sábado, 13 de diciembre de 2008

Tradiciones tradicionales

Ayer cuando llegué a casa me encontré con al árbol de navidad y el belén ya montado. Ya sé que eso no está de moda últimamente pero es que yo soy muy tradicional para algunas cosas. De los de bacalao con coliflor en Noche Buena, 12 uvas en fin de año y siempre con calzoncillos marca “Abanderado”.
Salvo la de la marca de los calzoncillos, las otras son tradiciones familiares, igual que la de dar la bienvenida al año llevando un calzoncillo rojo y despedir a los difuntos con riguroso luto.
Eso sí, a los entierros llevo cualquier calzoncillo ya que generalmente no los enseño y aunque así lo hiciese estoy seguro de que el muerto tampoco se asustaría.
Pues sí, ayer me encontré la casa decorada y hoy me voy de cena con los amigos. Así que sólo me falta cobrar la extra y escuchar a los niños de San Ildefonso para estar metido de lleno en la Navidad.
Y como he dicho ya, en mi familia por estas fechas somos muy fieles a nuestras tradiciones, todos los años se cena lo mismo, se come lo mismo y se bebe de todo. Y luego se canta cualquier cosa, a veces hasta bingos. No te extrañe esto, que el alcohol tiene estas cosas.
Sólo un año que recuerde y siendo yo todavía un niño, que en casa de mis abuelos se cambió la tradicional coliflor con bacalao por el pavo, porque nos habían regalado uno vivo, eso sí, cuando lo cenamos ya estaba muerto.
Ahora bien, matar al bicho fue toda una odisea, porque después de 15 días con él en casa le cogimos tal cariño que lo bautizamos como Faustino y durante ese tiempo fue uno más de la familia.
No se me ofendan los religiosos, que lo bautizamos por lo civil, no por la iglesia.
Pero indiferentes ante el grado de parentesco que nos unía, al pavo había que matarlo por cojones, dura misión que recayó sobe mi abuelo, no obstante había sido cabo primero de caballería en la guerra civil.
Salieron de casa los dos cogidos de la mano, mejor dicho, mi abuelo llevaba en una mano un cordel que ataba a Faustino por una pata. En la otra una botella de coñac que yo pensé para darle de beber al bicho, no sé si se le da por eso de que después la carne sabe mejor, o si es para que no sufra.
En este caso que os cuento y tal como acabó la cosa, lo que debería decir es que la llevaba porque mi abuelo sacó al pavo de copas.
Desde la puerta de la casa, ya que no me dejaron acercarme a lo que supuestamente sería un baño de sangre, observa con atención como mi abuelo introducía la botella en el pico del pavo, la sacaba y después él le daba un trago. Y así sucesivamente, o lo que es lo mismo, una vez tras otra.
Faustino no bebió mucho pero mi abuelo bastante, aunque no tanto como para hacerse con el valor necesario para matarlo.
Después de media hora larga intentándolo, ambos regresaron a casa tal y como se habían ido. El pavo con su característico “glu glu” y mi abuelo con su también característico tambaleo.
Al final y gracias a la colaboración vecinal pudimos reducir y matar al bicho, mejor dicho, gracias al Sr. Hipólito, que sin necesidad de vaciar media botella de coñac para armarse de valor, no se lo pensó dos veces cuando lo tuvo enfrente y de un certero machetazo hizo de ese pavo dos. Uno con la cabeza y otro con el resto, aunque eso sí, ambos estaban muertos, fijándome yo en el detalle de que la había palmado con los ojos abiertos. Pobre Faustino, era tan bueniño.
Esa fue la única vez que rompimos la tradición de la cena navideña.
En fin, que hoy cumpliendo otra tradición me voy de cena con los amigos. Esta es una de las cuatro noches tradicionales al año que suelo emborracharme. Mañana cumpliré otra tradición al estar todo el día de resaca.
Por si se me va la mano y me dura mucho: FELIZ NAVIDAD.

7 han comentado:

senovilla dijo...

MANOLO, deja de dar voces a la farola y sube para casa...


Saludos

Montse dijo...

Pues te diré que tu abuelo no iba mal encaminado. En esta casa se come el día de Navidad, pavo, y 24 horas antes empiezo a "emborracharlo" para que quede jugoso. Mira tú por donde tu abuelo sabía lo que se hacía, todo en aras de convertirlo en un manjar de dioses.

Qué largo me ha quedado para un día de resaca, perdón

Besitos encanto

Eulogio dijo...

En esta casa.....
Se como a las 2 con o sin Paco, se cena a las 9, con o sin Paco y se folla a las 12, con o sin Paco.
:o)

Carmen dijo...

Nosotros también somos de tradiciones y tenemos tres cenas: la de nochebuena, con el tradicional pavo; nochevieja, con la misma cena que todos los años y el día 5 para abrir el roscón de reyes.

Espero que lo pasaras muy bien en tu tradicional cena con los amigos y... cuidadito con las resacas jejeje

Besos y que tengas una feliz semana

Sarinha dijo...

Pobre pavo. A mí una vez me regalaron un conejo de mascota, y cuando engordó, lo mataron y lo pusieron en la mesa pa comer aaaaaaaaaah!!
Hoy, te dedico mi año de Caffè Latte en mi blog. Un besito!!

Vitalnn dijo...

imagino que tanta juerga no te hará acordarte del cigarro.. espero

Feliz resaca y que te quiten lo bailao!!!

Naida dijo...

No tienes remordimientos por Faustino?je je je

Espero que despiertes del pedal antes de Navidad...así que te lo deseo ya... FELIZ NAVIDAD!! Tus historias me evaden tantas veces!!!