domingo, 2 de marzo de 2008

Echando un vistazo atrás.

LOS TORPEDOS C.F.


Buscando entre mis papeles he encontrado esta vieja foto del los TORPEDOS, equipo de fútbol, de la Ponderosa de Abajo¡EQUIPO CAMPEON DONDE LOS HAYA!…
Hermano, tú que me lees, refréscame la memoria, ¿cuántas victorias tenemos en nuestro palmarés?, ¿3, 4, 5?..., pero que bien sabíamos perder, yo creo que podríamos haber sido grandes si también hubiésemos sabido ganar.
Quizás con un poco más de orden en el juego hubiésemos sacado mejores resultados, lo cierto es que la táctica de los nueve delanteros acosando al la portería rival nunca se nos dio bien, yo creo que era porque dejábamos muchos espacios entre las líneas.
Y en esas líneas se movía Toño, el arquitecto de nuestro juego (y de nuestras cabañas, sobre todo las de piedras… su padre era albañil y lo llevaba en la sangre) que poco podía hacer con tanto hueco. Era un monstruo con el balón, lo cogía y ya no lo soltaba hasta que se lo quitaban.
Siempre pensé que si jugásemos con dos balones habríamos sacado más rendimiento al resto del equipo, un balón para Toño y el otro para el resto.
Después teníamos a Fran, que cuando empalmaba con la zurda se le descolgaba la patilla derecha de las gafas… hubiese sido muy bueno si tuviese las orejas un poco más grandes.
O Joaquín “el Machaquito”, que pese a su corta estatura iba muy bien de cabeza, sobre todo cabeceando los balones rasos… la pena es que no se atrevía a meterla.
En la foto salen Javi y Choni, nuestros fichajes estrella. Estaban en auge la llegada de jugadores extranjeros a los equipos de primera y ellos eran nuestros extranjeros ya que eran de otro barrio.
Y no eran del barrio de al lado como los extranjeros que tenían LOS LEONES de la Ponderosa de Arriba, (los recomendados del cura) nuestro eterno rival, nuestras figuras tenían que coger el autobús para venir a jugar… y eso parece que no, pero daba categoría al equipo.
Y que me dices del portero, el menda… En la foto soy el de la camiseta negra, emulando al archiconocido guardameta ruso y que no sé como le llamaban, pero sí que le apodaban “la araña negra”, por eso iba de negro, para parecerme a él.
Yo también me gané mi apodo, yo era “la oveja negra” del equipo.
¿Y tú?, ¿te reconoces en la foto hermano?, eres el gordito de abajo… ¡Que malo eras coño!, te pasabas todo el partido con las manos en los huevos insultando al portero rival, no tocabas una pelota y cuando te pasaba una cerca te tirabas a la piscina…
Aparte de éstas tu juego tenía otras virtudes, no las mencionaré porque no tengo porque herirte.
Y para l@s amantes de las estadísticas diré que esta foto está tomada en lo que hoy es el barrio de Nuestra Señora de Belén, Vite, y sé con toda certeza que algun@s que me leéis tenéis vuestras casas sobre lo que fuera el terreno de juego del glorioso TORPEDO.

5 han comentado:

pichichi dijo...

donde iba a meter las manos si el que jugaba al futbl era toño

teu herman dijo...

jejeje, pichichi...

Acuerdate además que tanto le daba tirar contra la porteria de los otros como tirar contra la suya.

A ti te hubiese ido mejor el fútbol italiano por lo marrullero que eras.

teu herman dijo...

Por cierto chago... tú eras el único que no jugabas con la camiseta de felpa, la tuya era de verano.

pichichi dijo...

cierto es
nuestro portero era el peor del equipo, porque toño cuando tiraba hacia nuestra porteria le tiraba a dar y aun asi no la paraba

teu herman dijo...

Y vaya que si tiraba a dar... además apuntaba a la cara.
Pero siempre fui muy bueno esquivandolas, tan bueno que no las pillaba ni queriendo.

Así es el fútbol como diría el "sabio de la berza".