lunes, 6 de junio de 2011

ILLA ILLA ILLA, HABLE CON SENOVILLA. ILLA ILLA OH, LA LLAMADA NO LA PAGUE YO

Distinguidos lectores, queridísimas lectoras, queridísimos amig@s, etc, etc, y etc. Esta mañana he recibido una llamada telefónica y ¡SORPRESA!, al otro lado de mi NOKIA de última generación (con cámara de fotos y grabadora de vídeo incorporada... es que tengo un móvil que es una pasada), un tono de voz que me pareció una mezcla entre la de Luis del Olmo e Iñaki Gabilondo.
Y esa voz me hace una retórica pregunta: "¿Manolo?", a la cual pude haber dicho no, aunque opté por decir la verdad así que le respondo: "sí, soy yo". Antaño solía responder con la clásica para estos casos "al aparato", la cual dejé de hacer una vez que dicha ésta la voz al otro lado del teléfono me preguntó: (por confusión creo yo) si es que tenía la mano agarrando el otro aparato y no pienso dar más explicaciones de cual era el aparato al que aquel llamante se refería dejando que mis lectoras y lectores saquen sus propias conclusiones.
Por ello y para evitar recochineos decidí cambiar la de "al aparato" por un simple "sí", ya que la clásica del "diga" me parece anticuada y la otra de "aló" me parece un poco gabacha.
Pero a lo que iba, a mi respuesta de "si, soy yo" me responde la susodicha voz: "soy Senovilla". ¡Dios, que alegría!.
Estuvimos un rato charlando durante el cual él me dijo estaba caminando y yo sentado y fumando... Sí, fumo en un lugar cerrado, ¿vas a denunciarme acaso?... Hablamos de lo que hablamos y el que quiera saber que temas tratamos que le pregunte a él porque a mí no me sale de los cojones dar ese tipo de explicaciones.
Por cierto querido amigo, no sé si alguna vez te lo han dicho, pero tienes una voz cojonuda para presentador del Telediario.
Pero sí, hablamos largo y tendido... bueno, esto a medias, porque mientras él seguía caminando yo ya me había tendido en el sofá.
El caso es que me llevé una alegría enorme, que digo enorme, me llevé una alegría grandísima, tal que por hacer una comparación diría que más grande que la Catedral de Santiago y todos sus alrededores.
Me dio ánimos para afrontar el difícil momento que estoy atravesando. Ánimos que me habéis dado también otr@s y que como le dije, yo estaba tocando fondo y lo toqué, pero gracias a vuestros comentarios en el fondo me topé y tal como le dije a él, con un muelle que al caer me hizo saltar disparado hacia arriba, lo cual espero que me dure pues como algun@s de vosotros sabéis: todo lo que sube baja (excepto el precio de la gasolina, el del tabaco y otras cosas para llevar a la boca). Esto lo sé por experiencia pues tengo parientes muy cercanos empleados en supermercados que me han asegurado que las cosas de comer una vez que suben no bajan salvo que estén en oferta. Eso sí, lo que por una cosa te bajan, en otras te la joden.
Pero ahora sé que si alguna vez vuelvo a caer y tocar fondo, allá abajo aparte de una oscuridad muy negra, en mi caso particular los ánimos de mis amigos me harán de muelle y me volverán a subir para arriba.
Y estoy convencido de que puedo bajar y subir gracias a vuestro apoyo. Gracias a eso tengo la esperanza de adquirir la experiencia necesaria y que cuando ésta experiencia esté consolidada dentro de mis adentros, sacar el carnet de conductor de ascensor y con un poco de suerte cambiar de profesión.
Nada más que decir pues lo que hablamos entre nosotros queda como una conversación de novios, cosa que no somos aunque a algún mal pensado le parezca, pero ambos estamos casados cada uno con su pareja.
Gracias por tu llamada amigo, me has alegrado el día.
Con respecto a mis problemas y gracias a los animos recibidos, aquí estoy yo y mis cojones dispuesto a dar guerra a todo aquel que la quiera. Por si alguno tiene duda aquí va una foto mía como muestra.

Aquí estoy yo, armado, perpetrado y con el uniforme mimetizado. Pero quisiera antes advertiros que por no haber hecho la mili gozo de mala puntería por lo que os ruego quitaros del medio por si se me desvía algún tiro.
(Es cierto que tengo mala puntería, pero hace muchos años en un tiro de feria, gané un oso de peluche con una carabina de aire comprimido). Cierto es, como diría Aida Niza, que con lo que gasté en balines podría comprarme la caseta de fería, una escopeta y osos como el que gané por lo menos docena y media.

4 han comentado:

Logio dijo...

Personaje interesante el tal Senovilla.

m4n010 dijo...

Personaje acojonante.

Senovilla dijo...

Manolo se te olvidó contar lo del beso, menos mal que hoy lo he contado yo, no me lo podía callar, ja,ja,ja.

Para mí ha sido una alegría hablar contigo por teléfono, aunque cuando venga la factura igual me arrepiento...

Marta está aún pachucha y ya se emocionó viendo el cuadro, sé que te llamará, así que que si oyes una voz de mujer al aparato, no te pongas nervioso, que está bien casada...

Ando de cabeza aún, no veas las de cosas que conlleva una comunión, aún ando liado pero terminando. Así que tejo un abrazo enorme querido amigo y mi mayor alegría ha sido ver como ese muelle impulsado por los que te aprecian ha servido para que estés tan guapo en esa foto que nos muestras.

Un abrazo amigo.

Amio Cajander dijo...

Vaya tíos grandes que os juntais en el Partyline... un abrazo.