jueves, 19 de marzo de 2009

Alto el fuego

Estimada madre de Sarinha, sea usted bienvenida a este humilde blog en el que espero se sienta como en su casa, o mejor incluso, ya que aquí el que plancha, hace las camas, friega, cocina, remienda y apaña es el menda lerenda, o lo que es lo mismo yo aquí hago todo menos lo otro… y si me ha leído mis entradas anteriores ya sabe por donde van los tiros.
Así que usted señora, póngase cómoda y diviértase, que para mí es un honor tenerla como lectora, ahora bien, yo la advierto más que nada y para que después no se sienta engañada, que a mí aquí se me escapan muchas palabrotas y a veces escribo unas guarradas que manda cojones… Ve, ahí se me ha escapado la primera.
Distinguidos lectores, queridísimas lectoras (ya con la madre de Sarinha incluida), buenas noches o buenos días, lo digo así porque aunque empiezo a escribir esta entrada por la noche a lo mejor no la acabo hasta mañana por la mañana, así que queda dicho de las dos formas y que sea lo que Dios quiera.
Como habéis leído en mis últimas entradas, llevaba una temporada enfadado con la parienta, mejor dicho la parienta llevaba una temporada enfadada conmigo. Pues bien, tengo que decir que la cosa ha acabado como suelen acabar estas cosas, con carpetazo y hasta la próxima bronca.
Ahora sólo falta firmar la paz haciendo cositas, y puedo asegurar que la firma será prolongada ya que tengo la pluma llena de tinta.
La verdad es que podríamos firmarla ahora si quisiera, pero a mi me gusta firmar con rúbrica y letra y sé que hoy ella está agotada del trabajo, así que para echar un garabato mejor lo dejo para mañana que seguro me sale la letra más bonita.
Tengo que decirles y al mismo tiempo agradecerles, a quienes me han dedicado unas palabras de aliento en los comentarios que yo tenía esta batalla medio ganada pese a que ella había atacado directamente a mi punto más débil.
Ha sido duro y aún es puesto que hasta mañana na de na, sobre todo a partir de la segunda semana ya que mentalmente estoy preparado para 15 días de guerra sin cuartel, coño, pero a partir del decimosexto día la situación empeoró de tal manera que ya miraba para cualquiera, y fíjate hasta donde llegué que ayer incluso la estanquera.
A mi edad pensé que físicamente aguantaría mejor la sequía, pero no, puesto que también a partir de la segunda semana hubo momentos en los que se me desbocó, pues me puse a pensar y pensar y de tanto pensar se me fue la olla y tras ella lo que rima.
Ya sabes, a veces te pones nostálgico y te cae la lágrima con un recuerdo triste, otras sonríes porque te has acordado de un chiste, pues yo me ponía como me ponía porque cada uno se acuerda de lo suyo.
Y lo mío no era un chiste para reírme, tampoco era tan chungo como para llorar. Era simplemente que se me acordaban las ganas de follar y me ….. –perdone señora, me había olvidado de usted y de que era nueva por aquí, y de verdad que no me gustaría nada quedar como un ordinario a la primera de cambio, de eso no me cabe duda que se dará usted cuenta más adelante-.
Por dónde iba… ah si, decía que pese a la dureza de la batalla, yo comenzaba a tener la sensación de que podía ganarla, pero los 6 meses de guerra de Fermín fueron un disparo directo a mi línea de flotación, y me hundí, me hundí como el Prestis y menos mal que no partí.
Así que di un paso al frente para llegar a una tregua que no el brazo a torcer, eso sí, sin que tampoco se notase nada en absoluto, de hecho aquí estoy ahora pudiendo haber echado ya una firma, pero no debe parecerle que ando tan desenfrenado, sino la próxima me tiene dos meses a palo seco.
Ahora bien, la venganza se sirve en plato frío y mañana pienso poner toda la carne en el asador en el asunto, pero en cuanto acabemos le digo que la perdono.

10 han comentado:

Carmen dijo...

Ah! pero al final eres tú quien tiene que perdonarla a ella... pero ¿no era ella a ti?

Bueno sea como sea, me alegro mucho que todo se haya solucionado.

Un besito y que disfrutes... del día del padre.

Sarinha dijo...

Olé!! Cuando lea esto mi madre se va a descojonar, pero ella no sabe dejar comentarios. Y si lo hace en tu blog y no en el mío, me enfado y no respiro!! jajaja. Gracias por esa bienvenida ;) Un besito

Naida dijo...

Vaya tela...bueno, yo también me alegro que se haya solucionado, el fin no justifica los medios...o sí?

Vas a revolucionar a todas las mujeres a este paso ;)

Antonio E. Zafra dijo...

Me alegro Manolo. Mañana el aparato parecerá un geiser jajaajja

Aspective dijo...

Ánimo que vas a triunfar... Pero como la perdones te vas a pasar otro mes mirando las cortinas... tu veras

VolVoreta dijo...

Ánimo Manolo que ya queda menos , sabido es, que las reconciliaciones son lo mejor de las peleas.

Un bico y que tengas "un feliz fin de semana" :)

Calenda dijo...

Me alegro mucho Manoliño que se te veía muy mustio.Ahora a ser bueno y a disfrutar de la reconciliación que eso es lo mejor.

Opaito dijo...

Eso me huele a rendición, juas.

Lily de Venus dijo...

SACASTE LA BANDERITA BLANCA MANOLO!

jajaja... pero bueno algo terrible tuviste que hacerle a tu pobrecita e indefensa esposa para que te cortara los servicios por tanto tiempo...

Saludos..

DaniBai dijo...

eso es lo mejor de las guerras cuando se firma la paz, pero ten cuidado y recarga la pluma de tinta que un descuido lo tiene cualquiera.

adio manolo.