martes, 10 de junio de 2008

Vaya miembra...

De no ser por lo delicado del tema uno se echaría a reir y no pararía hasta que le diese el sueño, y es que no es para menos con las ocurrencias que tienen las miembras de nuestro gobierno.
La Ministeria para la Igualdad
ha puesto en marcha un novedoso plan para erradicar la violencia doméstica, el teléfono del agresor, que ha sido presentado ayer por una miembra del gobierno de cuyo nombre no quiero acordarme y que lo ha hecho en los siguientes términos:

Su principal objetivo será combatir la violencia de género con medidas como “una actuación integral sobre la masculinidad y los hombres” y que supondrá, entre otras cosas, la puesta en práctica de una nueva línea telefónica a la que podrán recurrir los varones cuando quieran desfogarse de sus impulsos más violentos.
Según Bibiana Aído, el nuevo servicio “ayudará a canalizar su agresividad, en vez de recurrir a la violencia”.


De entrada me hace gracia lo de la actuación integral sobre la masculinidad y los hombres”, y coño, me pica la curiosidad acerca de las actuaciones que pueden llevar a cabo sobre mi masculinidad y a qué zonas afectarán esas actuaciones.
Pero bueno, no es este el tema sobre el que yo quería centrar mi entrada, si no en la incompetencia, cursilada o gilipollez de quienes acomodan sus culos en la silla que todos pagamos.
Un teléfono para el desahogo, ¡manda carallo!, como los eróticos, solo que a uno llamas para excitarte y al otro cuando estás excitado. ¿Y que le contarán los presuntos usuarios del telefonito?... “oiga por favor, que me están entrando ganas de darle un guantazo a la mujer y les llamo porque no quiero pegarle, ¿qué me aconseja?”…
Eso si le da tiempo, porque a lo mejor antes de que abra la boca le sale la cinta de marras: “está usted hablando con el servicio telefónico puesto por el Ministerio de Igualdad para que los varones desfoguen sus instintos violentos. Por favor, si sólo quiere insultar a su mujer, pulse 1. Si quiere arrearle una bofetada, pulse 2. Si quiere darle una paliza, pulse 3. Si no sabe lo que quiere… péguele con el auricular”.
También quiero pensar y ya que hablamos de IGUALDAD que pronto habrá un teléfono para los hombres al que poder llamar si le agrede la mujer, si le quita a los hijos o si le pone la maleta en la puerta de casa…
Entiendan señoras y señoritas que lo mío no es nada personal, que adoro a las mujeres, que tengo hija, esposa y madre… que maldigo a los maltratadores y a las maltratadoras, que detesto el feminismo igual que el machismo, pero coño SOY UN HOMBRE, que no le he hecho más daño a ninguna mujer del que ella me ha hecho a mí y que ya me están cansando de que sólo por eso se me coloquen etiquetas o que quieran hacerme una actuación integral sobre mi masculinidad.
¿Qué clase de actuación señora miembra?... si van dar a escoger, a mí que me hagan un francés
.

5 han comentado:

senovilla dijo...

Pasame el número, bueno mejor no que tengo linea directa con ZAPATERO y me desahogo en el blog, por que si lo veo en directo igual surge en mi algo que no tengo VIOLENCIA y le hago vivir en mi casa con mi sueldo un par de meses, a ver si así se entera.

Saludos

m4n010 dijo...

Sonrie senovilla, la vida es bella.

Me fio tan poco de Zapatero que no lo metería en mi casa ni de coña.

toni1004 dijo...

Manolo yo también quiero un frances...¿donde nos apuntamos? ¿será en el famoso teléfono?

Es increible, pero el constitucional el otro día dió como válida la diferenciación entre un hombre que pega a una mujer y lo contrario, teniendo más pena lo primero que lo segundo aún siendo claramente anticonstitucional.

Es lo que tiene el progresiosmo...que progresas progresa poco...jejeje

pitufina dijo...

Es lo que pasa siempre para evitar una discriminacion hacemos otra.
Porque ya que estaba haciendo haciendo la ley pues la ponen para los dos generos y asi no hay problemas de discriminacion.
Por otra parte si el maltratador sediera cuenta de que lo que va a hacer esta mal y llamara a ese telefono pues ya no lo haria.

m4n010 dijo...

toni, en cuanto tenga el teléfono para el francés te lo digo por e-mail... pero no seria mala idea.

pero es así desgraciadamente.
Es cierto que en alguns cosas hay diferencias entre hombres y mujeres, pero hoy en día son en el terreno laboral no en el cotidiano.

Y de toda la discriminación y marginación que historicamente padeció la mujer yo no tengo la culpa y por lo tanto no estoy dispuesto a pagar por ello.

pitufina
pues eso niña, pues eso... porque se empeñan en hacernos desiguales ante la ley.