jueves, 2 de diciembre de 2010

En lucha contra el sistema del sistema

Distinguidos lectores, queridísimas lectoras, señores, señoras y señoritas en general. Después de un año de baja laboral por los problemas que en anteriores entradas os he relatado, me encuentro ahora en mi casa en zapatillas y pijama, disfrutando de unas merecidas vacaciones.
Y dirás tú... "coño con el tío, un año de baja y aun tiene el santo morro de decir que está disfrutando de unas merecidas vacaciones"... pues si es eso lo que piensas, ¿sabes lo que te digo?... mira... será mejor que no diga nada porque te puedes enfadar, porque estoy hasta los mismísimos "juguetes" de esperar a que me llamen para operarme.
1 año llevo en lista de espera y el próximo martes me veré cara a rodilla con el traumatólogo que supuestamente chafullará en el interior de mi susodicha rodilla derecha de la pierna derecha, la cual si estuviésemos tu y yo frente a frente vendría siendo la que vieses a tu izquierda.
Como ya he comentado en anteriores entradas, tengo también serios problemas en mi pierna izquierda, la cual si estuviésemos tu y yo frente a frente vendría siendo la que vieses a tu derecha, y eso sumado al menisco roto en la pierna contraria me impiden caminar, por eso y tras la baja y luego de currar 20 días medio arrastro y los mismos 20 días medio renqueante no me ha quedado más remedio que acudir a las vacaciones para evitar currar en estas circunstancias, pues no hace falta ser un experto matemático para saber que la suma de dos medios dan como resultado uno, y si un medio anda arrastro y el otro renqueante, el uno anda jodido, y como ya habréis conseguido descifrar mis sagaces y sagazas lectores y lectoras de este blog... ESE UNO SOY YO, por lo tanto y como habrás comprobado, si eres de los que has pensado que me pillé las vacaciones para rascarme los cojones, te has equivocado de "pe a pa", y te está bien empleado por ser un mal pensado...
Y ahora me vais a perdonar pero me voy a poner muy serio y amenazante, pero tranquilo que esto no es contigo, sino que es contra el sistema del sistema.
Señores y señoras, funcionarios y funcionarias del sistema de la Seguridad Social, por medio de ésta les advierto que si el próximo día 7 de diciembre no salgo de la consulta del traumatólogo con una fecha próxima para mi operación, o en su defecto un informe médico en el cual se haga constar mis enormes dificultades para caminar y se me recomiende una baja hasta la operación, YO MISMO ME INMOLO EN LA CONSULTA DEL DOCTOR... y no les hago aparte una huelga de hambre en la puerta del hospital porque no podría subsistir sin mis galletas de chocolate, aparte de que hace un frío de cojones... de ahí que opte por la inmolación (puestos a morir que sea caliente, que carallo).
¡A ver si no...!, no me quieren prolongar la baja en el INSS, no me quedan más vacaciones, casi no puedo caminar y mi jefe quiere sacar tajada de todo este asunto y visto lo visto y mis dificultades actuales tiene a bien ofrecerme el irme para el paro hasta que esté curado del todo y 3.000 euros como generosa compensación por mis 36 años y medio currando en la empresa... ¡tócate los cojones!... ¡como si el INEM o la SEG. SOCIAL me fuese a dar una paga por tonto!... pero si aquí todo Dios sabe que las pagas se las dan a los listos y listillos.
Lo que más me toca los cojones es que o apuran mi operación o tendré que claudicar ante el jefe, pues como me la retrasen llegará el día que no pueda caminar ni de aquí al retrete, y eso que lo tengo cerca, concretamente es la primera puerta a la derecha y la segunda es mi dormitorio, por lo que me estoy mentalizando de que si llegado ese día, por estrategia tendría que instalarme en el cuarto de baño.
Así que distinguidos lectores, queridísimas lectoras, señores, señoras y señoritas en general, atentos al Telediario del próximo día 7 de diciembre (como tengo cita a las 11:30 a.m. de la mañana supongo que ya lo podrán emitir en el del mediodía), porque puede ser que hablen de mí.
Imaginaos al Matias Prats dando la noticia:
"En un hospital de Santiago un paciente intenta inmolarse en la consulta de un traumatólogo porque éste se negó a operarlo en el acto del menisco roto en una rodilla. Afortunadamente la cosa quedó en un susto ya que el presunto suicida no tenía mechero encima"... ¡Hombre no!... puedo rociarme de gasolina... pero de ahí a prenderme fuego ¡por el carallo!.
Eso sí, les voy a meter un susto que se van a cagar por la pata abajo... Eso como Manolo me llamo.

(P.D., la imagen que muestro con esta entrada no tiene nada que ver con la misma, pero he buscado en google "inmolarse" y me apareció esta, os lo juro por Dios, y aunque la miro y la remiro, inmolarse, lo que se dice inmolarse, no parece que se esté inmolando, pero la tía mola mogollón.)

6 han comentado:

Logio dijo...

Que jefe mas comprensivo tienes, al mio le cojo un año de baja y luego le pido vacaciones y seguramente me me dice que a el le importa tres cojones como coño ser encuentre mi puta rodilla y que me fije bien en la punta de su pie derecho porque me va a doler mucho el culo, ja, ja.

VolVoreta dijo...

Pero bueno ¿tú no estabas ya en capilla?, pues si tienes las pruebas hechas, seguro que te llaman para entrar en quirófano en Nochevieja. Encomiéndate a Stª In-molona!

Bicos, Manolo.

Logio dijo...

Por cierto, suerte con la operación, que llegue pronto, pase pronto y se olvide pronto.

Dina dijo...

Anda, yo también pensé que tenias fecha pa pasar a cuchillo... suerte pal día 7 y disfruta de tus merecidas vacaciones todo lo que esa rodillita te permita

pinchinho dijo...

MUCHA SUERTE....
Sé de buena tinta china (porque me lo dijeron a la cara) que hay gente que te está echando de menos en tu hábitat natural... que viene siendo el terreno en el que nos conocimos y que es la sala de pesas del gimnasio.
Asi que... echale un par de cojones y no te inmoles: ESCUPELES en la cara!!

martesytrece dijo...

Suerte con tu operación o...¡¡PACIENCIA si todavía no te cogen...¡¡

Saludos cordiales.