martes, 7 de febrero de 2012

Incógnitas negras en una noche negra con cielo nublado y en pijama estampado

Distinguidos lectores, queridísimas lectoras, querid@s amig@s, etc., etc. y etc.. Son exactamente las 5:06 o'clock en punto de la madrugada de mi, ya no sé si quinta o sexta noche consecutiva de insomnio. Me he levantado de cama después de haber dado unas 123 vueltas sobre mi eje y siguiendo la orden de mi esposa quien de un sobresalto en la cama y a grito pelado sin respetar el derecho al descanso de los vecinos me dijo: ¡UNA VUELTA MAS Y TE VAS A DORMIR AL SOFÁ!.
Y yo que soy muy respetuoso con el descanso de los demás, me levanté, me puse la bata de casa y abandoné el dormitorio de puntillas y en el más absoluto silencio y me fui a la ventana de la sala a mirar las estrellas por la ventana. Esos miles, que miles, los millones y millones de puntitos brillantes y destellantes que se ven de noche en el cielo. Pues con tantas y tantas estrellas que debe haber yo fui incapaz de ver ni siquiera una y eso que lo intenté dos veces, la primera sin gafas y la segunda con gafas, pero el cielo estaba tan nublado, tan nublado, que las dioptrías de aumento de mis lentes no las dieron traspasado.
En vista de que ni podía dormir y de que las estrellas estaban fuera del alcance de mi vista, opté por hacer esta noche lo que mucha gente hace de noche y me serví un lingotazo de wisky escoces de 21 años que tengo guardado como un tesoro para las ocasiones especiales, y que tengo justo aquí delante y que me iré bebiendo al mismo tiempo que iré escribiendo lo que estoy reflexionando, porque eso sí, mis piernas flexionan poco, mal y con dolor, pero el coco no para...
Y estuve reflexionando acerca de las estrellas que hay mucho más arriba de las nubes y dándole vueltas al coco con eso de que cada una es un sol como el que nos calienta a nosotros en verano y que aquí en Galicia suele coger vacaciones en invierno. Y creo señores, señoras y señoritas, que desde que se inventó en signo de interrogación, que Gutemberg imprimió por primera vez y Bill Gates convirtió en un simple carácter ASCII, jamás de los jamases nadie lo utilizó tanto como yo esta noche en los pocos minutos que reflexioné mirando por la ventana e igual que lo estoy hacendo ahora teclematicamente.
Porque, digo yo si cada una es un sol y si cada sol tiene su propio sistema de planetas igual que el nuestro (y ahora empiezo a utilizar los susodichos signos de interrogación) ¿quienes somos?, ¿de dónde venimos?, ¿a dónde vamos?, ¿estamos sólos en la galaxia o acompañados?... yo creo que sí, es más, estoy convencido de que sí, que en un espacio tan grande, tan grande como dicen que es el universo y de lo cual yo doy fe pues de las muchísimas noches que he mirado al cielo jamás he visto el final, y eso que he mirado de frente, a la derecha, a la izquierda, para arriba y a mis dos y cinco. Y nada, todo negro, más negro incluso que el mar del cuadro que estoy pintando ahora.
Por cierto y ya que lo menciono y que tengo el signo de interrogación a tiro de índice, ¿habéis visto alguna vez un mar que sea negro, negro, negrísimo?, no, el Mar Negro no vale porque además tampoco es negro del todo. ¿Lo habéis visto?... yo sí, una noche en la playa de Tanxil, os lo juro, y estaba más negro que los cojones de un burro.
A lo que iba. Dentro de ese convencimiento mío de que no somos nosotros los únicos seres vivos que habitamos el negro universo, me veo en la obligación de utilizar otra vez el signo de interrogación para hacerme las siguientes y consiguientes preguntas: ¿serán tan inhumanos como los humanos?, ¿serán tan beliciosos como nosotros?, ¿serán tan incivilizados como nosotros?, ¿tendrán tetas las extraterrestres?, ¿jugarán al fútbol?... en fin un mar de incógnitas a las que en esta negra noche no doy encontrado respuestas, un mar de incógnitas negras, negras como esta noche, negras como los cojones de un burro y negras como el mar de Tanxil que una noche yo vi y que por si dudáis de mí, vuelvo a decir que lo juro.
Señores, señoras y señoritas, luego de esta reflexión teclematica que no me llevó a ninguna parte y dado que se me acabó el wisky, cuando son exactamente las 5:40 o'clock en punto de la no sé que noche de insomnio, corto y cierro la entrada, me tumbo en el sofá y reflexiono otro poco mientras me tomo otro.
 
----
P.D.
Mira que lo he dicho cienes y cienes de veces en el blog, lo mejor para combatir una noche de insomnio es follar o hacerse una paja. Lo de la paja como que no me apetece, aparte de que bastante tengo ya con tener chungas las piernas como para arriesgarme a joder también las muñecas, y lo de follar... si después de haber zarandeado a mi señora con 123 vueltas en la cama la despierto para echar un polvo, seguro seguro que me echa de casa, lo cual es posible que acontezca esta misma noche, pues yo con dos wiskys le echo huevos a cualquier cosa, así que lo mismo me envalentono y se lo propongo y si se pone brava, me meto en cama doy 5 vueltas más y así la jodo aunque sea de otro modo.

4 han comentado:

Nieves LM dijo...

Uno de los fallos que cometemos los inhumanos terrícolas, es que comparamos a los posibles extraterrestres con nosotros. Si los hubiera o hubiese no creo que tengan absolutamente nada que ver con nosotros, ni en presencia, sentimientos (si es que los tienen) pensamiento (si es que lo tienen) .. en nada.
Cucha, dormirías bien después de 2 lingotazos, no?

Mauro Navarro dijo...

Pues le digo amigo Manolo,¡que nombre tan castizo y patrio!, que me parto el espinazo cuando leo tus reflexiones que por vividas en mi carne hago mías. Y te cuento.Resulta que dado mi odioso trabajo de mochuelo trabajador nocturno, el asunto del sueño y el descanso se me fue a cagar leches hace ni se sabe cuanto, por lo que cuando hablas de tu señora, irremediablemente se me dibuja la cara de la mía, que suele decir, cuando llevo tres mil ovejas contadas y, como bien dices, trescientas vueltas sobre mi eje, aquello del:"si no te duermes, no tendrás mucho sueño", desatando en mi interior deseos de ahogo y estrangulamiento. Lo dicho, que sigas con tus historias que nos hacen la vida mas "llevaera" y leve. Un saludo manchego. Mauro
http://lafactorianavarro.blogspot.com/

Logio dijo...

Curioso: Lo mejor para dormir echar un polvo y lo mejor para el insomnio que te follen.

m4n010 dijo...

Logio: jajajajajaajajajajajajaaj