domingo, 31 de agosto de 2008

Cajeras y pelotas

Desde que las mujeres van a los estadios de fútbol y los hombres hacen la compra en el supermercado, las colas en las cajas ya no son lo que eran. Lo digo porque hoy he bajado a comprar leche y haciendo cola me he enterado de que Robinho queda en el Madrid y que al Atlético le ha tocado un grupo muy difícil en la Champions.
Y la verdad es que con temas de conversación así se hace más ameno el hacer cola en caja, del mismo modo que también lo es ir al fútbol si hay mujeres en la grada.
Yo disfruto mucho hablando de fútbol con mi churry, es de las pocas cosas en las que me escucha sin discutir ni llevarme la contraria, aunque alguna vez sí se atreve a hacerlo, la última fue durante un partido de la pasada Eurocopa.
Era el España-Rusia y se pasó una buena parte de partido animando a los contrarios, jeje, la cara que se le puso cuando se enteró que los rojos eran los rusos.
Son momentos en los que una palabra mía bastaría para rematarla, y no lo hago porque soy un caballero, aunque eso sí, saco pecho y me crezco. Y tampoco creas que me crezco mucho, porque una palabra suya en la cama puede hacer más estragos que mil mías.
Pero sí, se queda tan abochornada que en ese momento le digo que un penalty se remata con la cabeza y no se atreve a discutirme. Si a tu mujer también le pasa eso ten en cuenta este consejo, ese es un buen momento para sacarla a bailar
Porque hay que reconocer una cosa y no se me enfaden las mujeres, aprende antes un hombre a encontrar los garbanzos en el super, que la mujer a saber cuando es un fuera de juego.
Nos cuesta, nos cuesta… pero al final lo conseguimos. Porque reconozco que yo las primeras veces que me tocó hacer la compra andaba perdido por el supermercado.
Primero que si el carrito, ¡bah!, para cuatro cosas mejor me llevo un cesto. Y en cuanto le meto un par de cosas me doy cuenta que no me llega. Y por no salir y coger un carrito y porque un hombre no se equivoca, tira p’alante con media compra en el cesto y la otra media bajo el brazo.
Eso después de dar diez de vueltas como un tonto alrededor del mismo estante. Pero bueno, como he dicho eso sólo al principio, pues a la tercera vez que me tocó hacerla ya fui directo a cada sitio: cereales al principio, leche al fondo, fruta en el centro y los condones a la derecha.
Y fui progresando como no, ahora soy capaz de llenar un carrito hasta los topes y a la primera… y mi churry sin saber aun cuando es un fuera de juego.
En fin, con esta entrada no pretendo nada, simplemente decirte por si no lo sabías que Robinho se queda en el Madrid, o eso decía la cajera.

8 han comentado:

pitufina dijo...

Un fuera de juego es mas o menos cuando,un jugador recibe el balon no teniendo delante un jugador del equipo contrario.
Bueno el portero si puede estar, es decir que cuando el jugador recibe el balon y solo esta el portero por delante es fuera de juego.
Y camilo no tiene ni idea de donde estan los garbanzos jejeje.

senovilla dijo...

Felíz Día del Blog.

Saludos.

Toni1004 dijo...

Yo lo de la compra...necesito un GPS de interior. Doy cueltas y más vueltas y a veces no llego a comprar lo que toca...juas

Sarinha dijo...

Yo lo del fuera de juego lo aprendí en la escuela, en las clases de fútbol. Y si no te lo sabías no aprobabas. Por suerte en mi generación no hay tanta diferencia en los roles hombre-mujer.
Un saludo!!

ozutto dijo...

manologo es un descojone la reflexion, jajaja, yo te he descubierto hoy por senovilla, otro crack esta claro. Me ha encantado lo del cambio en las colas de los supermercados, ... que razon tienes.

rosita dijo...

me has dejado fuera de juego, porque yo de futbol... por cierto, me parece que el diario a vuelto a hacer de las suyas en tu cabecera... yo solo aviso, que no es chivateo!!!

Josete dijo...

Chapó Manolo, como a Rosita me dejas fuera de juego.
Saluditos.

m4n010 dijo...

Da gusto tener mujeres con las que poder hablar de fútbol, bravopor pitufina y por sarinha, que ya me explicarás a cuento de qué venían esas clases de fútbol.

Gracias ozutto por la visita y el comentario.

Saludos para todos y besos para ellas.