lunes, 13 de abril de 2009

Cousa do demo

Distinguidos lectores, queridísimas lectoras, hoy escribo para dejar constancia de mi calamitoso estado mental debido al cual estoy como para que me den una somanta de hostias o que se haga en mí un exorcismo, pues a juzgar por lo que me está ocurriendo no me queda más remedio que pensar que debo tener al demonio en el cuerpo, porque lo que sí tengo claro es que embarazo no es y gases tampoco.
Después de pasarme una semana de vacaciones tristón, apático y con el ánimo por los suelos, ha llegado el lunes y como por arte de magia vuelvo a ser el mismo de siempre, es más, yo diría que hoy estoy como el Manolo de los viernes, lo cual creo que es motivo para realizar un estudio psicológico por si estuviese perdiendo la cabeza, y eclesiástico por si me hubiese que exorcizar.
Desde siempre he pensado muy firmemente que mi jefe y el diablo eran parientes cercanos, teniendo como única duda al respecto el hecho de que hasta el momento no lo haya puesto en la nómina de la empresa, aunque conociéndolo como lo conozco apuesto a que va incluida en la mía, de ahí que me desaparezca tan pronto.
Y los hechos a los que me refiero pudieran ser motivo para sospechar que un ente se ha apoderado de mi, pues como todo el mundo sabe la cabra siempre tira al monte, y no es normal que yo esté animado y contento un lunes después de unas vacaciones, y tampoco es justo, que carallo.
De momento no tengo vómito verde ni me introduzco crucifijos por el ano, pero el otro día mi hija le dijo a la madre al ver que me caía ceniza de mi cigarro en el suelo y como de un soplido la enviaba para debajo de la alfombra “¿has visto lo que ha hecho el guarro de tu marido?...” Y eso me suena.
Tampoco levito, aunque esto pudiera ser porque no lo he intentado, ni giro la cabeza 360º sobre el eje del pescuezo, pero mi churry dice que se me ponen los ojos en blanco cuando me corro y también me ha salido un herpes feo en el labio que pudiera ser sospechoso.
Cuernos no me han salido, aunque este fenómeno sólo se da entre los endemoniados cuando aparte de ellos también su mujer ha sido poseída. En este caso les puede salir la cornamenta a una posesión de nada, en una simple aquí te pillo aquí te poseo.
Y la verdad es que no creo yo que mi mujer haya sido poseída por ahí, porque aun a mí que soy su esposo, guapo y tengo cierta confianza con ella me cuesta un huevo hacerlo.
De todos modos con este tema no me gusta bromear ya que desde niño le he tenido mucho miedo al demonio y a raíz de una obra teatral que viera por la tele, en la que se le aparecía a un tabernero en forma de cliente.
La recuerdo como si la hubiese visto ayer mismo, mejor dicho, la recuerdo como si la hubiese visto hace un par de meses, porque la verdad es que algunos detalles sí se me han olvidado.
Se le apareció al otro lado de la barra y cuando el buen hombre se disponía a cerrar la tasca, con su tez gris clara, su pelo negro, su capa gris medio y su tridente gris oscuro… es que la tele era en blanco y negro y es así como lo recuerdo.
Tenía también cuernos y rabo, por lo que no cabía la menor duda de que aquel era el mismísimo demonio en persona.
Y desde aquel día mi vida cambió, porque de no haberle tenido nunca miedo ni al coco, ni al hombre del saco, ni a la mismísima Marujita uha uha con la que mi abuela había acojonado a toda una saga, pasé a no acostarme sin antes mirar dentro del armario y debajo de la cama, aparte de dormir con el tirachinas bajo la almohada y un par de piedras encima de la mesilla de noche. Siempre tuve muy buena puntería, pero dormía más tranquilo sabiendo que en caso de fallo aun me quedaba otro disparo.
En fin, que la cosa conmigo tiene cojones porque me he pasado una semana de vacaciones tristón y por ello jodido, y hoy lunes que estoy animado estoy jodido por ello.
Como diría mi abuela “e cousa do demo”.

9 han comentado:

VolVoreta dijo...

huy huy huy, sí que estás mal Manolo, cuando se prefiere ir al curro a estar en casa...algo está fallando...con la churry, todo va bien?
Un bico y cuidateme.

RAMPY dijo...

Hola, Manolo, espero que ese desánimo desaparezca pronto, y que todo sea temporal. En realidad lo es porque no somos inmortales, como los Higlanders. Un rampyabrazo
Rampy

Elisabeth dijo...

Manolo necesitas q llame al cura para hacer el exorcismo ya o nos esperamos al viernes a ver la cosa como va? jejejejejejeje


besitossss

Logio dijo...

Manolo, ¿tu jefe lee tu blog?, je, je.

Aspective dijo...

Será alegria por tener curro, que no es poco.
En vacaciones, convivir tanto con la parienta puede ser contraproducente. de hecho parece que hay más divorcios después de estas convivencias...
O simplemente estabas jodido por lo cortas que eran las vacaciones y ahora estás mejor porque queda menos para el verano.
O porque necesitas un exorcismo, efectivamente...

m4n010 dijo...

Pobriña mi churry, que por si tuviera poco con tener que aguantarme aun se lleva las culpas de todo lo malo que me suceda.

Lo que más me ha hecho estar jodido la pasada semana ha sido precisamente todo lo contrario, pues contaba con que a ella también le diesen vacaciones y no se las han dado por lo que me las he pasado sólo y haciendo de Maruja.

Vitalnn dijo...

míralo por el lado bueno, al menos ahora te encuentras bién. Guarda fuerzas para el finde, y se las dás todas a tu churri.

Me alegro mucho de que hayas vuelto, y por cierto, me encanta el título de la entrada.

Un saludo amigo!!!

Montse dijo...

La culpa la tiene ZP que nos tiene loqueaos,leñe!!!!

No te preocupes que la semana que viene, cuando vuelva a cambiar el gobierno, se te pasa todo, jejeje.

Besitos y recupera fuerzas para que tu "santa" te disfrute a base de bien.

Naida dijo...

Yo no me preocuparía demasiado... disfrútalo, no? Baaaaahhhhh el demonio no existe miedica ;)