viernes, 12 de junio de 2009

Fútbol, fichajes y tesoreros corruptos

Distinguidos lectores, queridísimas lectoras, ayer ha saltado la noticia del tan deseado fichaje de Cristiano Ronaldo por parte del Real Madrid, por la cantidad de 93 millones de euros, que dicho así son nada más que 17 caracteres, ahora bien, pásalo a pesetas y verás como alucinas.
Soy de los que aún tiene que traducir euros a pesetas para valorar el dinero, por lo que intento hacer un rápido cálculo mental con esa cantidad y descubro que tengo la mente demasiado corta para meter una cifra tan larga, afortunadamente esta carencia queda compensada con el buen tipo que tengo.
Hacía mucho tiempo que el fichaje de un jugador no levantaba tanto revuelo. Que yo recuerde ahora los fichajes de Cruiff y Maradona habían levantado una expectación semejante, pagándose por ellos unas cantidades que para aquellas épocas eran también desorbitadas.
Fue en el año 1.974 cuando el fútbol de aquí abrió sus puertas a los jugadores extranjeros, lo cual si mal no recuerdo fuera gracias a la presión del Barça, que tenía el fichaje de Johan Cruiff amarrado por una cantidad igual de desorbitada.
La llegada del holandés dio al Barcelona el título de liga, que si la memoria tampoco me falla llevaba 14 años acariciando pero no tocando.
Por aquel entonces todos los equipos se contagiaron por la fiebre de fichar extranjeros y todos se reforzaron con jugadores llegados del otro lado de los Pirineos, y algunos con otros llegados desde el otro lado del Atlántico, que aun queda más lejos.
También el equipo de mi barrio, Los Torpedos C.F, nos dejamos llevar por esta fiebre y fichamos a dos figuras foráneas, Chony y Javiel de la tía Lolita(era mi primo). No eran extranjeros pero eran de dos barrios más abajo, que casi viene a ser lo mismo a todos los efectos.
Y también tuvimos que desembolsar una importante cantidad de dinero para traerlos, no en concepto de fichaje, pero había que pagarles el autobús para que viniesen a jugar y eso era un lujazo para nuestras pobres arcas, formadas por dos envases vacíos de Cola-Cao, de los que uno era para guardar las 2 pesetas que únicamente cada miembro del equipo daba a la semana y en la yo como tesorero me encargue de que nunca llegasen a guardarse más de 15 pesetas.
Recalco que sólo pagábamos los miembros del equipo porque en el mismo no había miembras y Bibiana Aido aun no había nacido, y ello pese a la insistencia de mi vecina Rosamari en querer ser la masajista. Si fuese hoy vaya que si la hubiésemos dejado ser, aunque sólo fuese en agradecimiento por haber desvirgado a medio barrio.
En el otro bote teníamos el botiquín, en el que siempre había un bote de alcohol, un par de tiritas y una venda.
Aquellos dos fichajes no reportaron ningún beneficio a la maltrecha economía del club, aunque la verdad es que tampoco llegaron a suponer un lastre para la misma ya que sólo cobraron las dos primeras semanas, las demás se pagaron ellos el bus o vinieron andando. Esa fue sin duda una de las mejores gestiones realizadas por mi.
Pero volviendo al tema de Cristiano Ronaldo y el Real Madrid, quiero decir que el fútbol es un negocio como otro cualquiera y aun a pesar de mi antimadridismo, sé que al final acabarán rentabilizando estos fichajes, lo que no quita que piense en que es un disparate pagar semejante cantidad por alguien para que sólo de patadas a un balón.
En este caso opino igual que Laporta con la única diferencia en que yo lo hago en castellano, y creo incluso que alguien debería poner freno a tanto desenfreno, quizás poniendo un límite de dinero a pagar, o mejor aun, poniendo de tesorero a un tipo tan austero como el menda.
Por cierto que el año en que jugaron nuestros foráneos en el equipo conseguimos el único doblete de nuestro palmarés, ya que vencimos por primera y única vez en nuestra laureada historia a nuestros eternos rivales “Los Leones”, al mismo tiempo que por enésima vez los corrimos a ostias y patadas hasta que llegaron a su barrio. Foto de los Torpedos C.F, sacada el 17 de marzo de 1.974, en la que figuran nuestros dos fichajes foraneos: Javi "el de la tía Lolita" es de los que están de pié el segundo por la izquierda y Chony el cuarto.
Con camiseta negra y de portero está el menda, que con mis paradas llegué a emular al archiconocido guardameta ruso apodado como "la araña negra", ganándome así también el apodo entre los míos de "la oveja negra del equipo".
Formación del equipo en esta foto. De pie y empezando por la izquierda: Toño "el cabreiro", Javi "el de la tía Lolita", Javi "el ballena", Chony, Manolo, José Manuel y Victor "el cabreiro".
Agachados: Carlos "el pigmeo", Cándido "el bgagas", Joaquín "el machaquito", Farruco, Genaro y Santi (mi hermano).
A todos ellos mando un saludo desde aquí, aunque dudo de que me lean.

4 han comentado:

Logio dijo...

Buen fin de semana.

Vitalnn dijo...

Buen fin de semana amigo.

José Luis dijo...

Menudo equipo Manolo, para la champions, jejeje. Ahora bien yo recuerdo haber jugado en uno llamado los pitufos y era defensa y como buen defensa me apoyaba en la portería a esperar que llegaran los otros, jajajaja.

En cuanto al Cr7, pues no dice el joio que gustan las chicas y los deportivos, será chorra a quien no.

Un saludo.

m4n010 dijo...

Buen fin de semana, además bueno en cuanto a climatología.

José Luis
Quien me diera haber tenido un defensa como tú, ya que en mi equipo todos eran delanteros y no había uno que me diese conversación pues todos se la iban a dar al portero rival.
Y claro, yo de tanto estar sólo y aburrido, cuando el balón se aproximaba a mis dominios me pillaba siempre distraido, sacando las cacas de la nariz o cazando grillos... bueno, a veces paraba alguno.

Comparto también los gustos de CR7, será por eso de que las estrellas balompédicas somos muy parecidos.

Buen fin de semana a tod@s