sábado, 4 de junio de 2011

Entrada sin título (es que no se me ocurre ninguno)

Distinguidos lectores, queridísimas lectoras, queridísimos amig@s, etc, etc, y etc. Con respecto a la entrada anterior simplemente diré que gracias a tod@s y nada más. Ya os he respondido en la misma, así que el que quiera saber más, que pinche en comentarios y la lea, ea.
También dije en la entrada que prometería contaros como me había ido todo pero no lo voy a hacer porque aunque yo soy un hombre de palabra, todos sabéis que las palabras las lleva el viento y hoy por aquí sopla una brisa de carallo. Del mismo modo que prometí ir a casa de mi amigo Senovilla a darle un abrazo y muchos besos, lo cual me encantaría y no por llenarlo a besos. Sí, le daría uno en cada mejilla aun a pesar de que no me gustan los hombres con barba, pero bueno, podría hacer una excepción con él y plantarle dos, pero si quisiera más que se los pida a su mujer. Así que ya sabes amigo, si algún día te aparece alguien por casa diciéndote que se llama Manolo y que te quiere dar un abrazo y dos besos asegúrate antes de que soy yo y no un impostor.
Para que no tengas dudas te daré una amplia y concreta descripción de como soy: cojo, llevo gafas, tengo perilla y soy muy guapo, pese a que el espejo me refleja un poco desfavorecido, pero bueno, sobre esto ya sabéis que hay gente que sin ser tan guapa como yo es muy fotogénica y sin embargo yo soy todo lo contrario, guapo pero poco espejénico.
Bien, como sabéis tod@s la intención con la que he creado este blog es la de intentar arrancar una sonrisa a quien lo lea y si se tercia meterme también con Zapatero, y quien dice con Zapatero dice también con Mariano, pues aunque yo no he ido de acampada con los de Sol o con los que están aquí en la Plaza del Obradoiro, también estoy indignado y por lo que a mí respecta les pueden dar a ambos por el ano.
Porqueeee, manda carallo con la igualdad que hay en este país llamado aquí. Mucho Ministerio de Igualdad y mucha hostia inversa... pero han operado al Rey de aquí de lo mismo que a mí y yo tuve que aguardar cinco años por el diagnóstico más un año en la lista de espera para ser operado y al final quedar igual de jodido, pues si antes tenía el menisco roto ahora es el cartílago que está desgarrado, ¿pero y él?... ¿tuvo que hacer como yo y presentar una reclamación en el hospital por la tardanza?, ¿tuvo que acudir a la prensa para meter caña como hice yo?, ¿tuvo que escribirle una e-mail a la Conselleira de Sanidade para que espabilasen?... ¡noooo!... ¿y sabéis por qué?... pues porque él no es gallego.
Por eso digo yo que mucha igualdad y mucha hostia inversa. Que la cosa tiene cojones, para la rodilla que no es nada va a la privada y cuando fue lo del pulmón a la pública. ¡Así va la Seguridad Social!. Y para más inri su lesión fue a causa de practicar esquí en Baqueira Beret... ¡ja!.
A mi me parece cojonudo que esquie y que haga regatas. Como no me va a parecer bien si yo también lo hago, pero coño, hay que tener cuidado y precaución. Yo lo tengo por eso me hice la vasectomía... porque una vez esquiando se me rompió el condón en el último tramo del eslalon. Y en cuanto a lo de las regatas tuve que dejarlo tras sufrir un naufragio al encallar mi embarcación en unas rocas. Y gracias a Dios que me dio tiempo a llegar a la orilla antes de que la embarcación se deshinchase del todo. Conste que podría alcanzarla perfectamente a nado ya que por aquel entonces practicaba la natación, pero lo jodido era que me eché a la mar después de comer y no había hecho la digestión con el consiguiente riesgo de padecer un corte de la susodicha, me refiero a la susodicha digestión, porque el corte que llevo la embarcación no lo pude reparar ni con tres parches para ruedas de camión.
Ahora bien, debo reconocer que aunque cuando lo del naufragio las pasé putas por miedo a tener que echarme al agua y padecer un corte de dijestión, peor lo pasé cuando se me rompió el condón. ¡Caaarallo!, ya tenía dos hijos por aquel entonces y no sabes tú el miedo que pasé al pensar que podía tener un tercero. Y no os digo nada el miedo que pasó mi señora pensando que tenía que darnos teta a los dos, porque eso fue lo primero que le advertí, una teta para lo que venga y la otra para mí. Y la advertí porque ya estaba yo más que escarmentado después de tener dos hijos ya que ellos con un simple lloriqueo tenían las tetas a su entera disposición mientras que yo no podía ni tocarlas aún pidiéndoselo por favor.
Fueron muy duros para mi los dos partos ya que por aquel entonces era joven y se me hacía muy difícil aguantar la cuarentena. Cada vez que veía mamar a las criaturas a mi se me ponían hasta las orejas duras. Cuantas y cuantas veces viendo como la boca de los niños iban de una teta para la otra y viceversa a mí se me ponía tiesa, y claro, venga corriendo para el baño para hacerme un apaño. Tanto era que mi mujer llegó a pensar que padecía diarrea y me recomendaba que fuese al médico por si estaba enfermo. Y eso no era lo peor pues en previsión de que yo estuviese enfermo me tuvo a dieta dura para que no fuese tantas veces al baño con el consiguiente agravante para mi estado físico y psíquico ya que la alimentación que me daba me estreñía y andaba yo que ni cagaba ni follaba.
Por eso tras la rotura de aquel condón decidí un día hacerme la vasectomía. A mi mujer le dije que la hacía para no llevar más sustos y aunque en parte era así, en el interior de mí y diciéndomelo a mí, o lo que es lo mismo, pensando yo en mis adentros de mí, es decir, en mi cabeza, que en lo sucesivo esas tetas serían solo para mí.
Pero el paso del tiempo cambia a las personas y si por aquel entonces verle las tetas era lo que más me excitaba, hoy aunque se ponga a bailar en pelotas ante mí no le miro para ellas si televisan a mi Atlético de Madrid. Y es que tras 25 años con la misma y a la edad que tengo, y esto no sólo me pasa a mí, la líbido y las tetas decaen exactamente en la misma proporción.
Es por ello que yo estoy conforme en que la Seguridad Social sufrague la cirujía estética y la implantación de silicona en las tetas de las señoras, ahora bien, que sea sin pasarse y en la justa medida, porque si en realidad queremos presumir de igualdad, y cuando digo igualdad digo igualdad, lo justo sería que el sistema sanitario pague únicamente lo que al marido o compañero le quepa justo en la mano y si alguno quiere que le sobresalgan que lo pague de su bolsillo.
Ahora pensarás por eso que yo estoy a favor del COPAGO en la sanidad... ¿a que lo estás pensando?... pues como he dicho cienes y cienes de veces en este blog, lo que piensen de mí mís lectores me importa tres cojones, pero yo creo que así debería de ser, porque si empezamos exigencias de que si yo las quiero así o yo las quiero asa.... no, no y no. Es queeee... en este país llamado aquí somos muy dados a las exquisiteces por la puta cara, y lo vuelvo a repetir, no, no y no. Que a mi también me gustaría tener los huevos más grandes para marcar un buen paquete y si lo quiero conseguir me tengo que meter un trapo de relleno bajo los calzoncillos.
Ahora bien, la que quiera operarse de las tetas que se aguante y le hagan como me hicieron a mí y que se joda con las listas de espera, que en este país somos todos iguales y tenemos los mismos derechos, desde un limpiabotas cualquiera hasta el mismísimo Botín. Y si alguno o alguna tiene dudas al respecto fijense en el Rey, sabe como va eso de las listas de espera y se fue por la privada... como decimos por aquí ¡chámalle parvo!, y como dijo un borracho por la tele cuando lo paró la Guardia Civil: "VIVA ESPAÑA, VIVA EL REY, VIVA EL ORDEN Y LA LEY".
Y ahora distinguidos lectores y queridísimas lectoras, voy a tomarme la pastilla para la chaladura y tumbarme en el sofá y ver la peli de la tele, que están poniendo una de YANCLO VANDAN y ese pega unas hostias que no veas. A ver si aprendo a dar esas patadas de kárate por el aire.
¡Mierda!... se me olvidaba que soy cojo de las dos piernas... creo que será mejor que me tome dos pastillas, me tumbo en el sofá y me rasco un poco los huevos. Esto una metáfora porque en este momento no me pican, pero creo que ya sabéis lo que quiero decir.
Abrazos a vosotros, besos a vosotras y como he dicho al principio de la entrada, MUCHÍSIMAS GRACIAS A QUIENES ME TRANSMITIERON MENSAJES DE ANIMO EN LA ENTRADA ANTERIOR.
Y a tí, amigo Senovilla... no tengo palabras para describirte, lo único que me sale de esta estropeada y cabeza es que eres una de las personas MAS MARAVILLOSAS que conozco, por aquí claro, pero estaría encantadísimo de conocerte personalmente, y creo que algún día llegaré a ello, eso sí, no te hagas ilusiones con lo de los besos, al menos mientras tengas barba.

3 han comentado:

Senovilla dijo...

Te dejaría un comentario muy largo, pero ahora marcho a un campeonato de Ajedrez y como sabes ando liado con la comunión de los peques y toda la familia que ha llegado a Pamplona para verles.

Manolo, me alegro leer que mi Manolo está ahí, dando caña a la vida y soñando como siempre con unas buenas tetas.

Te dejo un vídeo que seguro te alegrará un poco más, es por lo de los besos que me quieres dar....

http://senovilla-pensamientos.blogspot.com/2009/09/me-gustan-los-que-tienen-talento.html

Y sin mariconadas amigo, ja,ja,ja.

Un abrazo y el martes espero poder disponer de algo tan preciado como es el tiempo.

Dina dijo...

Mira que disgusto me acabas de dar... que el Rey ¡¿¡¿¡¿NO ES GALLEGO?!?!?!?!?! no me lo puedo decreer.
Niño, que me encanta volver a leer a mi Manolico... y que te contaría algo más pero es que me duelen los "pieses" (ambos dos)... una dura noche de salsa, jejeje
Cuidate guapeton

Amio Cajander dijo...

Si es que tendrías que salir tu de perfil en los euros CARALHO!!!