jueves, 11 de septiembre de 2008

Kun fun dido

Día 1 d.e.c. (después del experimento científico). Hoy comienza una nueva era para la humanidad y como bien dice el refrán: era nueva vida nueva, y yo cumpliendo con esta máxima he adoptado un nuevo hábito en mi vida y es que a partir de hoy y hasta que me muera también tomaré postre después de la merienda.
Aparte de esto me he puesto en plan maestro de Kung fu y he comenzado a impartir unas clases a mi hija para que el día de mañana esté preparada para hacer frente a uno de los peores enemigos que se encontrará en el transcurso de su vida: el hombre…
Así que me he puesto un pijama blanco de chaqueta y pantalón, una cinta negra alrededor de la cintura a modo de cinturón y he enseñado a mi hija un poco de estrategia filosófica y defensa personal.
Y le he enseñado a reaccionar ante el ataque de un desconocido de dos maneras distintas y aplicando también dos métodos distintos. El estratégico filosófico, que consiste en gritar y escapar por piernas, y otro más práctico que consiste en aplicar una patada directamente en los huevos del oponente.
Como resultado de mi primera lección he sentido la enorme satisfacción de ver que mi hija aprende muy rápido, y al mismo tiempo la dolorosa decepción de comprobar que después de más de cuatro años de gimnasio y pesas, mis huevos son tan frágiles como los de cualquiera, lo que me ha hecho recapacitar un poco sobre la que sería la segunda lección: como rematar al enemigo una vez que se dobla por la patada.
Y he decidido que esta lección se la imparta su madre que no tiene huevos, y por lo que he comprobado esta tarde los míos no le duelen, lo cual supongo por las carcajadas que se echó mientras yo recomponía la respiración y la postura.
La niña se quedó muy contenta también con los resultados obtenidos ya que se fue corriendo junto a su hermano para pavonearse de que en su primera clase de kung fu, le había metido tal patada en los huevos al maestro que lo había dejado aturdido, malherido y kun fun dido.
-Pues prepárate Lía, que a mi también me quiso enseñar y en la primera lección le metí una que lo dejé sin respiración. Y él a mí me dejó dos semanas sin la Playstation, así que despídete de la wii por un tiempo-.
Debo decir que aquí mi hijo se equivocó ya que yo nunca lo castigué por lo rápido que aprendió si no que todo lo contrario, porque lo recuerdo como si fuera ayer mismo que tras arrearme la patada y con la voz entrecortada por el dolor, le dije exactamente lo siguiente:
-Enhorabuena, buena técnica y perfecta ejecución. Ahora cabrón, pasa para para tú habitación y despídete de la Play hasta que se te queden igual de rápido las matemáticas-.
Pero lo peor de todo fue cuando acabada esta primera clase que le di a mi hija y ya repuesto del dolor de huevos, ésta va y me dice que pasa de defensa personal y de patadas, que preferiría que le enseñase bailes de salón… ¡manda huevos!, y perdón por la redundancia.
Tanta lección filosófica, tanta explicación y tanto dolor para nada… No ha aprendido lo más básico, yo sufriendo para que sepa defenderse del enemigo, y ella en lugar de tomar nota pretende bailar con él.
Juro que cada vez entiendo menos a las mujeres...

10 han comentado:

sergi m. dijo...

Permíteme que te diga que me he "descojonado" XD de risa, claro.

senovilla dijo...

Que forma de contar la vida Manolo, menos mal a que el humor nos hace ir superando los malos tragos que se pasan.

Saludos

franco dijo...

hola che como estas espero que bien yo aca recorriendo este exelente blog y deseandote la mejor de las suertes que sigas con el mismo trabajo y esfuerzo era eso nada mas ha y te espero en el mio chau suerte

Carmen dijo...

¡Qué dolor! pero haces muy bien enseñando a tu hija a que se defienda de los hombres. Los padres teneis que sufrir hasta dolores de... por los hijos.

Abrazos

Carmen dijo...

Como debe ser, lo de no entender a las mujeres digo,lo contrario sería aburridísimo. Esa especie de desacuerdo que tenemos provoca curiosidad por el otro y la curiosidad nos lleva a querer estar juntos, que es lo divertido. Tan divertido como leerte.

leolo dijo...

Eres muy grande pero que muy grande.

Presentate a tu si que vales o alguno de esos seufoprogramas que fijo que ganas.

Saludos
Cine y tonterias en:

http://blogs.hoycinema.com/jontorron

rosita dijo...

Manolo, cada dia estas peor jejeje

darkmanburt dijo...

Grande Manolo, grande. Sigues creciendo en gracia y clase.

Un saludo.

Josete dijo...

Tremendo amigo, argumentando no hay nadie que te pise los huevos, jejeje.
Eres un crack.
Saluditos.

m4n010 dijo...

Gracias a tod@s por vuestros comentarios, halagos y piropos.

Cada día peor rosita, cada dia peor...

Saludos