miércoles, 21 de mayo de 2008

Pico, pala y piropos

Siguiendo con el tema de los piropos voy a hacer una pequeña homilía sobre estos halagos y cosas bonitas que los hombres decimos a las mujeres y para los que hay verdaderos artistas, del mismo modo que auténticos garrulos.
Es muy probable que el piropo fuese inventado por un albañil mientras construía su palafito y a buen seguro éste debió de ser un: “ug, ug, ug, y te la metía hasta los huevos”.
Y poco más avanzaron los albañiles en el tema del piropeo, afortunadamente sí lo hicieron en otros terrenos, prueba de ello es que no se te cae la pared encima a la hora de colgar un cuadro.
En referencia a la brutalidad que los albañiles tienen a la hora de soltarlos, hago esta entrada para salir en defensa de tan castigado gremio, sobre todo ahora que por razones económicas muchos deberán bajar del andamio para irse directos a la cola del paro.
De entrada debo decir que trabajo en una empresa del sector de la construcción y que paso mucho tiempo en obras, por lo tanto algo sé de las costumbres de estas especies y a la que con mucha honra pertenezco.
Tengo que empezar diciendo que es cierta la fama que tienen estos obreros, como también debo decir que he visto a muchas señoras pavonearse muy intencionadamente delante de la hormigonera y no quedarse a gusto hasta que el de la pala le larga un piropo.
Y alguna he visto como después de provocarlo se hacía la ofendida, a otras agradecerlo con una sonrisa y al piropo más brutal que en mi vida he oído, la chica se partió de risa y este era un: “nena, que buena estás me cago en la cona que te parió”.
Un poco brutos sí son, pero… ¿y cuándo ellos son las víctimas de las provocaciones del sexo contrario?, ¿o te crees que no las hay?...
Tengo compañeros que han puesto peros o se han negado a ir a trabajar a las casas de muy distinguidas damas por tener la señora la mala costumbre de vestirse o desvestirse delante del pobre hombre o porque se le paseaban por delante de las narices en pelota picada… y aun por encima: "¿usted qué mira?... atienda a lo suyo".
Y alguno tengo también que se sacaba buenas propinas quedándose a hacer extras fuera del horario, y no precisamente de albañilería o pintura, así como de alguno que otro que acabó casándose con la clienta.
Recuerdo también que en Santiago, cuando se levantó el conocido edificio de Simago, a una estudiante que paralizaba toda actividad en la obra de 11 a 11,20 de la mañana, al ducharse a conciencia con la ventana abierta y a la vista de un ciento de operarios, que si bien al principio la cosa comenzó tímidamente, poco a poco fue adquiriendo tal descaro que al final incluso le aplaudían, dedicándoles ella en más de una ocasión un más que sugestivo bailoteo de las tetas, claro que eso sólo lo hacía cuando estaba contenta, porque cuando no tenía buen despertar se cagaba en la madre de todos.
Y aquel despelote diario adquirió el tono de oficialidad, cuando el propio encargado cambió la hora del bocadillo para la hora de la ducha.
Y casos como el de esta morena un motón, pues en frente de una obra siempre solía tocar una vecina que diese la nota, siendo en alguna ocasión el espectáculo tan completo que aprovechándose de que tenía público, o se hacía un apaño ella sola o se lo montaba con su pareja… eso sí, antes de abrir las piernas abria las cortinas.
En fin, que la mala fama recae en el pobre albañil, aunque los de ahora no son tan echados p’alante como los de antes, además hoy en día en las obras se lleva el piropo rumano, búlgaro o marroquí. Que vete tu a saber lo que te están llamando.

9 han comentado:

pitufina dijo...

No se si reirme o echarme a llorar. Mi marido trabaja en la construccion y no se yo si dira muchos piropos. jajjaja. Por si acaso no me voy a pasar por la obra no vaya a ser que me lleve una sorpresa jjajajaj

m4n010 dijo...

riete que para eso la he escrito.

Pero para mayor tranquilidad, te recomiendo que leas esta:
http://manologos-puntoycoma.blogspot.com/2008/03/infidelidades.html

saludos

m4n010 dijo...

perdon que no me cogió entera la dirección que te he dado

acaba en infidelidades.html

no en infidelidad

pitufina dijo...

Ya lo lei y ahora entiendo porque los hombres quereis hacer siempre las chapuzas en casa. jajjaja.

pitufina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
pitufina dijo...

Ya lo lei y ahora entiendo porque los hombres quereis hacer siempre las chapuzas en casa. jajjaja.

m4n010 dijo...

jejeje... el que sabe, sabe...

senovilla dijo...

Manolo, el mejor piropo es el que se susurra al oído, y no el que se dice a gritos.

Un saludo.

Graciela dijo...

Manolo parece que lo de GRITAR!!! no precisamente piropos es una costumbre en todos lados.
Es algo muy molesto que los obreros de la construcción, los camioneros TE GRITEN "yegua!!!", !!!mamita como hiciste ese culo!!! a ésto la respuesta !!!culiando como tu mamá!!! o los babosos que cuando pasas te gritan al oído hummm cosita!!!
En fin hay de todo como en botica, mujeres que toman sol desnudas frente a albañiles o pintores...mujeres que esperan con alegría la llegada de ellos.
Besos y abrazos