy guardando un sitio.
Que tranquilidad me da el saber que dejo mi funeral bien organizado, pero también jodería no acertar uno en la primitiva y atinar de lleno en esto.
Por si las moscas, voy a tocar madera.

Réplica exacta de la portada de marras.

miércoles, 2 de julio de 2008

Jefe, tenemos un problema...

Jefe, hemos colocado los bolardos tal como se nos ha indicado, recogemos los bártulos y nos vamos... pero, ¡ostras pedrín!, nos ha surgido un pequeño problema...
¿Por dónde coño sacamos la furgoneta?...

martes, 1 de julio de 2008

La felicidad, ah ah ah ah...

Senovilla corre la banda y me centra un memé para que yo lo remate de cabeza. Este consiste en hablar de seis cosas que me puedan hacer feliz. ¡Uff!, que problema tener que decidir ya que soy de caracter positivo soy feliz a ratos y a veces por muy poca cosa.
Yo también soy padre e igual que a ti amigo, mi mayor felicidad viene de la mano de mis hijos, aunque a veces viene también acompañada de algún disgusto, sirva como ejemplo que el mayor me dio la semana pasada uno en forma de “notas”.
En líneas generales estoy contento con la vida que tengo, aunque a veces y en horario de oficina parezca todo lo contrario, por eso el día que empiezo las vacaciones suelo estar exultante y feliz.
Otra cosa que me hace sentir así es reunirme con los amigos, las cenas previas a la Navidad en las que nos juntamos todos son momentos de mucha felicidad, igual que también en esas fechas lo son las reuniones familiares.
Conseguir algo que deseo también me hace ser muy feliz y a mayor dificultad y esfuerzo por conseguirlo mayor es la felicidad que me proporciona.
Y porque no decirlo, un gol de mi equipo me da mucha felicidad al instante, la victoria me puede dar una semana y un título como este último de la selección puede ser la hostia, aunque no es nada comparado a la felicidad que sentí en el Carlos Tartiere de Oviedo, el día que el Compos ascendió a primera división.
Y ahora en este preciso instante me haría feliz que los niños se fuesen para cama de una puñetera vez y me dejasen disfrutar antes de irme yo, de diez minutos de paz y tranquilidad.
Ya te lo había dicho, mi mayor felicidad me la dan mis hijos, incluso cuando duermen.
Y paso el memé a Rosita, que aparte de ser muy guapa es también muy risueña y seguro que nos da una receta de como ser feliz y no morir en el intento.

¡ Spain, Spain !...

Ya sé que llego tarde, mal y arrastro, pero eso es de que lo he celebrado como se celebran estas cosas. Después de hacer una entrada dedicada a cada partido de la Selección Española en la Eurocopa, me daba mucha rabia no hacer una para el último partido, el que España se proclamó CAMPEON o CAMPEONA.
Así que dejo un vídeo en el que Pepe Reina, presenta uno por uno a los CAMPEONES DE EUROPA.


¡¡ CARALLO SI PODÍAMOS !!

Zapatero no, Zapatones sí

España, ese concepto discutido y discutible según el presidente que la gobierna y manda, se ha proclamado Campeona de Europa de fútbol, y ello pese a la presencia de Zapatero I en el palco.
Pensarás que lo correcto sería que yo pidiese disculpas por haberle llamado gafe, pero te equivocas por partida doble, primero porque yo no soy correcto y segundo porque lo sigo manteniendo, ya que estoy convencido que una fuerza maléfica se ha puesto del lado de Alemania para impedir que se llevasen por lo menos 3 ó 4 goles más a la espalda.
Pero bueno, hoy tengo un día muy alegre y haré el esfuerzo de pedir disculpas por lo que he escrito del Presidente del Gobierno antes del partido, así que RECTIFICO o RETIRO lo dicho y por lo tanto le descuelgo el San Benito de gafe, dejándole eso sí, otros que por méritos propios es de justicia reconocerle.
Y así lo ha confirmado él mismo ayer cuando en Dinamarca ha dicho que por fin se había hecho la transición en el fútbol.
Lo dicho, lo de gafe es un concepto discutido y discutible, pero lo de bobo solemne le queda que ni pintado.