jueves, 8 de mayo de 2008

¿Dónde vas, inspiración?

Llevo unos días en los que me cuesta mucho encontrar tema sobre el que escribir. Recurro al bloc de notas con el fin de encontrar alguna anotación que me de una pista y ni con esas.
Lo cierto es que hace mucho que no anoto nada en él, la última anotación que tengo escrita es: debo un café en el bar de enfrente… a la que hoy le he añadido: a partir de hoy tomar el café en el bar de al lado.
Tengo muchas notas tomadas en él, algunas me resultan ilegibles pese a estar escritas con mi puño y letra. Pero han sito tomadas a vuelo por eso que no es de extrañar que alguna letra esté movida.
¿Dónde me va aquella inspiración que tenía cuando empecé?. Desde aquel post: “mi talento por el wc” y la posterior compra del bloc, la lucecita se me ha apagado, quizás sea una señal para que me compre una vela o una pila para la linterna.
El caso es que tiro de recuerdos de mi ajetreada vida y pese a tener montones de ellos y de todo tipo, no sé como contarlos. La verdad es que los comienzo todos muy embalado, pero llega un momento en el que me quedo atascado.
Por eso que tengo un ciento de borradores medio escritos, pero me falta esa inspiración para acabarlos. Todos empizan más o menos con el: “Había una vez…” y de ahí no paso.
No sé si esto es debido a que al principio creía que sólo me leían en casa, por eso me importaba un pimiento escribir chorradas puesto que ya me conocen más que de sobras y están acostumbrados a estos ramalazos de locura que me dan de cuando en cuando, sobre cuando no me presta bien el desayuno.
Pero ahora me estoy dando cuenta de que por ahí si me leen y que en mi casa ya no lo hacen, menos mal, porque después del post de las pajas… Joder, no se que me da pensar que mi churry me imagine con el pito metido en una bolsa de pipas y ocho moscas rozándome la punta… Mucho me jodería que se celase, porque temo a las mujeres cuando se ponen celosas, aunque siendo como es la mía seguro que se compadece de las moscas.
En fin, seguiré intentándolo… por lo de pronto llevo un buen rato recordando pasajes de mi vida y el único que hoy me viene a la memoria es la muerte de Chanquete, a quien he visto morir más de ocho veranos, con lágrimas incluidas los dos primeros… luego ya me acostumbré y dejé de llorar por él, más que nada porque presentía que lo vería morir más veces. Y no estaba equivocado.
Así que sigo con la mente en blanco, pero ya que lo he mencionado, hoy voy a echar un padrenuestro por el difunto Chanquete y para tomar nota de un nuevo apunte en el bloc de notas: Comprar papel higiénico…. Es que cuando escribía en él estaba más inspirado.

3 han comentado:

Toni1004 dijo...

Suele pasar Manolo. A veces el querer escribir todos los días nubla el cerebro y lo atasca. Yo escribo sobrew muchas cosas, pero p`retendo solo una entrada al día. Muchas otras veces lo que hago es guardar en borradores entradas ya ac abadas, como lo pueden ser v´çideo y demás cosillas, que se sabe que siempre serán buenos para publicarlos.

A veces lo que hay que hacer es escribir menos y leer mas...jejeje. Hay que dosificarse y guardar entradas para los días de falta.

m4n010 dijo...

Sabio consejo amigo, sobre todo para un cerebro tan nublado como el mío y en un día nublado como este que hoy tenemos por aquí.

Pero es defecto de este animal el querer hacerlo todo de prisa y a la vez.
Lo que sí es cierto es que más de una entrada al día es un desperdicio, porque si te dejan de entrar un par de días, cuando lo hacen ya se han perdido bastante de lo que has hecho.

De todos modos yo también me guardo montón de borradores y cuando no se me ocurre nada pongo una de videos.

Por hoy ya hice bastante... a la noche pondré un vídeo y me voy pronto para cama, mi churry hoy se merece una entrada.

pinchinho dijo...

No sé si darle la enhorabuena o el pesame a tu churri.

Pues joer, haz como todos los españoles.
Si ves que no te llega la inspiración pues habla de futebol y de sexo...