jueves, 28 de agosto de 2008

El caso del queso chungo

Resuelto mi anterior caso y tras abandonar el lugar del crimen, me dirigí rápidamente a la dirección en la que un nuevo caso me había sido asignado. El comisario me había puesto al corriente por teléfono, al parecer un hombre se había quitado la vida de 17 puñaladas.
Me planté frente a la casa a media tarde, no podría decir que hora era exactamente ya que el reloj que llevaba en la muñeca marcaba las 8:12 de la mañana. Antes de entrar en ella me juré buscar al moro que me lo había vendido y meterlo una temporada en la trena.
Uno de mis ayudantes que ya se encontraba en el lugar me salió al paso y a petición mía me llevó hasta dónde se hallaba el fiambre. Nada más verlo deduje por mi olfato de sabueso que el chorizo estaba malo pero el queso tenía muy buena pinta y yo mucha hambre.
Cuando acabé con el queso le dije a mi ayudante que llevase donde estaba el muerto y tras una primera y rápida observación al mismo algo llamó mi atención: las puñaladas las tenía en la espalda… empezaba a olerme raro… seguía con el olor del queso en la nariz.
Por mis años de experiencia en la brigada de homicidios sé que nadie que se quita la vida se toma la molestia de apuñalarse por la espalda, salvo que sea una persona que se desmaya al ver sangre.
Lo primero que hice fue llamar al comisario e informarle de la conclusión a la que había llegado, evidentemente no estaba ante un 656 (suicidio), probablemente estaba ante un 764 (asesinato con arma blanca), o un 558 (asesinato con arma blanca y ensañamiento) o incluso un 345 (asesinato con arma blanca con ensañamiento y premeditación), fuese el que fuese la investigación tomaba un nuevo rumbo.
De un bolsillo de mi gabardina saqué un papel en blanco en el que anoté hasta el más mínimo detalle de lo que iba viendo y de las primeras conclusiones que al mismo tiempo iba sacando.
La primera de ellas fue que la víctima había recibido las 17 puñaladas con la misma arma, un cuchillo jamonero marca Made in Albacete.
La segunda, que el cuerpo del difunto estaba sentado en una silla de despacho con el tronco caído sobre la mesa y en la que había un ordenador encendido. Por la posición del cadáver supuse que probablemente la víctima estuviese distraída cuando recibió la primera puñalada, del mismo modo que deduje que al recibir ésta las 16 restantes ya no lo pillaron distraído, salvo que fuese un idiota.
Y la tercera, que el queso me había sentado mal en el estómago.
Eché un vistazo a la pantalla del ordenador y leí en el blog que estaba cargado algo referente al robo cometido semanas atrás en un banco por dos individuos que tras derribar la fachada empotrando un camión contra ella, se apoderaron de cuatro millones de euros y se dieron a la fuga.
Aunque no llevaba ese caso disponía de alguna información que había recibido a través del programa de televisión “La Noria”. Un golpe perfecto y del que no se tenía ninguna pista… hasta que yo entré en escena...
No tuve más que leer varios post para averiguar que un tal Diario y el muerto, que se llamaba Secundino, habían sido los autores del robo y que el muerto quiso quedarse con todo.
Lo último que había escrito en el blog estaba firmado por el tal Diario y lo que decía no dejaba lugar a dudas: “Secundino me cago en tus muertos, o me das mi parte del dinero o te atravieso con el cuchillo jamonero”…. Un hombre de palabra, sí señor.
Informé de todo al Comisario, quien automáticamente decretó la orden de busca y captura para el tal Diario.
Luego me fui corriendo al wc, el queso me había sentado fatal.

22 han comentado:

Eulogio dijo...

- Y ahora, ¿qué hacemos?
Dijo el lector sorprendido, pues no era un relato, sino dos.

m4n010 dijo...

Eulogio

el primero no lo había anotado para el concurso, este sí.

sonia dijo...

Otro que me sorprende.... así no se puede, al final lo tendré que lanzar a dados para poder votar.

senovilla dijo...

Lo tuyo es escribir amigo, se te da muy bien.

Participa con las dos historias, están fenomenal.

Saludos amigo.

fermin dijo...

Historias como esta hacen que uno se sienta pequeñito a la hora de escribir.
Simplemente: ¡genial!

VolVoreta dijo...

La gabardina te sienta fenomenal y el ojo de cristal está en su sitio...a Colombo no se le escapa nada, ni un acento, ni una coma, ni un punto y aparte.
Entre párrafo y párrafo, si no surjen nuevos sospechosos...el caso está resuelto!
ENHORABUENA.
Sorte e un Saudiño!

Carmen dijo...

Este relato es más divertido. Sin ser detective ya extraña un suicidio de 17 puñaladas, que sean en la espalda deja de extrañar para comnvertirse en imposible, y en el caso del queso pues lo he visto chungo, la verdad.

Carmen dijo...

(De luces y sombras)
Me he reido mucho Manolo, en serio que sí. Me ha parecido una historia muy ingeniosa y de lo más amena, y además muy bien redactada. Continúa con los casos de este hombre, a mí me apetece leer más.
Suerte compañero, un beso

m4n010 dijo...

Muchas gracias a tod@s por vuestros comentarios, me alegran y me dan ánimos.
A quien le haya gustado la aventura de este inspector les informo que ya había un caso anterior a este y está enlazado al principio de la historia y también de que habrá más.

Saludos

VIDA dijo...

Es que hay de TODOOOOO, mientras leo las historias voy pasando por diferentes estados de animo, me involucro en ellas y me alegra haber leído la tuya, es una brisa fresca, en medio del dolor, la intriga, fantasías desbordadas, duras realidades, y ahora..... a reírnos un rato y a disfrutar de tu sentido del humor convertido en historia detectivesca.
Saludos :)

Carla Mariela dijo...

Me he podido reir mucho con tu relato, ha estado divertidisimo y ademas me encantan las historias de detectives. Nada mejor para un sábado de relax que leer algo tan agradable.

Exitos para el concurso!

Ana dijo...

Me he reído un montón!!!
jajajajaj!!!.
Aún lo estoy haciendo!!
Menos mal que no lo leí antes de escribir el mío, guapo!!

No dejes de seguir arrancándonos carcajadas (porfa!) con este "pedaso" de detective.

Un abrazo.

neruda dijo...

Ya puedes contar con mi voto... Me ha parecido genial!!!... divertida, ingeniosa, original (en fin, todo lo contrario que la mia jajaja) Mucha suerte!!!

Marshal dijo...

Jeje como siempre, la historia es excelente debido a tu forma de narrar las cosas, siempre con humor pero al mismo tiempo con mucha perspicacia.

Saludos y Suerte!

Graciela dijo...

hola Manolo, bueno ahora eres detective, muy buena historia!!!, mucha suerte!!!

El redactor dijo...

Que buena historia, divertida y facil de leer !

Me gusta tu blog, me lo apunto ;)

ReChalado! dijo...

Jajaja, me hiciste reir con un texto que leo en una computadora, cosa que no es muy fácil en mí. Un relato diferente a los que venía leyendo, me gustó.

Denis Lizarbe dijo...

Ocurre que tú, sencillamente, eres genial. Pese a mi seriedad in extremis, me arrancas sonrisas, como ahora, casi siempre. Un fuerte abrazo amigo Manolo :D

Gaby dijo...

No hay duda, esta es una historia ganadora.

Me ha gustado mucho, pero mucho en verdad. :)

Toni1004 dijo...

Querido Manolo, dado que Alex ha renunciado al premio, me veo en la tesitura de ponerte tanto a ti como a Bollicao como ganadores y recibidores de la entrevista...jejeje

Mandame tu correo a mi correo y así ye la mandaré para que la respondas cuando la escriba.

Un saludo amigo.

Sarinha dijo...

Enhorabuenaa ganador del concurso de El Mosquitero!! Muchas felicidades, te lo mereces!! Muack!!

Carla Mariela dijo...

congrats al ganador versión 2.1 :o)