sábado, 6 de noviembre de 2010

¡Que viene el Papa!

Distinguidos lectores, queridísimas lectoras, señores, señoras y señoritas en general... Como sabéis mis habituales lectores y lectoras, este ha sido desde hace mucho tiempo el comienzo de las entradas que hago en este blog, y así seguirá siendo siempre ya que me niego en rotundo a ponerlos por orden alfabético tal como pretende hacer el gobierno de aquí con los apellidos.
¡Y no señor!, en mi blog hago lo que me sale de los cataplines y os saludo como me sale de los cojones, es decir, primero a vosotros, después a vosotras y luego a los demás ateniendome, eso sí, a cual sea su estado civil, mencionando antes a las señoras por que yo de esas tengo una, siendo esa la única razón aunque en mis buenos tiempos de señoritas tuve una colección.
Tampoco quiero que penséis que soy un pedante y que me estoy tirando de la moto en marcha con esto porque es cierto. Primero porque yo no tengo moto que tengo un Renault Megane, y segundo porque tirarse de la moto en marcha y en las condiciones físicas en las que me encuentro podría ser casi un suicidio, sobre todo si la moto sobrepasa los 100 km. por hora... a menos velocidad podría arriesgarme pues con la de veces que me he caido de la bicicleta algo de experiencia aun tengo.
Pero si bien es cierto de que tuve una colección de señoritas, debo aclarar que el album era pequeño y muchas las tuve repes. Es decir: tenía una, me dejaba, yo insistía, ella volvía y al poco tiempo me dejaba otra vez. Y así sucesivamente hasta que se aburrían de mí.
Aunque bueno, a alguna fui yo quien la dejó, jijiji.
Ahora me viene a la memoria una a la que estando yo con un par de copas dejé olvidada en un pub por ir de juerga con los colegas.
Pobre Pilar a la que el inconsciente de mí dejó olvidada allí y de esa forma la perdí. Sabe Dios por donde andará ahora... En el mismo pub desde luego que no ya que tres días más tarde volví y ella ya no estaba allí. En fin, que os voy a decir si la vida es así...
Y ya que he mencionado a Dios, os comunico que su representante en la tierra estará mañana en mi ciudad, y por si alguno no lo sabe me estoy refiriendo al Papa o Santo Padre, como queráis llamarle, aunque por lo que a mi respecta ni es santo ni tampoco mi padre, ya que el mío era camarero, se llamaba Manolo como yo y también se apellidaba Losada igualito que yo. ¿Qué casualidad, verdad?...
En cambio si yo fuese hijo del Papa Benedicto 16, por cojones tendría que llamarme Manolo 17, aunque con esto de poner los apellidos por orden alfabético podría llamarme tranquilamente Manolo 37, o Manolo 69, o Manolo mil y pico... Lo que no sé es que si esta decisión tomada con respecto al orden de los apellidos puede aplicarse igualmente por orden numérico o si sólo se puede hacer por orden alfabético. Pero si dan a elegir yo prefiero el orden numérico, ya que a mi eso de lo alfabético no me va mucho, pues como muchos ya sabéis, servidor no bético sino que soy atlético, es más, si me apuras casi, casi tengo más simpatía por el Sevilla.
Pero volviendo al tema principal de esta entrada, el cual desconozco todavía, he de decir que la ciudad está tomada por la policía y que hoy al pasar por delante de la comisaría pude advertir la más que curiosa mirada que me lanzó el agente que estaba en la puerta, parecía incluso una mirada de desconfianza, tanto que estuve a punto de sacar de la cartera el DNI y mostrárselo sin que él me lo pidiera, ya que estoy seguro que el tipo me confundió con aquel que fuera el famoso "cojo manteca".
Y pienso yo que aquel poli debía ser un poco gilipollas, ya que con tanta vigilancia que hay sólo a un loco se le ocurriría atentar contra el Papa a muletazos. Y quiero dejar bien claro a mis distinguidos lectores, queridísimas lectoras, señores, señoras y señoritas en general (y ole mis huevos que una vez más me paso lo que dice el gobierno por los mismos), que yo no estoy chalado, aunque la verdad sea dicha sí un poco tocado, lo cual tampoco es tan malo sobre todo si estoy medicado.
En fin, que mañana tenemos al Papa por aquí, lo cual a mí me la pela ya que lo que de verdad mañana me importa es que mi Atleti gane de una puta vez al Real Madrid, y no dudo en afirmar que si gracias a la mediación de Benedicto 16 con su jefe y obrase el milagro de la victoria, no tendría reparo en asistir a la misa que dará y colocarme en primera fila... pero como sé que al Papa se la pela el Atléti, mejor me quedo en cama hasta las dos y a la misa que vaya Dios.
Son las 3 o'clock de la madrugada, así que aquí me despido y con la misma me voy para cama.

4 han comentado:

Senovilla dijo...

Que descanses y ojalá le ganen al Madrid de una vez.

Un abrazo.

Antonio E. Zafra dijo...

atentar contra el papa a muletazos...no des ideas Manolo que luego te pueden acusar de lider ideológico del atentado :))

Logio dijo...

Manolo en estado puro.

fermin dijo...

Hostia, Manolo, ya te vi anoche, pero entre el dolor de muelas y que las tres de la mañana no son horas...
Mira por donde estoy viendo el taxis ese que dicen que nos cuesta 800.000€ la hora y a su pasajero. ¿Ese tío que levanta las muletas de forma amenazante no seras tu verdad?
Ja,ja. Me gusta leerte, amigo