sábado, 31 de marzo de 2012

Yo denuncio

Distinguidos, lectores, queridísimas lectoras, Maru, querid@s amig@s, etc., etc. y etc.
A Santiago fui, de Santiago vengo y en el trayecto de ida y vuelta he visto una cosa que a través de ésta les cuento, y lo que les voy a contar es cierto y si no, que me parta un coco si miento.
A las afueras de la cuidad, en un semáforo de tantos , había un mendigo mendigando. Tenía pinta de extranjero y aunque no lo llevaba escrito en la frente, por su aspecto y pinta juraría, era de los países del este.
De coche en coche iba pidiendo el chaval, al que si llamo de esta manera es porque a mi edad y de 30 para abajo, le digo chaval a cualquiera, eso sí, con respeto, educación y sin ninguna intención o mala interpretación.
Un cartel colgado al cuello, en una mano una muleta y en la otra un vaso de plástico en el que le depositaban las monedas.
Tenía "3 ijos" decía, así como estar sin trabajo y les debía dar de comer, al menos así rezaba el cartel.
Cuando cojeando llegó a mi coche me tocó en la ventanilla y tras abrirla le recomendé que probase a ser artista.
Él contra mí, en un concurso de cojos me hubiese quitado el primer premio, igual que le pasara a Charlot, a quien en uno le ganó un simple imitador.
¡Que bien lo hacía el cabrito!, ¡que buenas maneras tenía!, el tipo engañaba a cualquiera aunque no le coló con el menda. Y no por listo que yo sea, pero en este caso si se puede decir: "que sabe más el cojo por cojo, que el diablo por mentiroso".
Mudo se quedó ante mi recomendación, y digo yo que quizás pensando que esa era la ídea que tenía en su cabeza, pues casi apostaría a que el chaval se creía buen artista.
No entendí lo que después su boca masculló, y ahí confirmé mis sospechas de que era extranjero el prenda como ya había imaginado yo. Lo hizo en una lengua de fuera de nuestras fronteras, no podría decir de que tierras, pero sí advertí en ellas muy malas maneras, tras lo cual y para suavizarlo lo miré de cintura para abajo y le pregunté "¿de cual de las dos piernas?".
"De esta"
y la alzó para que se la viese, y vi que como yo, era la izquierda.
Con cara de apiadado para apaciguar su aparente enfado, le di un par de consejos que de ser cierto lo del cartel alguno le llega a destiempo:
"A tu edad sin trabajo y con 3 hijos, ¡sí señor que es una pena!... pero no te voy a dar ni perra porque yo también tengo 2 hijos y soy cojo de una pierna, pero permíteme un par de consejos: ya que no has puesto el condón en su día, ponle una "h" a tus hijos ¡Y AGARRA LA MULETA CON LA OTRA MANO SI ES QUE DE VERDAD ESTAS COJO DE ESA PIERNA!".
El semáforo se abrió, yo arranqué y allí se quedó él... clavado y pasmado, quizás se quedase pensando que debería haber ensayado antes el papel de cojo para no meter la pata en el escenario.
Y esto fue lo que pasó, nada más, nada menos. Una anécdota sin importancia para muchos pero sí muy importante para otros. Uno de ellos el menda, quien ante una Reforma Laboral tan tremenda, comenzará a denunciar cualquier caso que vea de "competencia desleal".



Mariano... toma nota: hay mucho extranjero de afuera que nos ha tomado por tontos.

5 han comentado:

Jose Senovilla dijo...

Tontos pero del culo además que suena con más gravedad amigo Manolo.

Un vecino detenido muchas veces, recibiendo subvenciones de ayuda por todos los lados, es decir con la cartilla bien surtida mientras otras familias que con honradez sobreviven al no tener ninguna subvención a la que agarrarse.

No me tires de la lengua que no quiero ni contarte como por la tarde el individuo regresa LIBRE para preparar otra de las suyas mientras la sociedad sigue aportando ayudas y mostrando lo buenos que somos todos ante un mundo tan cruel.

Dije tonto del culo, no, es peor amigo Manolo, somos tontos sin remedio, te invito a ver esos documentales del antiguo Veo 7 y todo lo que necesita un individuo para entrar en Australia, le revisan de arriba a abajo y al mínimo antecedente penal aunque fuera por una chiquillada del colegio, ya es motivo suficiente para ser PERSONA INGRATA para aquella sociedad y le cierran la puerta a cal y canto.

Un abrazo.

Logio dijo...

No hay cojo bueno, jjjjjjjjjjjjjj.

Maru dijo...

vaya con el cojo,no sabia este pardal que primero se pilla al mentiroso que al cojo,y claro por mentiroso cayo y se entero que Manolo de tontonaaa...un saludo de esta palentina

Lakacerola dijo...

Juer...como p'a fiarse de los cojosssss...jejejejje..

Mauro Navarro Ginés dijo...

Ya de dice un refrán de por estos lares que en Abenojar(... un pueblo cercano), toda la que no es pu.. , es coja. Aplicable habrá de ser a los vástagos varones, aunque por descendencia venga también un servidor precedido de esta casta.
Ya fuera de cachondeos Manolo, lo cierto es que hemos cobijado en este suelo patrio que se nos abre bajo los pies, una amalgama de gentes que bien debieran volver por donde llegaron, porque si sobran recursos es de ley que se repartan, pero si faltan los primeros habrán de ser los españolitos de a pie. Digo yo. Un saludo y a otro le arreas con la garrota y arrancas...