martes, 14 de octubre de 2008

¡¡ Muuuuu !!

Ayer comencé la cuarta semana de la “operación marcar tableta” que me traigo entre manos, más concretamente entre el pecho y las piernas. El progreso es espectacular, ya que cuando aprieto la barriga se me notan un poco las rayitas de la tableta, aunque de momento más bien tiene pinta de chocolatina un poco derretida.
En la piscina también progreso rápido y ya nado 40 largos (1.000 metros) en 40 minutos (2.400 segundos), siendo ya capaz de nadar 6 seguidos (150 metros) en 1,80 minutos (108 segundos) sin hacer la paradita de descanso.
Y como acabáis de comprobar, también soy capaz de hacer complejos cálculos matemáticos sin usar la calculadora.
A mis 48 años de edad (47 en Canarias), puedo decir que de cabeza para abajo estoy hecho un toro, y de cabeza para arriba no lo sé porque como suele suceder en esos casos, el toro es el último en enterarse.
Un toro, sí… aunque cierto es que con algún que otro achaque, pues ya se sabe que el desgaste de los años no perdona, no obstante ya me han tenido que introducir un dedo por el recto para tocarme la próstata.
A este tocamiento le he escrito un post, que por ser mi primera vez lo he hecho en verso y que os invito y recomiendo leer por si algún día tenéis que pasar ese trance. Se titula Visita al urólogo”, y podéis ir a él pinchando donde pone “Visita al urólogo”.
Pero no es de mi culo o mi próstata de lo que os quiero hablar, si no de todo lo que hay a su alrededor, es decir, mi cuerpo en general y de como poco a poco se está transformando en un cuerpo fuerte y duro como una roca. De hecho esto lo he comprobado no hace mucho tiempo al orinar una piedra.
Ahora bien, no creáis que convertirse en un toro se consigue así porque sí, pues a mis espaldas llevo muchas horas de gimnasio y una dieta casi escrupulosa en la que las grasas no tienen lugar. Mucha fibra, pues como bien se suele decir: “somos lo que comemos”, lo que me lleva a preguntarme ¿cuándo coño me comí yo esa piedra?.
Yo se lo atribuyo a una ración de berberechos que tomé poco antes de expulsarla, ya que al comerlos tuve la impresión de que no estaban bien lavados y masticándolos notaba que aun tenían algunas arenitas.
No quiero ni pensar que si por todas las ostras que comí tuviese que expulsar una perla, ya que si por una piedrecita de nada estaba que subía por las paredes con el dolor, una perla tiene que ser como un parto de gemelos.

Os dejo un video de unos tipos también muy duros, aunque estos más que como toros, están como cencerros.

8 han comentado:

Carmen dijo...

Parece que lo del gimnasio te está dando resultado, me tendré que apuntar porque yo a mis 43 años (42 en canarias como tú dices) también noto el paso del tiempo.
Aunque lo de la dieta no sé si podré hacerlo porque me gusta comer lo que se me antoja.
Bueno de momento me lo voy a pensar a ver si me decido.
Ya te contaré,

Besos y buen día

VolVoreta dijo...

Uy, Manolo, como lo siento...Mirado con humor, se puede decir que cumpliste el deseo de muchos hombres: tener dolores de parto.
Cuidar el cuerpo es tan sano como cuidar la mente...así que lo estás haciendo muy bien.
Las semillas de calabaza (ingeridas) están recomendadas para los problemas de próstata. Tú "Pa lante" ¿eh?
Un bico

Vitalnn dijo...

ufffffff, vaya marrón nunca mejor dicho..

Mucho ánimo que eso dicen que duele un huevón y parte del otro.

Saludos,

Silvia.

Josete dijo...

Ni bromeo, si tube yo un cólico al riñon y creía que me moría, y eso que dicen que es arenilla, pues no te quiero decir piedras.
Cuidate Manolo.

fermin dijo...

A mi ya no me mueve del sofá ni un tiroteo. Que uno no tiene el cuerpo como para darle caña.

El Portero dijo...

Hola Manolo,

Acabo de encontrar entre los grafitis que soy papá. Ten cuidado en donde te metes que te estan dejando el mural....

m4n010 dijo...

carmen
si que me da buen resultado, y a lo que yo digo dieta es comer de todo, pero no creo que tú la necesites.

volvoreta
le llaman el parto de los hombres, pero vi parir a mi mujer y ni se le parece.
yo p'alante. jajaja

vitalnn
duele un huevo, parte del otro y parte de otras cosas.
¡carallo si duele!

josete
lo de la piedra es agua pasada, o mejor dicho agua meada ya, fue el año pasado creo.
me cuido, me cuido...

fermin
yo estaba también tirado en el sofá hasta que un día me costó levantarme.
A nuestra edad es recomendable... sin dejarse la piel claro.

portero
jejeje, hay mucho gamberro por ahí, espero que no te importe.


Gracias y besos para ellas, saludos para ellos.

senovilla dijo...

Cuidate amigo que ya no estamos para abusos gastronómicos.

Menos mal a que todo te lo tomas con un gran humor.

Saludos.