viernes, 12 de agosto de 2011

Verano playero en casa

Distinguidos lectores, queridísimas lectoras, querid@s amig@s, etc. etc. y etc. Por fin estamos a viernes (¡IABADABADUUUUU!) y por fin sé con toda certeza que este verano me quedaré sin disfrutar ni un sólo día de vacaciones (buaaaaa), y esto señores, señoras y señoritas es algo que no se va a quedar así como así porque yo no soy de los que se cruzan de brazos mientras lo joden (por lo general suelo utilizarlos para contribuir al movimiento del jodimiento), porque un hombre tiene que ser un hombre aunque sea la mujer quien se ponga encima.
Por lo pronto y para paliar la falta de playa me he provisto de sales de baño, un poster de un paisaje playero, un cd con el sonido de las olas al romper en la orilla y el canto de las gaviotas voladoras, todo ello para convertir el cuarto de baño en un lugar paradisiaco en el que me pienso pasar la mayor parte del tiempo libre. Además también me he provisto de unas conchas de berberechos para esparcirlos por el suelo del cuarto de baño y pienso comprar un par de peces de colores para meter en el lavabo y para el bidé un rodaballo.
También tengo preparada una selección de música Reage para darle un ambiente caribeño, así como media docena de fotos de unas señoritas en pelotas para no sentirme sólo y distraer la mirada como Dios manda y para coger bronceado ya me he comprado un tubo de betún de judea.
Tengo quien me presta una caña de pescar con la que desde la bañera y en posición de tumbado y con el agua por el cuello, lanzar el anzuelo hasta el bidé y pasármelo de puta madre dedicándome exclusivamente a la pesca del rodaballo, que por ser el único que tendré alojado en el improvisado estanque si no pica a la primera lo hará tarde o temprano y cuando el bicho se de cuenta de que una vez mordido el anzuelo lo vuelvo a soltar en su lugar crudo y sin cocinar, malo será que no vuelva a picar. Por lo que puedo asegurar y aseguro que este verano me pondré morado pescando siempre el mismo rodaballo.
Y puesto que me voy a montar este paradisiaco lugar en el baño de mi propia casa, haré de este un lugar naturista y nudista por lo que ya he advertido a los demás habitantes de la casa que a partir del próximo miércoles, que sería cuando debería comenzar las vacaciones, sólo se podrá usar el baño como tal en horario de oficina por encontrarme yo ausente y en la misma. Fuera de ese horario y dentro de mi horario playero el que quiera mear o hacer de vientre, que se vaya a hacerlo al "baño de Pablito" o al monte que queda aquí al lado lo cual también es típico del verano.
Por lo que a mi respecta y dada esa costumbre fisiológica que tengo de que siempre que me meto en el agua me entran ganas de hacer pis, me abstendré de hacer como en la playa de aflojar vejiga y dejar que mi líquido amarillo se esparza en la inmensidad del Atlántico, por lo cual antes de meter un pie en la bañera vaciar líquidos en el inodoro y tirar de la cadena.
Como podéis ver, a mi no se me jode tan fácilmente y menos quitándome las vacaciones, las cuales y dado que por Ley me pertenecen, pienso disfrutar en invierno y para lo cual estoy meditando un plan para hacer de mi salón una estación de invierno en la que poder esquiar e incluso hacer un muñeco de nieve.
Es cierto que expuestos mis planes al resto de la familia han surgido algunos inconvenientes, pues con ellos he despertado alguna que otra fantasía, por ejemplo mi hija quiere montar en Disco Pub, el chaval quiere una parte de la bañera para hacer surf y que yo le haga las olas. La única que no hace planes al respecto es la santa de mi señora, pues ella sigue erre que erre con que le toque la primitiva. A mi me parece cojonudo lo suyo, pero coño, el verano es para cambiar de planes y no seguir con los mismos de todo el año, digo yo, que igual que digo una cosa digo la otra y si después de tanta insistencia con atrapar una millonada tiene la suerte y aunque sea por casualidad le suena la flauta, lo mismo me olvido de la bañera y me compro una piscina hinchable de esas y me la monto en medio del salón, lo que sería cojonudo porque así tendría delante la televisión. El dilema que me surgiría en este caso y dado la ubicación del baño y el salón sería: ¿televisión o rodaballo?.
Y he ahí mi gran duda pues si tengo que elegir entre pescar siempre al mismo rodaballo o ver todos los días en la tele el careto de Belén Esteban y cia. no sabría que responder sin consultarlo antes con mi psiquiatra.
Y eso es lo que hay señores, señoras y señoritas, o mejor dicho lo que no hay: vacaciones. Pero si hay algo que más me jode de todo esto, es que aunque este año las tenga que currar el país no se va a levantar más. Es más, a mi tocayo Manolo del bar de la playa de Las Gaviotas, le auguro un negro futuro si este verano no le estoy allí como los anteriores merendando mi ración de xoubas, calamares y pimientos de Padrón.
Eso sí, quedándome en casa tengo asegurado el cambio de las pastillas de frenos al coche, porque entre gasolina para ir a la playa, merendola y alguna que otra cosa, puedo ahorrar no sólo para las pastillas de frenos, sino que también para un cambio de aceite.
Pero bueno, la negativa a concederme las vacaciones no caerá en saco roto y juro por San Pito Pato Parrulo que le joderé las navidades a quien me jodió las vacaciones estivales. Y eso se puede decir que ya está más que hecho, para lo cual doy mi palabra aun a sabiendas de que las mías son muy propensas a que se las lleve el viento. Y sirva como ejemplo que mi amigo Senovilla todavía está esperando por el cuadro que le he pintado el cual ni siquiera tengo embalado.
Pero juro por la pata de un burro que por ser festivo sólo aquí en Santiago, el próximo martes lo embalo y se lo envío, pues el cuadro es de la primera comunión de sus hijos y como tarde un poco más en enviarlo, los pillo ya casados y a mi Senovilla siendo ya un abuelito.
Y no me gustaría nada que en lugar de contarles batallitas a sus nietecitos, les contase aquello de :"yo tuve un amigo aprendiz de pintor que un día pintó un cuadro de vuestr@ (padre y tía, o madre y tío, o viceversa y según cual pase primero por el altar) y cuando me lo envió había pasado tanto tiempo que hasta al bueno de Jorge le había crecido el bigote. Con esto quedó demostrado que aparte de ser un buen amigo era un hombre de palabra, aunque eso sí, a despistado no había quien le ganara".
Por lo tanto amigo, puedo prometer y prometo que esta semana te lo envío.
Bueno, pues como no tengo más ganas de escribir, acabaré esta entrada diciendo que mi conocido enemigo recibió dos denuncias más y que se encuentra tocado y casi hundido. Que la asociación con la que he contactado han hecho caso a mi caso y que según sus expertos tengo al enemigo pillado por los huevos, aunque para no quedar con el culo al aire me recomiendan alguna prueba más para ir sobre seguro.
Por lo que a él respecta y al trato que últimamente me dispensa debo decir que es tan exquisito que aparte de sorprenderme se me plantean un par de dudas: o bien me quiere hacer el amor o es que está tramando algo para darme por el culo. De todos modos y pretenda lo que pretenda, sea por las buenas o por las malas, mi culo está cerrado a cal y canto pues a mi edad ya sé que en el amor entre dos hombres el culo es un factor importante.
Bueno, aquí acabo la entrada y diciendo a quienes se vayan de vacaciones que las disfruten y a quienes no vayan que hagan como yo y se monten una playa en el baño, que con los ambientadores que hay hoy en día hasta el más guarro de los retretes puede oler a gloria.
Ahora bien, una cosa no quita a la otra y por si las moscas, recomiendo tener al lado de la bañera el matamoscas.

2 han comentado:

Logio dijo...

Pues bien que lo siento, lo de las vacaciones, digo...

Supongo que se habrá acogido a algo legal para tal putada...

Lakacerola dijo...

Como siga así la crisis, el año que viene nos veremos más de uno veraneando en el salón de su casa.