lunes, 28 de julio de 2008

El vino que tiene Asunción ¡hip!...

Si hoy es lunes 28 de julio yo no tendría que estar de resaca, salvo que ayer me pasase mis propias normas por el forro de los mismísimos.
Y es que quienes me conocen saben que sólo tomo alcohol 4 días al año y que los 361 días restantes dejo que éste se me reparta por todo el cuerpo, sí, es que en esos cuatro días lo tomo todo junto.
Bien, pues ayer no le tocaba y sin embargo me la he pillado y es que quedar con un amigo en una vinoteca no es lo apropiado para un bebedor ocasional, porque el vino es muy traicionero, sobre todo cuando es bueno.
Pedir una Coca-Cola en un establecimiento de este tipo no es lo recomendable, te arriesgas a que te miren mal o que te tomen a cachondeo, así que por no quedar mal o hacerle un feo al amigo, no me quedó otra más que tomar un vino.
Como no entiendo de vinos dejé que él lo eligiese, lo que hizo de maravilla pues nada más mojar los labios me di cuenta que era de los buenos.
Y entre conversación y pinchos bajó la primera copa, dije que no cuando me servían la segunda lo que no le pareció bien a mi amigo que mosqueado por esto me llamó la atención:
-Pero tú insensato, cómo que no quieres otro vino, ¿has visto lo que cuesta esta botella?- me dijo al tiempo que me señalaba otra igual en la vitrina y bajo la cual marcaba el precio.
-¡Hostiaaaa!, echa, echa, que el vino está cojonudo- y volví a mirar el precio para cerciorarme que lo había visto bien.
Y me tomé una segunda, una tercera y una cuarta copa. Y después una segunda y una tercera botella.
Lo bueno de los buenos vinos es que bajan muy suaves, lo malo es que cuando suben pierdes el sabor y ya no aprecias la calidad, por lo que emborracharse con un vino tan bueno puede resultar hasta un crimen, sobre todo para la cartera.
Que es lo que yo decía cuando íbamos por la segunda botella:
-oye tío, yo ya tengo un punto, creo que la próxima en vez de una botella de este, podemos pedir un Don Simón en envase de cartón-.
Pero hay una leyenda entre bebedores que dice que mezclar las bebidas no es bueno, así que puestos a seguir repetimos con el mismo, a fin de cuentas es mejor un agujero en el bolsillo que en el estómago.
Y lo peor estaba aun por llegar, pues emborracharse a 20 kilómetros de casa y si no tienes como regresar es muy, pero que muy arriesgado, y no tuve más remedio que arriesgar, eso sí, tuve que volver por caminos y pistas sin asfaltar… con mi coche nuevo.
Pero bueno, regresé sano, salvo y con un leve contratiempo. Es que me entró tal gana de mear que aun no había parado el coche y ya la estaba sacando y saliendo con ella en la mano nada mas detenerlo.
Y meando tan tranquilo me llevé un pequeño sobresalto cuando un coche me pasó despacito por mi espalda.
-¿Y éste por aquí?, seguro que también va borracho- pensé y seguí a lo mío.
Hasta que me doy cuenta que ese coche era el mío.
-¡Al ladrón!, ¡al ladrón!- gritaba mientras veía como me robaban y escapaban con él.
Y allí mismo, en medio de un oscuro y solitario bosque vi la luz¿pero quién coño me puede robar el coche aquí si no debe haber un alma en 10 kilómetros a la redonda?.
¡Me cago en la puta!... ¡el freno de mano!... y venga a correr tras el coche por aquellos caminos, medio borracho y con ella aún fuera.
Menos mal que lo alcancé y me dio tiempo a pararlo antes que lo hiciese aquel roble, si no, hoy estaría aparte de resacoso muy jodido.
Por cierto que llevo todo el día que me repite el queso, el jamón y las anchoas que tomé de pincho y eso es lo que tienen los buenos vinos, que al día siguiente como si nada.
Y es lo que yo digo, con un Don Simón hubiésemos llegado a lo mismo.

6 han comentado:

senovilla dijo...

Un buen vino con amigo es excelente elección, lo de coger el coche con el puntillo, te pongo una X con cariño, es mejor ir andando, tu vida vale más que llegar a ningún sitio.

Saludos

Amio Cajander dijo...

[extracto del atestado 19887/2008]

Habiéndose personado a las 4:50 am la patrulla en el camino vecinal de XXX, se detecta vehículo matricula XXXXX, empotrado en especie protegida, con luces puestas y radio encendida sin indicios de violencia en las cosas, ni huellas de significación (...) en los alrededores, se encuentra tendido en una cuneta un varón inconsciente con el miembro viril fuera de los pantalones (...) que resulta ser dueño del vehículo (...)que niega ser el conductor del mismo en el momento del accidente y reconoce haber tropezado mientras corria detras de él.

Por todo lo anterior el abajo firmante, teniente de la Guardia Civil solicita a S.E. traslado a destino donde ocurran cosas normales (Bosnia, Afganistán, Líbano,...)

Juanita Castillo dijo...

Joder Manolo qué risas...Inevitable imaginarse la escena (no me tomes por una pervertida eh? o si, qué coño)
Tienes suerte de no vivir en mi pueblo, que según dónde aparques si pones mal el freno de mano te vas al agua...
Saludos buhíles

rosita dijo...

madre mia, yo tampoco soy de beber, pero hace 2 semanas me paso mas o menos lo mismo tambien con el vino bueno, me parece que os comente a toda la cuadrilla nada mas llegar a casa, pero eso no lo se cierto, la verdad es que me lo han contado jajajaaj...

por cierto, no os visito tanto, no por nada, sino porque me quedan solo 10 meses para la boda y no sabia qe pasaban tan rapido

darkmanburt dijo...

Yo que tu que me pensaba meterme una botella de esas de los hospitales en el maletero por si otro dia te entran ganas de mear, jajajaja.

Saludos

m4n010 dijo...

Quiero dejar bien claro que es la primera vez que conduzco con unos vinos y que pese a venir por pistas y caminos, aún hoy tengo remordimientos de conciencia.
También es la primera vez que me meo por los pantalones.
Lo que pongo en conocimiento de demás conductores, amigos y autoridades competentes que por aqui se dejen caer.