viernes, 19 de noviembre de 2010

Listo para quirófano

Distinguidos lectores, queridísimas lectoras, señores, señoras y señoritas en general, recuerdo que cuando era un crío y me hacía una herida corría a junto mi madre al grito de: “mamá, pupa”, y ella me echaba Betadine, agua oxigenada o lo que fuese, al tiempo que recitaba la consabida oración de: “sana, sana, culito de rana, sino sanas hoy sanarás mañana”. Y al poco tiempo de practicar este ritual y esa especie de conjuro comenzaba a sentir un picor en la herida.
Al sentir este picor entonces me quejaba :”mamá, me pica la pupa”, a lo que ella me contestaba: “eso es porque lo que te acabo de echar hace efecto y te empieza a curar”.
Ateniéndome a la sabiduría de mi santa madre a la hora de curar las pupas y dado el intenso dolor que hoy siento en la pierna, al cual debo añadirle el picor que siento en los huevos, casi me atrevería a decir que la pierna va de mal en peor aunque gracias a Dios, los cojones me están curando.
Esto sería una buena noticia, pero… como a veces se suele decir, tengo dos noticias que darte, una es buena y la otra mala: la mala es que el menisco dañado va por mal camino y la buena es que a mis cojones no les ocurre nada, lo cual yo ya sabía pues según los resultados de la resonancia magnética que me han realizado, mi menisco no se extiende más allá de la rodilla, lo cual imposibilita que el picor de huevos sea consecuencia de la meniscopatía.
Y digo esto porque cuando me han realizado la operación de vasectomía, hubo un momento en el que el doctor tiró del conducto seminal y yo sentí un fortísimo dolor desde la garganta hasta abajo, lo cual llevará a pensar a más de uno de vosotros que tengo los huevos enormes, pero siendo humilde he de reconocer que el tamaño de mis cojones viene siendo aproximadamente como el de dos nueces, y aquí aclaro para evitar confusiones confusas, que si digo dos nueces es porque tengo dos cojones.
El caso es que lo mires por donde lo mires es algo positivo ya que en mi modesta opinión, es mejor padecer el dolor en una pierna por muy intenso que éste sea, a perder los cojones por un simple picor.
Otro buen síntoma que siento es que me los acabo de rascar y el picor ha desaparecido como por arte de magia… peeero… (siempre hay un pero que jode la marrana), dado que hoy apenas tengo trabajo tendré que pasarme el día rascándome los huevos a pesar de que a la primera rascada han dejado de picarme, lo cual procuraré hacer con delicadeza no vaya a hacerme pupa en ellos y tener que aplicarle luego algún producto desinfectante que me provoque un picor de cojones en los susodichos cojones.
Dejando los cojones aparte y centrándome en mi menisco… y lo digo así aun a pesar de que los cojones están más centrados en esta masa corporal que es mi cuerpo quedando el menisco un poco más apartado, diré que por fin y tras 11 meses de espera he realizado todas las pruebas preoperatorias y que estoy a la espera de que me llamen del hospital para pasar por quirófano, cosa que a pesar del respeto o miedo que puede dar tener que pasar por ese sitio estoy deseando, ya que esto del menisco roto es un sufrimiento de cojones… y pido perdón por tanta redundancia y volviendo a dejar claro que de los cojones estoy bien a Dios gracias, y sirva como prueba de ello que tras el picor que según mi madre produce una herida cuando se está curando, vino tanta calma en los mismos que me entran ganas de bajar al wc y acariciármelos un poco… aunque en horario laboral lo más propio es rascárselos que acariciárselos.
En fin, que para acabar esta entrada digo que yo ya estoy listo para quirófano, ahora sólo le pido a Dios o a quien sea, que el que me vaya a operar esté tan listo como yo, porque después de 5 años sufriendo dolor y sin un diagnóstico que me dijese a que era debido, sólo faltaría que entre en quirófano para operarme de la rodilla y salga de allí con la rodilla todavía jodida y con los cojones amputados.
Sí, ya sé… los médicos españoles son cojonudos, pero después de tantas y tantas veces que he pasado por el hospital y con todo lo que allí he visto, sólo le pido a Dios que si la cosa se complica, prefiero morirme en el quirófano que salir de allí sin mis preciados cojones.

7 han comentado:

Logio dijo...

Suerte, maestro...

Lakacerola dijo...

Buenísimo,,,jajajaja, escojorciada de la risa.
Un saludo.

Dina dijo...

Tu, por el porsia,antes de entrar al quirófano, con un rotulador, haz una X en la rodilla que han de operar... no vaya a ser que se les vaya la mano y tengamos algún disgustillo.

Mucha suerte, guapeton.

fermin dijo...

Te quedó un apunte de cojones.
Estaremos atentos a la pantalla esperando novedades

Amio Cajander dijo...

CON UN PAR ... Y POR MUCHO TIEMPO!

Que vaya todo bien!!

Antonio E. Zafra dijo...

tranquilo hombre que no llegará la sangre al río ¡juas!

VolVoreta dijo...

Mejor no te digo lo que pienso...mucha suerte y que todo vaya bien. Tranquilo que vivimos en un país machista y antes de dejarte sin huevos te dejarían sin cabeza.

Moitos bicos.