sábado, 30 de mayo de 2009

El dilema

Distinguidos lectores, queridísimas lectoras, una vez más el repentino cambio climático me ha pillado por sorpresa y con el zapato cambiado, ya que en un día hemos pasado de tener un clima fresco y lluvioso, a temperaturas que rondan los 30º, por lo que el calor me ha pillado con calzado de invierno.
Hoy es sábado y ahora mismo son las 11:51 horas de la mañana. En este momento estoy inmerso en pleno debate ya que no sé qué hacer esta tarde, si irme a la playa, o no. Sea lo que sea, lo que sí he hecho es recurrir a dónde suelo hacerlo cuando me surge un problema de estos, al zapatero para cambiarme de zapatos.
Y me he encontrado con que los zapatos de verano están muy gastados, las sandalias rotas, los tenis necesitan un lavado y el coche ruedas nuevas.
Y siempre que lo reviso me llevo sorpresas como éstas, por lo que el día menos pensado me cogerá con el cable cruzado y después de ver que sólo guardo en él zapatos que ya no sirven, acabe prendiéndole fuego al zapatero o arrojándolo al contenedor de la basura.
Sin suspicacias eh, que me estoy refiriendo al zapatero que sirve para guardar los zapatos, no al otro Zapatero. Ojito con esto que yo sé de un payaso al que metieron en la cárcel hace 40 años porque en una actuación cirquense apareció con un retrato enmarcado de Franco diciendo que le gustaría colgarlo.
Quede claro pues que yo jamás colgaría un retrato de Franco, pero me ratifico en lo dicho anteriormente y el día menos pensado mando el zapatero a la mierda.
Pero aparte de pensar en que tengo que renovar mi calzado, el debate que ahora más me ocupa es el si ir o no a la playa esta tarde.
Tengo a favor de ir los siguientes argumentos: tarde calurosa, un libro para leer tumbado al sol, una toalla para estrenar y un chorizo de Salamanca riquísimo para el bocata de la merienda. También tengo a favor la tortilla con pimientos y los calamares fritos que podría cenar en la terraza del bar de mi tocayo en la Playa de Las Gaviotas.
Para no ir expongo los siguientes: siesta de un par de horas al fresco de mi dormitorio, el mismo chorizo de Salamanca para el bocata de la merienda, partido de futbito en el que el equipo de Santiago juega para el título de liga y el coche sin gasolina.
Y con esta duda llevo toda la mañana, ir o no ir, he ahí el dilema…
Ahora que lo digo me viene a la memoria una frase parecida a esta mía. Siendo niño se la escuché decir por la tele a un hombre que tenía una calavera en la mano: “ser o no ser, he ahí el dilema…”.
Cómo lo resolvió es algo que ignoro ya que después de decirla dieron el intermedio, lo que aprovecharon mis padres para mandarme para cama.
Han pasado por lo menos 40 años desde aquella célebre pronunciación y hoy especialmente me gustaría saber cómo despejó aquel hombre sus dudas, si se fue a la playa o se echó la siesta.
Tengo hasta la hora de comer para llegar a un consenso, y si llegado el momento no lo alcanzo haré una prórroga con el postre, y si ahí tampoco lo alcanzase me vería obligado a tomar una decisión salomónica, la cual podría ser: llenar la bañera de agua salada, ponerme el bañador y meter los pies en ella mientras disfruto de una buena lectura o una pequeña siesta.
Y por supuesto comerme ese chorizo de Salamanca tan rico, y luego lo que se tercie.

miércoles, 27 de mayo de 2009

Tarzán

Mi Tarzán, Rey de los Monos, también conocido en la jungla como el “gran mono blanco”.
Jane, conocida en la jungla por vestir ligera de ropa.
Si tú no ser Jane entonces ser Chita, conocida en la jungla como mi novia.
Mi conocer la selva como la palma de mi mano, sus secretos, sus peligros, sus tribus, sus callos…
Este lugar en el que ahora estar ser llamado “sabana” por el hombre blanco, “kampolongo” por los Suahiris o “tierra que llegar hasta allá” por mí.
Hace muchas lunas Tarzán guiar a través de “kampolongo” a hombre blanco para llevar hasta tribu de los “Chungochungo”, donde vivir otro hombre blanco a quien en tribu llamar “papito”, yo llamar “doc” y hombre blanco llamar “doctor Livingston Supongo”.
Porque hombre blanco complicarse mucho para llamar a las cosas por su nombre.
Por ejemplo, jungla estar poblada de muchos “kilombo olongo quesale del chan parriba, a los que hombre blanco llama “árbol”. En ellos vivir familia política de Tarzán. Y aquel que estar en rama quitando pulgas ser hermano de Chita, mi cuñado.
Familia de Chita ser muy numerosa, por lo que Tarzán tener muchos sobrinos.
Mi mandar en todos, y cuando gritar ¡¡OOOOOoooooOOOOOooooo OOOOOooooo!!, todos venir aquí y preguntar: “¿qué querer Tarzán?”, y Tarzán mandar “ankawa nikima ankiwi” y sobrinos de Chita obedecer sin rechistar y traer kiwi a Tarzán..
Tarzán recordar y contar como una vez casi rescatar a varios hombres blancos perdidos en la jungla. Cuando estar rodeados por guerreros “Kon Guitos” que sólo los miraban con curiosidad. Hombres blancos mirar al cielo y decir “Dios, ayúdanos. Los jíbaros quieren comernos. Estamos jodidos”.
Yo contemplar la escena oculto en lo alto de un “kilombo olongo quesale del chan parriba” y al escuchar a hombre blanco pedir ayuda, mi tranquilizar diciendo “calma, de momento no estar jodidos”.
Hombre blanco al escuchar mi voz sobre su cabeza volver a mirar al cielo y decir “gracias señor” y ponerse violento, y empezar a disparar con máquina que escupe fuego a guerreros.
Y Kon Guitos atravesar a hombres blancos con lanza de cazar “longo minino”. Entonces Tarzán avisar “ahora sí estar jodidos”.
Hombre blanco considerar a África tercer mundo, pero no recordar que de aquí salir muchos hombres que triunfar en gran selva de cemento. Como “Pambimbo Nongonga”, sobrino del jefe de la tribu de los “Kilombo Mondongo”, que hacerse mundialmente famoso por salir en una canción. Él ser el negrito de la canción del Cola-Cao.
Hoy africanos ser menospreciados por hombre blanco, de hecho y después de mucho tiempo que Machín pedir en canción, aun no haber pintor que pintar angelitos negros en “kasa de papadios”.
Hombre blanco venir aquí y sacar foto a Jane cuando bañarse desnuda en río y enseñar en tierra que haber más allá del mar en revista que llamar Play Boy. Sacar foto a negrita bailando danza para atraer esposo y sacar en revista National Geographics.
Hoy jugar pelota equipo de Barcelona, contra equipo de Manchester. En equipo de Barcelona jugar Samuel Et’o, que ser de aquí al lado, por eso Tarzán y todos los negritos de África querer que gane, aunque para nosotros siempre ser “Sam el Bob it’o”.

¡ VISCA BARÇA ¡, ¡ AKUNNA PATATA !

viernes, 22 de mayo de 2009

ALIEN, El embarazo espacial

No recuerdo el lugar exacto de la galaxia en el que nos encontrábamos, pero acabábamos de pasar la rotonda en la que se toma dirección a Saturno. Tampoco podría decir a ciencia cierta la fecha, pero debió ser entre los años 2.325 y 2.360 de nuestra era. Lo que si recuerdo es que era avanzada la tarde, y de esto estoy seguro porque me estaban repitiendo las sardinas del bocadillo de la merienda.
Nuestra nave surcaba el espacio sideral a una velocidad punta de 550 kilómetros por hora, lo cual no está del todo mal si tenemos en cuenta que era de fabricación española.
A los 2 meses de misión, Loly, nuestra encargada de intendencia quedó supuestamente embarazada de Marcelino el copiloto, quien al recibir la noticia de que iba a ser padre se hizo el sueco de tal forma, que más que parecer de Móstoles como era, parecía del mismo Estocolmo o de sus alrededores.
Debido a que el supuesto padre no quería saber nada de su hijo ni de la madre, ésta decidió interrumpir el embarazo, lo que deberíamos hacer en la propia nave pues como dijera el comandante en el momento de conocer la decisión de la cocinera: “-no estoy dispuesto a regresar a la tierra y abortar la misión por culpa de un mal polvo-”.
Como médico de a bordo me puse a ello con la ayuda de Jaime, el fontanero de la nave, y con el olor a sardinas en el aliento procedimos a estirpar a Loly eso que le estaba creciendo dentro.
A poco de comenzar la intervención surgió el primer contratiempo, y juro que ni a lo largo de mis 3 meses de experiencia médica, ni en todo el temario que había estudiado para opositar a médico astronauta, jamás me había encontrado con algo ni siquiera parecido.
Aquello que llevaba Loly en sus entrañas tenía la apariencia de un feto, pero cuando antes de cortar y por simple curiosidad quise saber a que sexo pertenecía, me llevé un susto de muerte al enfocar su cara con la cámara de hacer la ecografía.
-¡Dios mío!- exclamé al ver aquello en la pantalla.
-¿ocurre algo doctor?- preguntó Jaime el fontanero convertido en mi ayudante.
-pues claro que ocurre… Que ahora viendo a Loly aquí postrada y dispuesta a abortar, pienso en lo injusta que es la naturaleza, ya que a veces lo que con tanto gusto metemos en nuestro cuerpo, tenemos que expulsarlo sin querer porque no nos queda más remedio”-.
-bueno doctor, no se ponga tan trascendental porque no es más que un simple aborto y seguro que ya ha practicado usted unos cuantos-.
-no, soy de derechas y este es el primero que practico. De todos modos me estaba refiriendo al bocata de la merienda, creo que voy a vomitarlo-.
-échele un vistazo a esto y dígame que le parece- le dije a mi ayudante mientras le señalaba la imagen del monitor.
Tras mirarla un rato y desde varios ángulos, Jaime se volvió hacia mí y encogiéndose de hombros me respondió.
-pues a mi el bocadillo me sentó bien, aparte de saberme muy rico-.
-me refiero a lo que ve en la pantalla, dígame que le parece-, volví a preguntarle.
-hombre, así a simple vista no se parece en nada a Marcelino. Quizás poniéndole unas gafas como las suyas le encontrásemos más parecido-.
Y cuando acerqué mis tijeras para proceder al corte, ese feto o esa cosa tomó vida y salió de dentro de la madre atravesándole la barriga, huyendo despavorido hasta que lo perdimos de vista.
Íbamos a salir corriendo tras “eso” cuando Loly, que estaba en la camilla con un enorme boquete en la barriga y toda embadurnada en sangre me llamó. Tenía la voz entrecortada y me costó entenderla.
-dí…game doctor…, ¿e…ra niño o ni…ña?.
-cuando lo pille te lo diré, pero por la forma de correr yo diría que es un galgo-.
-eso…es…imposible… Era…un…Sanbernar…do…-.
Mi mirada y la de Jaime se cruzaron en el aire, más o menos a la altura de la camilla sobre la que Loly estaba echada y medio metro por encima. Nos encogimos de hombros por no entender lo que nos quería decir, luego nos echamos a la carrera tras el feto.
Recorrimos la nave de arriba a abajo, de izquierda a derecha y también diagonalmente, y tras una infructuosa búsqueda decidimos telefonear a La Tierra y poner el asunto en conocimiento del gobierno.
Hablé personalmente con la Ministra de Asuntos Embarazosos, a la que transmití la versión de los hechos:
-Ministra, hemos interrumpido con éxito el embarazo de nuestra encargada de intendencia, quien en estos momentos se encuentra estable.
El feto gozaba de buena salud, de echo huyó corriendo en cuando vio el primer rayo de luz.
Llevamos más de dos horas persiguiéndolo por toda la nave sin que hasta el momento hayamos logrado encontrarlo.
Solicito a la Ministra órdenes de cómo debemos actuar cuando lo encontremos-.
Y la Ministra no dudó en responder:
-cuando lo encuentren procedan como procede proceder en estos casos, tírelo por el retrete que al no ser humano no le duele-.
-A sus órdenes Ministra-.
Y cuando mi dedo se posaba ya sobre el interruptor de apagado del aparato de radio, su voz al otro lado del auricular me impidió hacerlo.
-decía algo Ministra-.
-sí doctor, verá, ya que les pilla de camino podrían parar un momentito en Uranio y comprarme pienso para mi San Bernardo, que allí lo tienen muy rico y más barato que en el Alcampo. Y por favor, que le hagan la factura a nombre del Gobierno de la Nación-.
-a sus órdenes Señora Ministra, ¿desea alguna cosa más?-.
-no gracias-.
Después de pulsar el botón que pone “radio off”, el comandante de vuelo me preguntó acerca de mi conversación con la Ministra.
-¿qué le ha dicho?-.
-nada en concreto, pero tengo el presentimiento de que a nuestra Ministra se le ha despertado el instinto maternal-.
Tres compartimentos más abajo, un bicho horroroso y nada parecido a Marcelino, crecía rápidamente a la vez que su cuerpo se cubría de un pelo largo de colores marrón y blanco.
Y en toda la Galaxia se oyó un aullido…. ¡¡ AAAAUUUUUUUU !!, que confirmó nuestras sospechas:
AQUELLO NO ERA EL HIJO DE MARCELINO.

NOTA DEL AUTOR (es decir, nota mía):
A lo mejor hago una segunda parte.



lunes, 18 de mayo de 2009

Spain, 23 points

Distinguidos lectores, queridísimas lectoras, en este momento son exactamente las 23:44 horas, perdón, las 23:45 horas (es acojonante la rápido que pasa el tiempo) del día 17 de mayo de 2.009. Han transcurrido 24 horas de la debacle española en Moscú, y aunque ha pasado poco tiempo creo que ya es hora de ir pidendo la dimisión de José Luis Uribarri, por que el desastre de ayer noche no debe quedar así como así, y aquí tienen que rodar cabezas.
La de ayer será sin duda una fecha que pasará a la historia como el día de la infamia española, sólo comparable a la vergüenza causada por aquella selección del Naranjito en el Mundial de fútbol de 1.982.
Actuamos de últimos y quedamos de penúltimos, y con todo lo grande que es Europa y con tantos amigos como tenemos sólo nos han votado los países de siempre: Andorra, Portugal, Suiza y Grecia, quienes seguro nos hubiesen votado igual aunque llevásemos un cantante sordomudo.
Porque a estas alturas ya todos sabemos como funciona eso de los votos en Eurovisión, por amiguismo y conveniencia. A ver si no porque nos han votado los que nos han votado. Portugal y Andorra por tenerlos pegaditos a nosotros, Suiza por todo el dinero negro que tenemos en sus bancos y Grecia por ser nuestra reina de allí. Que ya les vale también a estos, sólo 1 punto por la reina, menudo cachondeo que se traerán los republicanos por esto.
Lo extraordinario de este año es que no haya ganado un país del este. Ha ganado Noruega que para más señas está ubicado arriba y a la derecha en el mapa de Europa, eso sí, el cantante es de origen bielorruso, lo cual resulta más que sospechoso ya que a nadie se le escapa que la camaradería entre esos países es total.
Y por este motivo que acabo de mencionar se me hace extraño que no recibamos ni un solo voto de los países llamados del este, ya que de un tiempo a esta parte España se ha convertido en su segundo lugar de residencia.
No me cabe duda de que esto es debido a una nefasta gestión de Moratinos, por lo que también pido desde aquí su dimisión inmediata y que se vaya con Uribarri a tomar el fresco.
Es increíble el poco aprecio que nos tienen en Ukrania, Albania, Kosovo y Chiquitistán entre otros, pese a que aquí les damos alojamiento, trabajo, médico y prestaciones a cientos de compatriotas suyos. Y así nos lo pagan, no dándonos ni un triste voto…
Esto no es más que una muestra de lo poco que pintamos en Europa, lo cual podría resumir a una cúpula y para eso gratis y por conveniencia.
Creo que ante este panorama no nos quedan más que dos alternativas posibles, una sería mandar Eurovisión a tomar por el saco, y la otra podría ser dar la independencia a nuestras autonomías para así votarnos entre nosotros… porque nos votaríamos… ¿o no?.

viernes, 15 de mayo de 2009

Eso es así

El que sabe, sabe, y estos dos son unos maestros...

Sexo y fútbol (♦♦)

Hay dos cosas capaces de lograr que la gente de este país llamado aquí se movilice y salga a la calle, una es el fútbol y la otra una fiesta.
Algunos afortunados dicen que el fútbol es una fiesta, aunque yo, siendo forofo incondicional del Compostela, simpatizante del Celta y del Atl. de Madrid, me pregunto dónde coño está la fiesta porque creo que me la estoy perdiendo.
Y es que de un tiempo a esta parte el fútbol no me da más que disgustos, salvo por supuesto la inmensa alegría que llevé con la consecución de la Eurocopa ganada por la selección española (con perdón).
Aunque bueno, este año mi Compos se proclamó campeón de tercera división y también me llevé una gran alegría, pero fue una alegría de tercera, no te vayas a pensar que hice fiesta por ello. Unas cervezas en la cantina del estadio para celebrarlo y un polvito en casa para festejarlo.
Porque el fútbol tiene un qué sé yo capaz de despertar la libido en los hombres. Y no te rías porque es cierto.
Esta relación entre el sexo y el fútbol me ha llevado a que en cierta ocasión regalase a una antigua novia que tuve la camiseta del Deportivo de La Coruña, y no lo hice porque la chica fuese hincha deportivista, y tampoco por la simpatía que tenga yo por ese equipillo porque no le tengo ninguna, más bien todo lo contrario. Pero no te puedes imaginar el inmenso placer que me daba el follarla a cuatro patas teniendo ella esta camiseta puesta, y soltarle después de alcanzar el orgasmo un ¡HALA CELTA!... Aquello sí era quedar como Dios.
Aparte de esto que me sucedía a mí, puedo decir porque he vivido muy cerca del “barrio chino” de Santiago, donde he podido comprobar con mis propios ojos como los burdeles se abarrotaban de gente cada vez que el Compos jugaba en casa y ganaba.
La afluencia de clientes a los bares de alterne los domingos después del partido sólo era comparable con la que se daba los días en que los ganaderos venían a Santiago de protesta y organizaban aquellas polémicas tractoradas, en las que los que estaban cerca de la zona dejaban el tractor aparcados en medio de la calle para cortar el tráfico y mientras tanto todos a las putas.
¡Esa si era forma de protestar y no silbarle al himno de aquí o al Rey!.
Desconozco si hay hecho algún estudio científico que demuestre la veracidad de esto que digo, pero sí sé con certeza que una victoria de mi equipo puede aumentar mi deseo sexual. Afortunadamente hay otras cosas que la aumentan, porque de lo contrario y siendo yo de estos tres equipos no echaría más de media docena de polvos por temporada, amistosos incluidos.
Ya sé lo que estaréis pensando chicas, pero los futboleros somos así, el sexo es como es y a vosotras lo que os predispone es ir de invitadas a una boda.
De todos modos cada día sois más las mujeres que os gusta y vais al fútbol, algo que he certificado con mis propias narices en el Fondo Sur del Estadio de San Lázaro, cuando el olor a faria y porro han sido desplazados sin contemplaciones por el aroma de perfume, lo cual sería de agradecer por partida doble si con simplemente olerlo ya pillases el punto.
Si a vosotras también os pone que vuestro equipo gane es algo que no sé, lo que sí puedo decir es que mi churry es del Real Madrid y el día del 2-6 lo hicimos con toda normalidad.
De lo que no tengo duda es que a la chica del vídeo sí la pone, en cambio el tipo que la acompaña no parece muy futbolero, pues si te fijas bien en él verás como en ningún momento presta atención al partido.

video

Mira el manta este que ni a puerta vacia la mete.

miércoles, 13 de mayo de 2009

Pastillas para las niñas

Finalizaba la década de los 70 y cambiaban muchas cosas en este país llamado aquí. Pese a mi corta edad y el poco interés que la política despertaba en mí, fui consciente de esos cambios cuando en el quiosco del barrio vi expuesta la revista LIB, en cuya portada salía una rubiaza enseñando las tetas.
Lo primero que pensé al verla es que fuese como fuese mis manos tenían que posarse sobre aquellas tetas, lo que me llevó a romper la hucha para conseguir el dinero y comprar la revista, lo cual hice tres barrios más abajo para mantener el anonimato y no pasar vergüenza.
Salí del kiosco con ella oculta bajo la cazadora y corrí ansioso hacia un lugar en el que poder ojearla en la intimidad y con toda seguridad. Después de mucho pensar se me ocurrió que para ello no había mejor sitio que el cuarto de baño.
Acomodado en la taza del retrete posé mis ojos sobre aquel par de tetas al no poder hacerlo con mis manos por tenerlas ocupadas. Con la izquierda pasaba página mientras que con la derecha no recuerdo exactamente lo que hacía, sólo sé que no sujetaba el cigarro ya que por aquel entonces no fumaba, pero sí sé que estaba ocupada, puedo suponer en qué pero no voy a aventurarme en decirlo por temor a equivocarme.
Aquel par de tetas hicieron que aquella revista se convirtiese en mi lectura favorita, sobre todo las páginas centrales en las que por aquel entonces una exuberante Susana Estrada nos enseñaba todo lo que había que saber sobre el sexo.
Y yo, que aun no había catado un conejo, ponía todo mi empeño en aprender el arte de amar, adquiriendo así un alto nivel de conocimientos en cuanto a la teórica y nulo en cuanto a la práctica, ya que todos los consejos que daba iban encaminados a la práctica del sexo en pareja. Y yo practicaba mucho sexo… pero en solitario (de ahí que suponga en qué tenía ocupada la mano derecha).
Lo primero que aprendí con Susana fue lo poco recomendable que era practicar la marcha atrás, a lo que no le di demasiada importancia debido a que entonces no tenía el permiso de conducir ni edad para tenerlo.
Cuando me enteré que con marcha atrás se refería al coitus interruptus casi me muero de la risa, y cuando me enteré que un coito es un polvo casi me muero de vergüenza por mi ignorancia. Cuando asimilé todo esto y comprendí que se estaba refiriendo a interrumpir el polvo en lo mejor de la faena, casi me muero de pena.
Mis primeras experiencias con esta técnica poco recomendable fueron fatales ya que no me salia bien ni a la de tres. Más que un coitus interruptos lo que hacía yo era la marcha atrás interruptus, es decir, hacía ademán de sacarla rápidamente, pero interrumpía la maniobra de retroceso y volvía a empujar con fuerza para dentro.
Y eso que había miedo, sí, había miedo a no sacarla a tiempo y dejar embarazada a la chavala, lo cual suponía pasar por vicaría. De esto pueden dar fe algunos de mis viejos amigos: Abel, Toño, Carlos, Cholo, Joaquín, Javier y Fran entre otros, que por no practicar el coitus interruptos dejaron embarazada a la novia y se tuvieron que casar con ella. Todos excepto Fran, quien sí se casó con ella, aunque las malas lenguas aseguraban que había sido Juan Luis quien no la había sacado a tiempo.
Bien, pues desde ayer mismo los jóvenes y jóvenas de este país llamado aquí no tienen porque preocuparse de poner un condón o meter la marcha atrás, ya que ha sido aprobada por el Gobierno la venta de la pastilla del día después, sin tener que enseñar el DNI para demostrar mayoría de edad y sin tener que ir tres barrios más abajo para comprarla.
Esta aprobación trae mucha polémica, sobre todo por el hecho de permitir que esta pastilla pueda venderse a menores de edad.
Como padre de una menor he intentado imaginarme en el supuesto de saber que mi hija tuvo de recurrir a ella para evitar quedarse embarazada, pero no he podido ya que simplemente con pensar en que mantiene relaciones me ha puesto frenético, por lo que he optado por lo menos doloroso, así que he pensado en que es tú hija la que mantiene relaciones. Sí, sí, la tuya.
Y pensando he llegado a la conclusión de que si nunca te dirá que ya folla y con quien lo hace y tú tampoco quieres saberlo, ¿por qué quieres ser tú quien dé su autorización para que tome o no la pastillita de marras si estoy seguro de que tampoco la has autorizado para que folle?.
¿Cómo coño va a confiar tu hija en ti sabiendo que las has estado engañando media vida con el cuento de que a los niños los trae una cigüeña de París?.
No amigo, no, los niños no son tontos y las niñas aun menos que ellos. Apuesto a que recuerdan todo lo que les has enseñado referente al sexo y con una explicación como la anterior seguro que se creen que saben más que tú.
Pero todo esto tiene una fácil solución y ésta es hablarle a los hijos con franqueza y sin meterle cuentos parisinos en la cabeza.
Por lo que a mí respecta y dado que en estos momentos no cuento con la ayuda de Susana Estrada para que avale mis conocimientos en temas de sexo, asesoro a mi hija como buenamente puedo y sobre este tema hace tiempo que ya le he hablado alto, claro y en un perfecto castellano para que me entienda: como eches un novio te mato.

jueves, 7 de mayo de 2009

Mi diario y yo (XIII), el retorno del hijo pu... prodigo

Distinguidos lectores, queridísimas lectoras, hoy 12 de mayo, cuando son exactamente las 23:23 horas p.m. de la noche, una hora menos en Portugal y Canarias y cinco minutos de retraso en el reloj que tengo justo enfrente, levanto el castigo al que tenía sometido a un personaje que hace algún tiempo gozó de bastante protagonismo en este blog y al que algunos de vosotr@s recordaréis.
A partir de hoy volverá a colaborar conmigo en el blog “mi querido diario”.
A quienes no lo conozcan les diré que se trata un personaje polémico, barriobajero, grosero, soez y un montón más de adjetivos por estilo. Es mucho peor que yo.
Aparte de todo esto y lo que a mí más me afecta es que no puedo tener secretos con él, y él no puede tener el pico cerrado y los va pregonando por ahí para dejarme en evidencia, ya que nos llevamos como el perro y el gato.
En fin, poco a poco lo iréis conociendo, sólo espero que no se cargue un año y pico de vida de este blog con sus groserías.
Distinguidos lectores, queridísimas lectoras, con todos vosotr@s, mi querido Diario
……
Querido diario, escribe algo…
……
Querido diario, aunque sólo sean unas palabras para saludar a mis lectores…
……
Querido diario, te lo pido por favor…





.

¡¡¡ NO ME SALE DE LOS COJONES !!!...

Santa Trucha

Distinguidos lectores, queridísimas lectoras, si alguno de los que me leéis tenéis pensado viajar a Galicia en este fin de semana, acordaros de meter un cubierto en la maleta, porque estáis invitados a las fiestas de mi pueblo que comenzarán mañana viernes.
Siento mucho el tener que pediros que traigáis vuestros propios cubiertos, pero en mi casa tengo los justos para el resto de invitados y francamente, con esta crisis que tenemos no estoy dispuesto a empeñarme más para comprar tenedores, cuchillos y cucharillas para el postre.
Así que ya lo sabéis, los que vengan desarmados tendrán que comer con las manos.
Celebraremos el día de nuestra patrona “Santa Trucha”, que al no ser virgen tampoco viene señalada en el calendario. En realidad se trata de un pez de río que una vez que la echas en la sartén deja de ser pez y pasa a llamarse pescado. Y que con una loncha de jamón incrustada en la barriga se convierte en un delicioso manjar.
Aviso desde aquí por si a alguno se le diese por elaborar este sabroso plato, que el jamón hay que introducírselo una vez asegurados de que la trucha esta muerta, ya que abrir en canal a la pobre para meterle una loncha más que ser tarea de un buen cocinero es una salvajada propia de inhumanos, igual que lo es arrancarle un jamón al cerdo sin antes comprobar que esta bastante muerto.
Las fiestas este año tienen como novedad principal la nueva ubicación del escenario, lo cual agradezco al señor alcalde el que me lo haya montado en mi dormitorio, ya que así podré cantar, bailar y follar si la mujer se deja, en pijama y sin levantarme de cama.
Ya sé que exagero un poco con eso de tener el escenario en mi dormitorio porque no es así en realidad, pero es que me lo han puesto a 20 metros de distancia, lo que unido a la velocidad que se transmite el sonido, sobre todo el bum bum de la batería con el viento a favor, es prácticamente como tenerlo a los pies de mi cama, para lo cual tendré que prepararme y nada de asustarme si me despierto uno de estos días abrazado al de la guitarra, o lo que sería peor, que sea mi mujer la que se despierte abrazada al del saxofón.
Este año contamos además con las mejores orquestas de la tierra, nada más y nada menos que la Panorama y la Paris de Noya, que supongo que a ti que no eres de por aquí estos nombres no te sugieren nada, sin embargo a mí que sí soy de aquí, me sugieren un poquito más que a ti.
Por ejemplo, de la Panorama sé que son de por aquí cerca, aunque no sé a que distancia exactamente, y de la Orquesta París de Noya sé que no son de París tal como su nombre indica, sino que son de Noya como dice su apellido.
Supongo que Noya si os sonará… ¿tampoco?. Pues por si no os suena os diré que es una villa a 35 kilómetros de Compostela y que es muy célebre por sus calamares fritos, que los hacen muy ricos, tanto en raciones como en bocadillos.
Pero volviendo al tema de la fiesta y más concretamente al de nuestra patrona, vuelvo a decir que no es ninguna virgen y que por lo tanto nos ahorramos sacarla en procesión por todas las calles del pueblo. Nosotros la sacamos del río y de ahí directamente a la sartén, cosa que no hay cojones para hacer con la virgen.
Y es que los gallegos somos así con las fiestas, sino no nos podemos comer a la patrona o al patrón, que los saque San Pedro en procesión, y para no vernos en el entredicho nombramos patrón o patrona del pueblo lo más rico de nuestra gastronomía, por ello y aparte de la fiesta de Santa Trucha en Sigüeiro, tenemos la de Santa Empanada en Bandeira, San Pimiento en Padrón, San Percebe en Cedeira, San Centollo en O Grove y Santa Filloa en Lestedo, amén de otras que no nombro porque se me abre el apetito.
Lo dicho, estáis tod@s invitad@s, pero acordaros de traer el tenedor.