lunes, 1 de agosto de 2011

Vacaciones, iré o no iré, he ahí el dilema

Distinguidos lectores, queridísimas lectoras, querid@s amig@s, etc. etc. y etc. Desde tiempo inmemorial, o mejor dicho, desde que se inventó el calendario, hoy es lunes porque ayer fue domingo y día 1 de agosto porque ayer fue 31 de julio. Esto no tiene nada de especial salvo para quienes hayan estado de vacaciones en julio y quienes vayan a estarlo en agosto. Por lo que supongo que las caras de muchos de vosotros serán muy distintas dependiendo del caso, tristeza para algunos y alegría para otros. En mi caso particular sigo a la espectativa ya que primero me las han dado y luego me las han quitado, por lo tanto espero que cambie la dirección del aire y vuelva a predominar la primera palabra que se me ha dado, sino a joderse toca por haberlas pedido de boca.
Como no confío para nada en que el viento cambie de dirección ya estoy resignado a quedarme este verano sin ellas, lo cual acarreará que no me pueda dorar al sol como todos los veranos al llegar el verano y el consiguiente aumento del encabronamiento mío hacia mi jefe.
Porque las de este año eran especiales para mí puesto que después de 20 años podría disfrutarlas sin más compañía que las de mi esposa, ya que los hijos se están haciendo mayores y prefieren ir por ahí a su bola, y la verdad es que necesitamos unos días para nosotros sólos pues aunque es cierto que los hijos son un encanto, por otro lado y llegados a cierta edad son un coñazo, tanto que hasta les molesta que tanto mi mujer como el menda compartan la misma toalla para tumbarse en la playa.
Yo creo que debe ser por miedo a que les robe la madre, cosa que no pienso hacer como tampoco me quejé cuando los hijos me robaron a mi mujer. Pero bueno, yo confío en que tarde o temprano la recuperaré igual que el marido de la del anuncio de "Veginesil", recuperó a su esposa, la cual una vez untada en ungüento dice textualmente: "no me da llegado la hora de que los niños se vayan para cama". Pues a mi tampoco y eso que no uso de ese producto.
Por otra veo que mi mujer está muy ilusionada con esto de las vacaciones "a solas", aunque a mi no me cuadran las cuentas ya que ella dice encontrarse feliz de tener por fin un año de vacaciones sin los tres. Y yo hago cuentas y no me salen, por que digo "sin el niño, sin la niña... ¿y quién coño es el tercero?. Hasta que al final caigo de la burra y me doy cuenta de que el tercero en discordia soy yo.
Conste que yo la entiendo y la comprendo, aunque un poco más de tacto por su parte no vendría mal. Podría decirme que para ella sería una putada no porderlas disfrutar conmigo, aunque por dentro diese saltos de alegría. Yo también sé que lo dice con la boca pequeña pues estoy seguro que me echará en falta cuando tenga que echarse el protector solar por la espalda. Espero que esto no le sirva de recochineo hacia mí mándandome que se lo extienda antes de irse para la playa y no sólo eso, sino que imagínate que también me mande que le aplique el mencionado Vagisenil antes de salir.
Eso más que recochineo ya sería un asunto mucho más serio y sobre el cual tendría que adoptar drásticas medidas, como por ejemplo aplicárselo con papel de lija. ¡No te jode!, que la voy a dejar salir yo de casa sóla y tan pancha.
Ir se irá sóla a la playa, ahora bien, en cuanto llegue a casa lo primero que le miro es la espalda, si la trae tostada o si la trae untada, y dependiendo de como regrese obraré en consecuencia y a la próxima que me lo pida: Vaginesil por la espalda y protector solar en la zona aplicada con lija del grano 6 que rasca pero no arranca la piel.
Pero bueno, dentro de lo que cabe el que se vaya sola tampoco está mal, a lo mejor le sentaría incluso bien para desconectar del trabajo y de todo lo del hogar, los hijos, las facturas, las cuentas que no cuadran, etc. etc. y etc. De mí no necesitaría desconectarse pues con el tiempo que hace que no nos conectamos, que diga que también necesita hacerlo de mí sería más que preocupante.
Con todo ello sigo a la espectativa y a la espera de que mi jefe cambie de opinión en cuanto a mis vacaciones. Por lo que a mi respecta no pienso volver a repetírselo y si quiere darme los 15 días que por convenio puedo escoger mejor para él, pues si no puedo prometer y prometo que me encabronaré aún más con él y en diciembre le cojo el mes entero que suele ser cuando más trabajo tengo.
De todos modos la incertidumbre esta me tiene intranquilo y sin poder hacer ningún plan, lo cual a estas alturas de año y por lo general tenía unos cuantos preparados por si alguno me salía mal. Así que así estoy, que no sé si sí o si no, y ante la duda prefiero no comerme el tarro para que el disgusto de no poder ir sea mayor, ahora bien... ¡habrá venganza y de la gorda!, eso por mis huevos.
En fin, que hoy es lunes y primero de agosto y tanto por lo uno como por lo otro me he levantado con el pie izquierdo y llevo un día malo y acorde con el tiempo.
Por lo tanto mejor acabo la entrada ya porque me están entrando unas ganas de blasfemar y me está costando mucho esfuerzo mantenerme.

3 han comentado:

Senovilla dijo...

Animo Manolo, que todo se pondrá mejor, eso espero por el bien de tu jefe.

Un abrazo amigo.

Logio dijo...

La Ley dice que "tié que tenerlas" así que "tié que haber" si buscas bien "tié que haber".

Dina dijo...

Chiqui, si te sirve de consuelo (por aquello de que "mal de mucho consuelo de...") yo he aprendido a organizarme mis vacaciones en menos de 24 horas... porque siempre he estado hasta el último segundo del último minuto sin saber si las tenía o no.
Así que si te quedas en tierra... ¡¡¡animo!!! yo también estoy este mes levantando el pais.