viernes, 17 de octubre de 2008

La Queimada

Apreciados lectores, queridísimas lectoras, hoy voy a dedicar mi entrada a escribir de un tema muy peliagudo, caliente y por qué no decirlo, también con un punto espiritual.
Hoy hablaré de algo tan típico de mi tierra como es la “Queimada”, bebida que se hace con aguardiente quemada y que después de beberte unas cuantas te produce un efecto similar al de la poción mágica de Axterix.
Por si alguien no lo sabe, el aguardiente o caña, como decimos aquí en Galicia, es lo que por ahí adelante se le llama orujo. En el idioma de Los Siux y los Apaches sería “agua de fuego”, pero por no saber el idioma Comanche no sé como le llamarían estos. Los indios también llamaban así al wisky, del que se pillaban unas mierdas tan impresionantes que luego no eran ni capaces de cambiar de marcha en el caballo.
El aguardiente es una bebida muy fuerte que hay que tomar con precaución, pues tiene un efecto rebote muy jodido y al que hay que estar acostumbrado.
Es este efecto el producido por la acción de ingerir el líquido, que baja a través del conducto tragatorio hasta que llega al estómago.
El primer trago cuesta un poco de tomar por ser muy fuerte, pero abre el camino y permite que los siguientes bajen mucho mejor, ayudados también por la acción gravitatoria del líquido elemento que cae como una catarata todo por aquí abajo.
A su llegada al estómago se produce este efecto de rebote que hace que así como baja, se te suba directamente a la cabeza. Y si no tienes aguante, puedes acabar haciendo el indio y sin caballo.
Nosotros aquí la tomamos en “Queimada”, para purificar el alma y alejar los malos espíritus, o meigas, como les llamamos... y ya de paso para emborracharnos, aunque no todos por supuesto ya que los hay que prefieren emborracharse con ribeiro, eso ya es cuestión de gustos y de organismos.
Cuando bebemos “Quiemada” y para alejar los malos rollos, hacemos un conjuro, algo así como un autoexorcismo, aunque sin el característico vómito verde de los poseidos, claro que el nuestro es un exorcismo preventivo porque en cuanto aparece el vómito llevamos al poseido al “corpiño”.

Aquí os dejo el Conjuro de la Queimada, por si algún día os da por tomarla. Lo dejo en gallego y en castellano para que nadie se me enfade.

------

Mouchos, coruxas, sapos e bruxas.
Demos, trasnos e dianhos, espritos das nevoadas veigas.
Corvos, pintigas e meigas, feitizos das mencinheiras.
Pobres canhotas furadas, fogar dos vermes e alimanhas.
Lume das Santas Companhas, mal de ollo, negros meigallos, cheiro dos mortos, tronos e raios.
Oubeo do can, pregon da morte, foucinho do satiro e pe do coello.
Pecadora lingua da mala muller casada cun home vello.
Averno de Satan e Belcebu, lume dos cadavres ardentes, corpos mutilados dos indecentes, peidos dos infernales cus, muxido da mar embravescida.
Barriga inutil da muller solteira, falar dos gatos que andan a xaneira, guedella porra da cabra mal parida.
Con este fol levantarei as chamas deste lume que asemella ao do inferno, e fuxiran as bruxas acabalo das sas escobas, indose bañar na praia das areas gordas.
¡Oide, oide! os ruxidos que dan as que non poden deixar de queimarse no agoardente, quedando asi purificadas.
E cando este brebaxe baixe polas nosas gorxas, quedaremos libres dos males da nosa ialma e de todo embruxamento.
Forzas do ar, terra, mar e lume, a vos fago esta chamada: si e verdade que tendes mais poder que a humana xente, eiqui e agora, facede cos espritos dos amigos que estan fora, participen con nos desta queimada.

------

Buhos, lechuzas, sapos y brujas.
Demonios maléficos y diablos, espíritus de las nevadas vegas.
Cuervos, salamandras y meigas, hechizos de las curanderas.
Podridas cañas agujereadas, hogar de gusanos y de alimañas.
Fuego de las almas en pena, mal de ojo, negros hechizos, olor de los muertos, truenos y rayos.
Ladrido del perro, anuncio de la muerte; hocico del sátiro y pie del conejo.
Pecadora lengua de la mala mujer casada con un hombre viejo.
Infierno de Satán y Belcebú, fuego de los cadáveres en llamas, cuerpos mutilados de los indecentes, pedos de los infernales culos, mugido de la mar embravecida.
Vientre inútil de la mujer soltera, maullar de los gatos en celo, pelo malo y sucio de la cabra mal parida.
Con este cazo levantaré las llamas de este fuego que se asemeja al del infierno, y huirán las brujas a caballo de sus escobas, yéndose a bañar a la playa de las arenas gordas.
¡Oíd, oíd! los rugidos que dan las que no pueden dejar de quemarse en el aguardiente quedando así purificadas.
Y cuando este brebaje baje por nuestras gargantas, quedaremos libres de los males de nuestra alma y de todo embrujamiento.
Fuerzas del aire, tierra, mar y fuego, a vosotros hago esta llamada: si es verdad que tenéis más poder que la humana gente, aquí y ahora, haced que los espíritus de los amigos que están fuera, participen con nosotros de esta queimada.

10 han comentado:

Carmen dijo...

Qué parrafada!!
Nunca he probado la queimada, y me lo pensaré porque yo no me aprendo eso ni loca, pero si tú lo dices por mí, entonces sí.
Seguro que la queimada será muy buena para entrar en calor y luego... a la cama "to borracho" jajajajaj

Besos y buen día

Vitalnn dijo...

Madrecita del Carmen!!!

Entre el riojita, ese pedazo de jamón, que me ha hecho babear a las 12.41 de la mañana, y ahora la queimada, no se si voy a aguantar hasta la hora de la comida.

Da gusto ver como te cuidas!!!

Buen fin de semana.

CioN dijo...

despues de unas cuantas te vuelves como asterix??? jajaja que bueno

neruda dijo...

Que me ha hecho mucha gracia lo de "la pecadora lengua de la mala mujer casada con un hombre viejo..." jajaja.
Tendré que apuntarlo por si algún día viajo por tu tierra (asignatura pendiente), aunque me da a mí que yo solo con el olor creo que no termino ni de recitar el conjuro...jajaja, que para navidades no puedo ni probar el anís del Mono... así que imagina..jajaja
Un beso.

MoHiKaNa dijo...

Madreciñaaaaaaaaaaa¡¡¡¡ non me digas que eres galego, pois non o sabia, mira ti por onde, jajajajajaja.

Que boa a queimadaaaaaa, mmmmmmm creo que me deches unha idea para a miña festa de cumpreanos.

Biquiños¡¡¡

Carmen dijo...

LLegó aquí, a este espacio tuyo -a través del conducto tragatorio- y siempre hay alguna palabra o muchas que me hacen sonreír. Copio el confuro, me gusta tanto el idioma gallego que una vez inventé un lenguaje fusionándolo con el vasco y el castellano, se llama paromités, pero esa es otra historia.

fermin dijo...

La primera vez que escuché el conjuro fue como una sacudida eléctrica. Que fuerza tiene... y si es en gallego ni te digo.
Grabado lo tengo.

senovilla dijo...

De esta bebida solo recuerdo un duro despertar embrujado y con dolor de cabeza.

Saludos

VolVoreta dijo...

Hace "mil años" el broche de las comidas con los amigos que venían a casa...era una queimada. Acabábamos todos contentos y con ganas de repetir pero mi conjuro no pasaba de la primera frase "Mouchos, coruxas, sapos e bruxas." nunca pude memorizarla, lástima!
Un bico

fermin dijo...

Manolo te he dejado un recado en mi entrada "El Juego de las Palabras".
Te espero.