jueves, 18 de diciembre de 2008

Voy a ser millonario

Esta noche sin falta reuniré todos los décimos y participaciones de lotería que tengo, no es que sea mucha pero la tengo guardada por ahí y conviene que la junte toda porque ya se acerca el día del sorteo.
Tengo un par de participaciones en la cartera, otro par en la mesilla de noche, otro en la estantería de la sala y un décimo que si mal no recuerdo he dejado por despiste en la nevera al coger la leche para el desayuno.
Tocar ya sé que no me va a tocar, pero desde hace unos años que al menos no me privo de vivir los días previos al sorteo con la ilusión de hacerme asquerosamente millonario o viceversa: un millonario asqueroso.
Sí, puedes llamarme materialista si quieres porque lo soy. También puedes llamarme colchonero porque soy del Atlético de Madrid, o bonito porque soy muy guapo. De todos modos, me llames como me llames sólo atiendo por Manolo…aunque a partir del lunes tampoco me importaría que me llamases millonario asqueroso.
Ya sé que el dinero no es todo en la vida y que hay cosas más importantes, pero piensa que muchas de esas cosas que se dicen son más valiosas se consiguen también con dinero. Cosas como por ejemplo la salud, el amor, la amistad, etc, etc. Todo, absolutamente todo se consigue con dinero.
Ahora me vendrás tú con que no es así exactamente y a esto te diría que tienes razón en parte, pero la entrada es mía así que por favor te pido no me la jodas con moralinas y palabrería fina.
O es que acaso me vas a discutir que con dinero yo no conseguiría buenos médicos, conquistaría a muchas mujeres y haría un montón de amigos. No me lo digas que ya lo sé, que no estarían ahí por mí si no que estarían por mi dinero… Bueno, y si soy rico ¿a mi qué coño me importa?.
Pero la satisfacción esa de tener al director de un banco detrás tuya para hacerte la rosca es algo que me gustaría experimentar en mis propias carnes. Y eso de poder mandarlo a tomar por culo y que te sonría y no te amenace con el embargo…¡Eso vale mucho!.
Y lo de poder comprar un poco de salud para mi mujer, que no es que esté enferma, pero estoy seguro de que si le enseño el saldo de una buena cuenta corriente no le vuelve a doler la cabeza un sábado por la noche, al menos mientras no se acostumbre a ser millonaria.
Sí distinguidos lectores y queridísimas lectoras, ser millonario tiene que ser la rehostia, y de aquí al lunes yo no pierdo la ilusión en convertirme también en uno. Así que esta noche reuno todos los números a los que juego y me paso por El blog de Carmen, gran entendida en supersticiones a ver si ella sabe de algún talisman que funcione con la lotería.
Ahora y por si esta entrada os pareció sosa, os dejo un chiste relacionado con la lotería que espero os alegre el día… y bueno, vale, si no me toca a mi que os toque a vosotros.

Un tipo quería comprar un boleto de lotería pero, estaba indeciso qué números escoger, así que va donde la muchacha de la taquilla y le pregunta:
- Mire quiero jugar a la Lotería, pero la verdad es que no sé cómo escoger el número, a lo mejor usted me puede ayudar.
- Claro, cómo no! - responde ella y a la vez le pregunta
- ¿por ejemplo, dígame cuántas veces ha salido usted del país?
- 4 veces.
- Perfecto, ese es su primer número; ahora dígame ¿cuántos hijos tiene?
- 2 hijos.
- Bien, su segundo número. ¿Y cuántos libros ha leído este año?
- 5 libros.
La muchacha anota
- Cuénteme, ¿cuántas veces al mes le hace el amor a su mujer?.
- Oiga pero eso es muy personal, ¿no cree?
- Bueno, ¿quiere o no ganar la Lotería?
- Bueno, bueno,...2 veces al mes.
- O.K y ahora que ya entramos en confianza, dígame: ¿cuántas veces en su vida le han "dado" por el culo?
- Perdone señorita, pero sepa que..... ¡yo soy muy hombre!
- Está bien, está bien, no se enoje, le dice ella: eso quiere decir que cero veces.....ya lo tengo, su número es el 4 2 5 2 0.
Efectivamente el hombre compra la serie completa y al día siguiente lo primero que hace es mirar el periódico y encuentra que el número ganador del premio gordo es el 4 2 5 2 8........, y dice:
¡¡¡¡¡LA MADRE QUE ME PARIÓ !!!!!!, ESO ME PASA POR MENTIROSO

P.D. El número empleado para el chiste ha sido elegido al azar, por lo tanto y lógicamente sólo te funcionaría en el caso de que te hubiesen... ya sabes... sólo ocho veces.

7 han comentado:

Aspective dijo...

dicen que el dinero no da la felicidad pero que da algo tan tan parecido que hace falta ser un verdadero especialista para distinguirlo.

yo desde hace 15 años, el dia de la loteria me pongo mi mejor traje para atender a la prensa y TV´s en las mejores condiciones. Pero no funciona.
Y ser millonario debe de ser la leche....

Aspective dijo...

Tengo casi 50 años, pero
¿tu sabes la ilusión que me ha hecho ver mi nombre en el arbolito? Es increible. Nunca acaba uno de conocerse. Soy como un crio...

Carmen dijo...

jajajajaj el chiste buenísimo Manolo.

Con respecto a las supersticiones para que te toque la lotería son muy personales y se de personas que les gusta que termine en su fecha de nacimiento, o fechas en las que ocurrieron cosas buenas.

A mi particularmente me gustan los números capicuos, y lo único que te recomiendo es que no seas como el del chiste jajajaja

Besotes y que tengas una Feliz Navidad

PD: Espero que no te olvides de tus amigos blogueros a partir del lunes cuando ya tengamos que llamarte millonario asqueroso

MoHiKaNa dijo...

El arbolito mola, jejejeje. Oye Manolo puesyo estoy contigo. Yo soy de las que piensa que con mucho dinero uno vive mucho mejor y tiene todo lo que quiere. Las palabras son muy bonitas, pero se las acaba llevando el viento y hoy en dia hay que ser realistas, con un buen puñado de dinero uno vive mucho más tranquilo y disfruta de muchas más cosas.

Biquiños¡¡¡

Sarinha dijo...

hala, qué cosa más bonitaaaaa!!! Qué hago encima de mi compi Eulogio?? jijiji.
Muchas gracias por formar parte de Caffè Latte, y por participar en el aniversario. Besos!!

Josete dijo...

Que curioso, esto me ocurre a mi todos los años, se me suele pasar al día siguiente.
Mucha suerte Manolo el Lunes, acompañada de mi deseo de que pases unas estupendas y felices fiestas.
Un saludo.

senovilla dijo...

Maldita ilusión, pero necesaria ilusión, si nos quitan eso que nos quedaría.

Suerte Manolo, nunca se sabe y como bien dices, si no nos toca a nosotros, que le toque a alguien conocido.

Saludos Cordiales.