miércoles, 11 de junio de 2008

Como quien no quiere la cosa

Donde a un atentado terrorista se le llama accidente, a la crisis desaceleración económica, al trasvase de agua se le llama conducción y donde a un padre y a una madre se le pretendió cambiar la denominación para llamarlos Progenitor A o Progenitor B, a nadie puede extrañarle que un par de meses después de haber satisfecho las demandas económicas de un puñado de piratas, se detenga a dos empresarias vascas por pagar el impuesto revolucionario a ETA.
Y menos mal que ya eran mujeres, pues a lo mejor y aun siendo hombres también habría que decirles empresarias y por cojones.
Pues eso, como a nadie puede extrañarle tal cosa, esta entrada está de sobras, así que la acabo aquí y a otra cosa mariposa.

4 han comentado:

pitufina dijo...

Este año lleve mi primera desilusion como madre, en el cole de mi hijo no hicieron regalo por el dia de la madre ni del padre. Lo digo por lo de los progenitores, Y es muy fuerte que detengan a esas dos empresarias y tambien es muy fuerte que tengamos que decir todos/as cuando ya se entiende que todos es para hombres y mujeras.

TONI1004 dijo...

A mi ya me da pereza Manolo...jejeje

m4n010 dijo...

Yo ya no sé que decir, mejor dicho no quería decir nada... por una vez le doy la razón a mi diario... lo que no quita que piense que es un hijo de puta, mi diario digo.

rosita dijo...

yo no digo nada, que luego todo se sabe