viernes, 6 de marzo de 2009

Liado en la rotonda

Este mediodía y en un acto casi desesperado, se me ha dado por mirar bajo el colchón por si fuese el caso de que la parienta hubiese hecho como el otro y fuese ahorrando algo a lo largo de estos casi veinte años de matrimonio.
Y cuál ha sido mi sorpresa que aparte de un poco de polvo he encontrado una zapatilla, y yo que tengo dos pies me pregunto dos preguntas ¿qué hacía esa zapatilla ahí y dónde coño está la otra?.
Pero lo que más me ha dolido es que también he encontrado una moneda de dos céntimos. ¡Coño! ¿y cómo es posible no me haya dado cuenta de esta falta?. Pues vaya una mierda de contable que estoy hecho.
Si al final va a tener razón mi jefe quien después de 35 años en la empresa, se ha dado cuenta la semana pasada que no sé hacer mi trabajo. Y la verdad es que razón no le falta, ya que después de tanto tiempo ni siquiera he aprendido a restar.
Claro que todo hay que decirlo y así que cada palo aguante su vela, yo por no saber cómo se resta y la calculadora por dar el resultado exacto.
Porque yo estoy seguro de haber tecleado los números correctos, además que he corregido la operación medio ciento de veces, incluso ahora si hago la prueba me vuelve a dar el mismo resultado. Y si alguien de los que me lee tiene una calculadora a mano, le pido por favor que compruebe la operación conmigo por si acaso la mía esté afectada por mi incompetencia.
Si la tienes cerca teclea lo que te digo:
Si un trabajador tiene derecho a 30 días de vacaciones al año y disfruta 15, ¿cuántos le quedarían pendientes para disfrutar?.
Según mi calculadora le restarían otros 15, si lo hago en una hoja de cálculo también me dan 15, y mira si estoy en tan mala racha que lo quise hacer a mano y se le rompió la punta al lápiz.
Pero me cago en todo lo que se menea, algo debe estar mal porque mi jefe hace la resta y le da como resultado 0, la haga a mano o con calculadora.
¿Y a ti qué te da de resultado la tuya?...
Por favor te lo pido, aunque no te de ese resultado miénteme y dime que te da 15, porque si a ti también te da 0 entonces me pego un tiro por incompetente. Bueno, un tiro no porque no tengo pistola y las venas no me las corto porque ver sangre me marea, pero juro por Dios que mañana voy al barbero y me corto el pelo.
Y puedo asegurar y también jurar por lo que más quiero, que yo fui a la escuela el día que enseñaron la resta.
Y como estas cosas nunca vienen solas, ya lo dice el actor norteamericano Eddy Murphy y esa famosa ley suya que pronostica que cuando algo tiende a ir mal, va mal, en casa me sucede algo más o menos parecido. No hace falta que cojas la calculadora porque esto no es un problema aritmético.
Pero a mi mujer le ha pasado como a mi jefe, que después de casi 20 años de matrimonio se ha dado cuenta también ahora que entre nosotros no tenemos nada en común, ni gustos, ni aficiones, ni coincidimos en nada por el estilo.
¡Coño de Dios!, yo pensando que era amor y resulta que era la hipoteca.
Bueno, la verdad es que no es la primera vez que me dice esto, lo que pasa es que de esta vez y como dice el cuento de la lechera y el cántaro, tanto va a la fuente que al final ésta se agota y no echa ni gota… bueno, en este momento no sé si es la fuente la que se agota o es la lechera quien se cansa de tanto ir y venir con el cántaro a cuestas.
Y ahora me encuentro que no sé si estoy como la fuente, como el cántaro, o como la lechera, pero para que me entendáis mejor, estoy hasta los huevos de oír siempre la misma cantinela.
Y yo me conozco bien, vaya que si me conozco… un día de estos cojo la rotonda y… y… a saber por donde carallo salgo, y cuidado que estoy preparado... tengo el depósito de gasolina lleno.

7 han comentado:

senovilla dijo...

Pues va a tener razón tu jefe, haces mal las cuentas:

Tienes 30 días de vacaciones
Te vas 15 días de vacaciones
Te quedan según tu jefe 0 días de vaciones.

Te pones malo con esos catarros que te coges en pleno verano y se complica la cosa por que va a ser muy contagioso y el médico dice que sigas descansando.

Total reago la cuenta:

Coges 15 días de vacaciones.
Otras 15 Bajas de Resfriado que a 7 días cada una salen 105 días.
Y seguro que a tu jefe le cuadra bien la cuenta ahora, te quedan 0 días de vacaciones.

Ánimo Manolo que los curros son así de cabrones y los jefes no saben contar, por eso son jefes.

m4n010 dijo...

El asunto no me lo hizo a mí sino a otro compañero, a mi no se atreve.
Lo que pasa es que hacer las nóminas y el pago de las mismas es mi trabajo y aparte de la discusión que tuve con el jefe por esto, se me hace muy desagradable darle a firmar algo así a un compañero.
Al final el tema quedó aclarado y la resta dio 15 y bajó la oreja.
Pero no le consiento que despues del tiempo que llevo allí me diga como me dijo por esto que no sé hacer mi trabajo, teniendo yo razón además.

Aspective dijo...

Un consejo cínico:
Métete a un gimnasio y dale de hostias al saco. O ponte a correr hasta que no puedas más. O subete a un monte solitario y le gritas a todo pulmón al eco todos los insultos y tacos en varios idiomas que te sepas.
Después vuelve a casa, haz las paces con la parienta, que de la hipoteca o se divorcia nadie y además tu coche se queda sin garaje, a la intemperie,y sobre todo, conserva el curro como sea.
La dignidad es muy importante, muchísimo, y la retomarás cuando se acabe la crisis. Mientras guárdala en un armario con naftalina para que no se estropee. Ya sabes el popular dicho:
Más vale comer de rodillas, que morirte de hambre de pié.
Un abrazo práctico que no elegante.

Javi dijo...

Ay Dios mío, en el curro que me dejó desquiciado de los nervios aguanté:

* Salarios por debajo de Convenio.
* 250 horas de curro al mes.
* Hacienda me abrió un expediente porque las retenciones que se me practicaban en las nóminas, no se le ingresaban al Fisco.
* Cotizaban por mí en la Seguridad Social lo que les daba la gana.
* Y si Manolo, después de estar reconocido por compañeros de varias empresas como un gran profesional (no quiero echarme flores), los jefazos de la mía me dijeron más o menos lo que a ti.
* Esto es un pequeño resumen, si sigo Manolo, te dejo el Blog bloqueado, y como que no es plan.

Lo más jodido es tener que estar mal por culpa de cuatro indeseables...boh, por culpa de ellos no, la culpa es mía, por facerlles caso. Claro que cada uno es como es.

Animo Manolo....cago en tal!!!

Saludiños
Javi

fermin dijo...

Eso ¡cago en tal! manolo. Coge el coche y a la parienta subir al monte y mirar que vello es el horizonte. Dejaros de rotondas y de gaitas.
Y si, los jefes no saben restar solo sumar. Unos cuantos años de asesor sindical me lo demostraron.

Eulogio dijo...

Yo se de uno que hace la cuenta dos veces y te dice que la semana del puente de la constitución son vacaciones y te jodes y punto.

Busca un rotonda que esté mas lejos, si es posible en la montaña y con vistas al mar y da las vueltas que te de la gana, hasta puedes chillar rueda si quieres, pero cuidado con lo que dijiste de la dirección prohibida que eso me ha dejado muy preocupado.

Montse dijo...

Hola guapo, ten cuidado con las rotondas, quiera que no encuentres la salida ideal y te marees, que son puñeteras de narices.

Lo de tu jefe es que el resta por el artículo 33, y tú, lo haces de maravilla, 30 menos 15, restan 15,pero como el que manda es el organiza-pueblos de tu jefe, pues amén.

Besitos y gasta la gasolina llevándote a tu "santa" a dar una vuelta y disfrutarla