miércoles, 15 de junio de 2011

De protesta en protesta y yo sigo sin tocar teta

Distinguidos lectores, queridísimas lectoras, querid@s amig@s, etc, etc, y etc. Menudo sarao le montaron al Gallardón a las puertas de su casa, y todo por no autorizar un concierto en el día del orgullo gay.
¡Si por un concierto!... y yo pensando que eso de los conciertos estaba directamente relacionado con la cultura, como el cine, el teatro, etc. etc.
No caeré en la tentación de decir que un concierto no es un acto cultural, pero en vista del follón que montaron unos cuantos borregos que protestaron ante la casa del alcalde madrileño por la prohibición del mismo, si me atreveré a decir que los conciertos son actos culturales para que salten y boten unas cuantas docenas de cabezas de alcornoque. Y conste que yo soy dado a acudir a conciertos, pero no me atrevería a ir a quejarme a la casa del alcalde por la prohibición de uno, vamos, aunque fuese del mismísimo Springsteen.
No sé si la gente que fue a protestar es participe también de las famosas acampadas aunque se les relaciona, pero días atrás venía una noticia en la prensa de Santiago que decía que un grupo de feministas habían ido a protestar ante el Parlamento Gallego, acompañadas ellas de unos cuantos "indignados acampados" que no veían bien las ayudas que la Xunta de Galicia quiere dar a las familias.
De esa noticia recuerdo la foto que la acompañaba, en la que se veía un grupo de mujeres tras una pancarta que decía: "no somos incubadoras".
Pues claro que no, yo he visto unas cuantas incubadoras y muchas más mujeres y el parecido entre ambas es inexistente.
Y me pregunto yo sobre este tema: ¿pero quién carallo puede ser tan imbécil para confundir una incubadora con una mujer". Vamos a ver señoras y señoritas, las incubadoras que yo he visto son urnas de cristal en las que el bebé está al calorcito y aislado, mientras que las mujeres son de carne y hueso y tienen tetas.
Eso sí, las incubadoras tienen una ranura para enchufarlas a la red y las mujeres tienen igualmente una ranura para ser enchufadas, y es precisamente por jugar con la ranura de marras que se quedan embarazadas.
Una de las primeras cosas que aprendí yo es que con los enchufes no se juega porque te puede dar corriente, y por lo que veo algunas se lo pasan bien con sus enchufes con el único fin de correrse.
Y me parece bien, es más, yo cuando me deja juego con el enchufe de mi señora. Ahora bien, para poder hacerlo sin temor tuve que cortarme un cable que me pasa por un cojón para porder correrme sin que me de corriente.
En fin, los gays protestan al alcalde por la suspensión de un concierto, las mujeres protestan ante el Parlamento por que no quieren parir, Mariano pone a parir a Zapatero porque quiere gobernar, los parados se quejan en silencio porque quieren currar, y yo que quiero echar un polvo ¿a quién coño me quejo?... a mi señora...
Si es por intentarlo, lo intento, vaya que sí, pero debo hacerlo con tino pues si se me escapa una palabra más alta que la otra, acabo en la trena por maltratador.
Y sin embargo todos estos que protestan e insultan a grito pelado se quedan de rositas. ¡Manda carallo!.
Así que en lo sucesivo y dado a como están las cosas, cuando quiera follar y no me dejen, haré como dije en la entrada anterior y le montaré el pollo a mi jefe.
¡Vamos hombre!, es que yo voy a ser menos...

4 han comentado:

Logio dijo...

Si hubiera sido a las puertas del ayuntamiento.... pero es que parece ser que fue a las puertas de su casa... ¿recuerdas aquello de "sabemos donde vives"?

Anónimo dijo...

http://www.ambienteg.com/

Anónimo dijo...

absolutamente nada que ver con el 15M

Senovilla dijo...

Este es el país de Berlanga, pena de país.


Un abrazo.